• Espectáculo propagandístico de Trump en el CSNU contra Irán

ParsToday - La Misión de Irán ante la Organización de la Naciones Unidas (ONU) a través de un comunicado anunció que EE.UU. como el mayor violador de las normas internacionales abusa del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para llevar adelante sus planes unilaterales.

En reacción a las declaraciones de la representante permanente de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, sobre la próxima reunión del CSNU con el tema de Irán, la misión iraní especificó el miércoles que EE.UU., miembro permanente de este Consejo, está abusando de su posición como  presidente rotatorio  del mismo y busca imponer su decisión unilateral a esta entidad, lo que representa como una acción intimidatoria, matona y de coacción en las relaciones internacionales.

El CSNU va a celebrar una reunión el próximo 26 de septiembre, el cual será presidido por el mandatario de EE.UU., Donald Trump, con el tema de Irán, en condiciones en que con el ingreso de este último a la Casa Blanca, ha optado por un enfoque más hostil hacia el país persa.

Trump utiliza cualquier tribuna para culpar a Irán de la crisis y la inestabilidad en Asia Occidental e intenta llevar adelante sus objetivos promoviendo la iranofobia.

En este sentido, se puede referir a la salida unilateral de Trump  del acuerdo nuclear con Irán -comúnmente conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)-,  y a su esfuerzo, con el apoyo de sus aliados, por cambiar la “conducta” de Irán en Oriente Medio.

Los dirigentes estadounidenses, echando la culpa a otros y con matonismo, tratan de relegar a un segundo plano el principal tema de Asia Occidental, que la ocupación israelí de la tierra materna de los palestinos, para que en colaboración con los árabes transigentes, fortalezcan  la seguridad para el régimen sionista.

El traslado de la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Al Quds (Jerusalén)  y la  decisión del país norteño para recortar  todo el presupuesto destinado a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), se inscriben en el marco de la implementación del plan nefasto del “Acuerdo del Siglo”. Y Trump busca dar seguimiento a esos casos promoviendo la iranofobia y pedir chantaje a ciertos gobiernos árabes de la ribera del golfo Pérsico.

Además,  intimidar a distintos países para que rompan la cooperación económica con Irán  tras el retiro de Washington del JCPOA evidencia el unilateralismo  y el matonismo de EE.UU., lo que representa un serio peligro serio para la paz y la seguridad globales. 

Al respecto y en una reunión con el tema de “Elevación de la Cultura de la Paz” en la  Asamblea General de la ONU , el  embajador de Irán ante esta organización, Qolamali Joshru, declaró que el creciente proceso del unilateralismo, políticas intervencionistas e  imposición de sanciones unilaterales económicas, financieras y comerciales con el objetivo de impulsar los objetivos de la política exterior de EE.UU., suponen una amenaza contra la promoción de la paz y la seguridad a  nivel regional e internacional.  

Todo el  esfuerzo de la Administración Tramp para intensificar las presiones contra Irán demuestra cuán hostil es EE.UU. hacia Irán,  un país soberano y responsable en el mundo que ha desafiado  las políticas destructivas de Washington.

Irán con una civilización y una cultura histórica y milenaria, es conocido como un país amante de la paz en el mundo, y esfuerzo para cambiar su comportamiento no sigue otro objetivo sino  hostilidad, que ha llegado a su punto álgido  en el gobierno de Trump.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, en una reunión mantenida  el pasado  13 de agosto con miles de personas de distintos estratos sociales, se refirió al trato insolente en el ámbito diplomático de los responsables estadounidenses en los últimos meses, y prohibió  cualquier negociación con ellos argumentando que faltan a las promesas hechas durante las conversaciones una vez que obtengan lo que quieren.

Lo que ahora busca el  gobierno de Trump  ante Irán, no es nada más que hostilidad e intervención en los asuntos internos de Irán. Aun así, la República Islámica no ha dado marcha atrás ni un paso ante EE.UU. en los últimos 40 años  y ha aumentado día a día su influencia y su poderío en la región. La influencia y el poder del país persa han estado al servicio de la paz y la seguridad de la región y del mundo, lo que se manifiesta en sus políticas de Irán en una verdadera lucha contra el terrorismo.

Tags

Sep 06, 2018 14:07 UTC
Comentarios