Pars Today – Un exdiplomático de Irán comentó que Rusia y China no deseaban que Corea del Norte produzca bomba atómica, tampoco pedían un ataque de EE.UU contra este país y agregó que con la aplicación del acuerdo Washington-Pyongyang, la Casa Blanca se verá obligada a reducir su presencia militar en la península coreana.

En un diálogo mantenido con la agencia de noticias ISNA, Seyed Hosein Musavian hizo referencia a la visita del presidente de EE.UU., Donald Trump, al líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur y destacó que  el acuerdo Washington-Pyongyang  es muy diferente a los pactos anteriores firmados entre los dos países, también al Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, siglas en ingles). Añadió que el JCPOA  fue  un acuerdo  de 170 páginas sobre un tema es decir el asunto nuclear, esto sucede mientras al acuerdo entre los líderes de EE.UU. y Corea del Norte  es un acuerdo de dos páginas sobre las generalidades de un gran pacto.

El titular iraní señaló que JCPOA tiene enemigos como el régimen de Israel  y Arabia Saudí, aliados regionales de EE.UU.,  que desde el principio se esforzaban por destruir este pacto internacional, esto  sucede mientras el acuerdo  firmado entre los líderes de EE.UU y Corea de Norte es apoyado por los aliados regionales de EE.UU. es decir Japón y Corea del Sur.

El presidente de EE.UU. Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se reunieron  el martes por  primera vez en Singapur.

 En esta visita Corea del Norte reafirmó su compromiso con la desnuclearización completa de la península y a cambio, EE.UU. prometió garantizar la seguridad de Pyongyang.
 

Tags

Jun 14, 2018 21:28 UTC
Comentarios