Dec 14, 2018 17:53 UTC
  • EEUU y sus aliados responsables de los problemas de la región

ParsToday – El ministro iraní de Asuntos Exteriores dijo que EE.UU. y sus aliados son responsables de los sufrimientos y problemas de la región, desde Sadam Husein hasta el grupo terrorista EIIL (Daesh, siglas en árabe).

Desde su cuenta de Twitter, Mohamad Yavad Zarif escribió el jueves que Estados Unidos y sus aliados deben poner fin a los disparates que dicen sobre los misiles y el comportamiento regional de Irán y precisó que son ellos los que venden armas por miles de millones de dólares que se usan en la matanza de los yemeníes.

 

El miércoles, al concluir la reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), convocada para evaluar el cumplimiento del acuerdo nuclear iraní del 2015, el secretario de Estado, Mike Pompeo y el enviado especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, Brian Hook,  se refirieron al  programa balístico y a la presencia regional de Irán para repetir sus alegatos antiraníes. Ambos consideraron que el programa de misiles de Irán viola la resolución 2231 del 2015 del CSNU  y luego calificaron de devastador el papel efectivo de la nación persa en la zona.

 

Hook, afirmó que todas las amenazas contra la paz y la seguridad, provenientes de Irán y de su programa balístico, representan el desafío más serio que el CSNU debe enfrentar.

 

Las acusaciones antiraníes de los responsables norteamericanos se producen en un momento en el que, la hostilidad de Washington bajo la Administración de Donald Trump contra el pueblo iraní ha llegado a su máxima expresión  y lo que estos días se dice contra Irán es una tergiversación de las realidades actuales de la región. Si se refiere a los comentarios de expertos e incluso de los propios políticos estadounidenses, se hace patente que la parte que supone una amenaza para la región y el mundo, no es Irán sino, EE.UU. y sus aliados  en Asia Occidental.

 

Bajo tales condiciones, pretextar el programa de defensa balístico de Irán constituye un marco para impulsar las políticas intimidadoras y unilaterales del gobierno de Trump, lo que supone una seria amenaza para la paz y la seguridad globales.

 

El apoyo al régimen de Sadam Husein en Irak y luego el despliegue de las fuerzas contra ese país para derrocarlo y, al mismo tiempo, la creación de grupos terroristas con ideología wahabí, son las causas de la problemática de la región en el pasado y en el presente. EE.UU. y algunos otros países occidentales son responsables en este proceso e incluso si se echa una mirada a la guerra de Yemen, esta responsabilidad se hace más grave.

 

Estado Unidos está pretextando el programa balístico de Irán para promover su proyecto de iranofobia en la región en condiciones en que los misiles iraníes no han matado a ningún ciudadano civil en Oriente Medio.  

 

Esto sucede, mientras las guerras de Irak, Siria y Yemen provocaron el flujo de las armas estadounidenses hacia la zona, por ende, la muerte de mucha gente inocente.

 

Según un informe divulgado por el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI por su sigla en inglés), el 61 por ciento de las importaciones de armas de Arabia Saudí se realizó desde Estado Unidos entre 2013 y 2017, mientras que el Reino Unidos y Francia siguieron a Washington en esas exportaciones.  Asimismo, el diario The New York Times, publicó recientemente que numerosos civiles murieron por el impacto de bombas estadounidenses y británicos, en lugares públicos y en ceremonias de boda en Yemen.

 

Además, miles de iraquíes y sirios perdieron la vida por culpa de las armas norteamericanas, que fueron suministradas al grupo terrorista Daesh, que creció con el apoyo del régimen saudí y la ideología wahabí  y que ahora tras su derrota en Irak y Siria ha penetrado en Afganistán.

 

Como reacción a los alegatos de Washington contra Teherán, la activista antiguerra estadounidense Medea Benjamin ha recalcado: Hablen de países como Arabia Saudí que supone la mayor amenaza para la comunidad internacional.

 

A su vez, el senador republicano Lindsey Graham escribió en un artículo publicado en el rotativo Wall Street Journal que las políticas de Arabia Saudí y de su príncipe heredero son la causa de la inestabilidad en Oriente Medio.

 

Considerando todo lo expuesto, lo que estos días las autoridades norteamericanas plantean contra Irán en distintos medios, son, según el canciller de la República Islámica, palabras irrelevantes e hipócritas,

 

Tags

Comentarios