Jan 12, 2019 10:57 UTC
  • Maduro inicia segundo mandato en Venezuela; insiste en contrarrestar medidas hostiles de EEUU

ParsToday – El presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, inició el jueves su segundo mandato presidencial tras prestar juramento en la Corte Superior de este país.

En las elecciones del pasado 20 de mayo, los venezolanos reeligieron a Maduro como su presidente, pero Estados Unidos las tachó de ilegítimas y condenó la presidencia de Maduro.

 

Teniendo en cuanta el enfoque hostil de Occidente, especialmente de EE.UU. contra Venezuela, Maduro simultáneamente con el inicio de su segundo mandato, lanzó críticas, acusando a Washington de desatar una guerra imperialista mundial contra su país, azotado por la crisis. Los aliados regionales de Maduro, incluidos los presidentes de Nicaragua  Daniel Ortega, de Bolivia Evo Morales y de Cuba Miguel Díaz- Canel, estuvieron presentes en esta ceremonia. En su discurso, Maduro reaccionó a las críticas de los opositores internos y externos diciendo: somos una democracia auténtica, destacada, popular y revolucionaria y no una democracia compuesta por élites o supermillonarios que para reforzar a su grupo económico, han ido a la guerra y saquean a los pueblos.

 

Desde la llegada al poder de un gobierno izquierdista en Venezuela en 1999, Estados Unidos siempre ha buscado socavar y derrocar a este Gobierno y a los presidentes anteriores y actuales del país sudamericano, y no sólo apoya a la oposición venezolana, sino que también ha movilizado a sus aliados en América Latina en contra de Maduro y pide su renuncia o su derrocamiento.  El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, acusó a Maduró de usurpar ilegalmente el poder y subrayó que aplicará todo el peso económico y el poderío diplomático de Washington para restablecer la democracia en Venezuela.

 

La Casa Blanca también respalda las medidas de sus socios regionales en América, destinadas a debilitar al gobierno izquierdista venezolano. En los últimos meses, los gobiernos derechistas latinoamericanos han intensificado sus gestiones contra el Gobierno izquierdista de Caracas. En este sentido, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, en un acto teatral y propagandístico, justo minutos después de la toma de posesión de Maduro, declaró que Paraguay va a romper sus relaciones diplomáticas con Venezuela. Previamente, el canciller paraguayo había afirmado que su país y otras naciones miembros del Grupo de Lima no reconocen la nueva Administración de Maduro. El Grupo de Lima, compuesto por 12 países americanos, fue formado en 2017 bajo influencia de EE.UU., ha anunciado que su principal objetivo es hacer frente el Gobierno legal venezolano. Asimismo, el presidente derechista y extremista de Brasil Jair Bolsonaro, tras su llegada al poder en enero pasado, ha intensificado su posición frente al Gobierno de Caracas. Bolsonaro es uno de los jefes de Estado de América Latina que ha recriminado las políticas de Maduro y ha condenado la cooperación militar de Venezuela con Rusia. Esto sucede mientras el nuevo mandatario brasileño no ha descartado una cooperación militar con Estados Unidos y el restablecimiento de bases militares por parte de Washington.

 

Parece ser que durante el nuevo mandato de su presidencia y considerando las posiciones y las medidas hostiles de los socios regionales de Washington en Latinoamérica, Maduro debe esperar el recrudecimiento de sus hostilidades y acciones para socavar y derribar a su Gobierno izquierdista. Sin embargo, Maduro cuenta con aliados regionales tan importantes tales como Cuba, Bolivia y Nicaragua, los cuales siempre han puesto énfasis en su solidaridad con Caracas ante las presiones de Washington y sus aliados regionales.

Tags

Comentarios