Feb 20, 2019 10:30 UTC
  • Maduro:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, revela a la cadena HispanTV los intentos intervencionistas y golpistas de EE.UU. y sus aliados regionales de derecha.

En la entrevista  el mandatario venezolano ha rechazado las recientes amenazas que el presidente de EE.UU., Donald Trump, hizo contra el país caribeño, reiterando que “todas las opciones están sobre la mesa”, incluyendo la agresión militar.

A su juicio, el problema de Trump no es la democracia venezolana “que es fuerte”, ni es la crisis humanitaria ni la ayuda humanitaria. “El problema de Trump es la riqueza de Venezuela, el petróleo, el oro, el gas, los minerales estratégicos, la riqueza, el agua. El problema es que Venezuela ha tenido una gran fortaleza en su resistencia para construir nuestro propio modelo económico, político, social y cultural”, aduce Maduro.

El dirigente chavista ha explicado que las declaraciones de Trump en la Universidad Internacional de Florida en Miami, donde reafirmó su postura para poner fin al Gobierno legítimo de Maduro, fue un inicio “inusual” y “detestable” para una campaña preelectoral.

“Donald Trump empezó su precampaña electoral ayer desde la Florida, de su última trinchera de votos. Está perdiendo todas las encuestas y todos dicen que cualquier candidato demócrata puede sacarle 10 puntos de las encuestas. Está desesperado y se ha dejado enamorar por la idea de atacar a Venezuela, también a Cuba y Nicaragua, y piensa que empleando los discursos retóricos de la Guerra Fría se va a recuperar, lo que en realidad podría generar más su hundimiento”.

Venezuela atraviesa momentos de turbulencia después de que el golpista Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —de mayoría opositora y declarada en desacato desde 2016— se autoproclamara el 23 de enero “presidente interino” del país suramericano. De inmediato, el Gobierno de EE.UU. lo reconoció y advirtió que “todas las opciones estaban sobre la mesa” para apoyar a los golpistas.

Ante la escalada de tensiones entre Washington y Caracas, las miradas siguen puestas también en la frontera colombo-venezolana, por donde planean el ingreso clandestino de cargamentos de ayuda humanitaria que —dicen en Venezuela— son un Caballo de Troya para la invasión.

 

Tags

Comentarios