En Guatemala las urnas se cerraron el domingo para decidir en una consulta si su antigua disputa territorial con Belice es sometida al juez de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, después de una jornada pacífica en la que el fantasma del abstencionismo prevaleció.

Los colegios electorales cerraron a las 18H00 locales (00H00 del lunes) tras 11 horas de votación, que transcurrieron “sin reporte de incidentes” de seguridad, según la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Mijangos.

En este contexto, más de 7.5 millones de guatemaltecos fueron convocados, mientras que se abrieron 19.578 juntas receptoras en los 340 municipios que integran este país, pero la poca participación marcó el proceso.

En este sentido, el vicepresidente guatemalteco, Jafeth Cabrera, declaró que autoridades beliceñas indicaron que el referendo lo podrían realizar en mayo próximo, pero por el momento no hay un anuncio oficial de ese país.

Guatemala reclama a Belice unos 11.030 km² de territorio, así como centenares de islas e islotes, mientras que la disputa se refiere a 1783, cuando España –que entonces colonizaba lo que hoy es Guatemala– dio esos territorios en concesión al Reino Unido para que explotara madera.

Guatemala desplegó el 22 de abril de 2016, 3000 efectivos en la frontera que comparte con el país centroamericano.

Por otra parte, Belice, que se independizó del Reino Unido en 1981, estableció sus límites según una convención entre Guatemala y el Reino Unido en 1859.

En 2008, ambos países prometieron ir a la Corte Internacional de Justicia para poner fin a la controversia de más de dos siglos. Guatemala dará el primer paso con la consulta de este domingo mientras que Belice aún no ha fijado una fecha para su referendo.

A su vez, el Instituto Centroamericano de Estudios para la Democracia (DEMOS) denunció “deficiencias” en el control electoral, y reportó actos de propaganda o acarreo de votos.

 

Apr 16, 2018 05:32 UTC
Comentarios