Irán se prepara para la llegada del Año Nuevo, que coincide también con el primer día de la primavera.

El Noruz se siente en la brisa, en el aire. Los iraníes se preparan para celebrar el Noruz, que es el Año Nuevo Persa, que también marca el comienzo de la primavera. Se trata de una celebración milenaria que tiene sus propios rituales y tradiciones. La llegada del Noruz, que en farsi significa ‘nuevo día’, supone una explosión de color y una muestra de alegría festejada por toda la población.

Unas semanas antes de Nourz, se inician los rituales para recibir el Año Nuevo. Cada uno limpia su casa como signo de renovación. Hace las compras correspondientes para el Año Nuevo, entre ellas, la repostería tradicional, la ropa nueva para vestir en esta señalada fecha, y los objetos necesarios para el emblemático Haft Sin, que no falta en ningún hogar persa, y consiste en un mantel sobre el que se colocan siete símbolos cuyo nombre comienza con la letra ‘ese’.

Irán entra el lunes en el año 1396. A las 13 horas y 58 minutos y 40 segundos, y celebra a lo grande la llegada del Año Nuevo. Durante las festividades de Noruz, la gente visita a los parientes y amigos, siempre comenzando por los mayores y mantiene un contacto especial con la naturaleza.

Noruz es una de las fiestas más importantes en el calendario iraní. Lo celebran casi 300 millones de personas en todo el mundo. Esta celebración milenaria fue inscrita en 2009, en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y en 2010, las Naciones Unidas declaró el 21 de marzo, como el ‘Día Internacional del Noruz’.

 

Mar 20, 2017 06:37 UTC
Comentarios