Sep 12, 2019 04:29 UTC
  • Caracas tilda de ‘vergonzosa herencia del neocolonialismo’ el TIAR

El Gobierno venezolano condenó el miércoles las pretensiones de EE.UU. y los miembros de la OEA de invocar la activación del pacto de defensa TIAR.

“Venezuela denuncia ante la comunidad internacional la infame decisión de un pequeño grupo de gobiernos alineados a los intereses de EE.UU. al pretender invocar la activación írrita y nula del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), nefasto instrumento imperial de la historia de nuestro continente”, denunció el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, a través de un comunicado.

El texto de la Cancillería venezolana fue publicado horas después de que EE.UU. y otros 11 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobaran una resolución que les permite recurrir al uso de una intervención militar y al empleo de fuerzas para resolver la crisis en Venezuela.

Del mismo modo, el Gobierno venezolano indicó en la nota que la Administración del presidente venezolano, Nicolás Maduro, no acepta ni reconoce ninguna obligación derivada de dicho tratado, “vergonzosa herencia del neocolonialismo en América Latina y el Caribe”.

“Resulta doloroso que países que fueron invadidos por tropas estadounidenses y cuyos pueblos fueron masacrados en aplicación del TIAR, hoy avalen un crimen semejante contra un país hermano, en una sesión del Consejo Permanente de la OEA”, agrega el texto.

En virtud de uno de los artículos del TIAR, las medidas tomadas pueden ir desde la ruptura de las relaciones diplomáticas, la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, o de las comunicaciones de todo tipo, hasta el empleo de la fuerza armada.

El TIAR fue constituido en el año 1947 y, entre otros aspectos, contempla que “un ataque armado por cualquier Estado contra un país americano será considerado un ataque contra todos los países americanos”. Este apartado es la razón por la que Caracas decidió retirarse del mismo, pues, en su día, Venezuela, al igual que otros exmiembros, consideró que el pacto había servido para justificar intervenciones militares.

Caracas, que cuenta con el respaldo de la mayoría de los venezolanos y de varios países del mundo, denuncia que Washington, mediante la aplicación de este pacto militar, ha emprendido una campaña para derrocar al presidente legítimo de Venezuela y poner en su lugar al opositor Juan Guaidó. En esta vía, EE.UU. no descarta la opción militar.

 

N/NF/C

Tags

Comentarios