Dec 16, 2018 07:59 UTC
  • 40 años de política exterior de RII: VI política exterior de Irán durante Gobierno Provisional

ParsToday - Con motivo de cumplir 40 años de la victoria de la Revolución Islámica de Irán, en los programas anteriores hemos estudiado el proceso de la política exterior iraní durante estas últimas cuatro décadas. En este capítulo, examina brevemente la política exterior del Gobierno provisional de Mehdi Bazargan.

No compromiso, principal orientación de la política exterior del gobierno provisional

 

El gobierno provisional  estuvo en funciones hasta el 5 de noviembre de 1979 por un período de 9 meses a partir del 4 de febrero de 1979 (una semana antes de la victoria de la Revolución Islámica). Mehdi Bazargan fue el primer ministro del Gobierno provisional, quien formó el primer gabinete iraní después de la victoria de la Revolución Islámica. En este período, la política exterior de Irán se creó bajo la influencia de las condiciones revolucionarias y fue influenciada por las nuevas demandas del pueblo.

 

El profesor universitario Seyed Yalal Dehghani Firuzabadi, en el libro "Política exterior de la República Islámica de Irán", afirma que la orientación de la política exterior del gobierno provisional  ha cambiado de alianza y coalición con  el Occidente en el régimen imperial a no compromiso, ya que uno de los eslóganes centrales de la revolución fue “Ni este, ni oeste”.

Sin embargo, el principal problema que existía era la diferencia en la definición del principio de "Ni este, ni oeste". Mientras Bazargan reconoció este término como una política de "no compromiso", reconocida durante primer gobierno democráticamente electo del país, dirigido por Mohamad Mosadeq, como "balance negativo", para preservar la independencia mediante terminar la dominación británica, algunos grupos políticos lo reconocieron como una negación a la relación e acercamiento  a los dos bloques de Oriente y Occidente y enfatizaron en sus aspectos anti-arrogancia y antimperialistas. El ingeniero de Bazargan sobre este desacuerdo en los primeros meses de la revolución dijo: "El lema "Ni este, ni oeste" en el primer gobierno después de la Revolución, que fue seguido por la República Islámica, tuvo un significado completamente nacional y defensivo para los oyentes y locutores. Eso significaba el reconocimiento de nuestra independencia total ante los extranjeros y superpotencias, y la falta de subordinación a los bloques del Este y del Oeste, ya sea política, económica o militarmente, o en términos de adoptar la ideología de las escuelas marxistas. Después de la victoria de la revolución y el fin del gobierno provisional, el presente eslogan ha cambiado, distorsionado y desarrollado en términos del contenido y, además del asalto político, se refiere a la desoccidentalización en los campos cultural y académicos”.

 

Por lo tanto, Mehdi Bazargan y otros funcionarios del gobierno provisional interpretaron explícitamente la política de "Ni este, Ni oeste" en línea con el "balance negativo" en el momento de Mohamad Mosadegh. En consecuencia, la administración provisional de Bazargan en marzo de 1979, apenas un mes después de la victoria de la Revolución Islámica, retiró a Irán de la Organización del Tratado del Central (CENTO), y durante este período la República Islámica de Irán ingresó al Movimiento de Países No Alineados (MPNA o MNOAL).

Signos de no alineación en el gobierno provisional

La estrategia de no alineación en la administración provisional ha tenido implicaciones prácticas. Según esta estrategia, el Contrato del Capitolio, celebrado entre el régimen de Shah y el Gobierno de Estados Unidos, se canceló en mayo de 1979 (tres meses después de la victoria de la Revolución Islámica). El gobierno provisional también en octubre de 1979 (un día después de la toma de la embajada de Estados Unidos en Teherán) revocó el tratado de defensa entre ambos países, firmado en marzo de 1960.

 

Mientras tanto, el Gobierno de Bazargan abolió los contratos militares con la antigua ex-Unión Soviética, así como los artículos 5 y 6 del tratado de 1921, a fin de crear un equilibrio entre Estados Unidos y este país en su política exterior. La ex-Unión Soviética creía que, sobre la base de estos artículos, tenía el derecho a desplegar sus fuerzas en Irán, cuando sienta amenazada su seguridad en el territorio persa.

 

El ministro de Relaciones Exteriores del gobierno provisional, Ibrahim Yazdi, declaró  la estrategia de política exterior de la República Islámica de Irán como "Neutralidad positiva", que dijo: "No participaremos en los enfrentamientos entre las superpotencias y perseguiremos una imparcialidad positiva... "No esteremos en ningún bloque, pero no nos aislaremos y mantendremos nuestra conexión con el mundo exterior de una manera deseable".

 

Intento de establecer relación con Estados Unidos

El gobierno provisional de Mehdi Bazargan, a pesar de la cancelación del Acuerdo Capitolio y Acuerdo de Defensa de Irán-EE-UU. , tomó medidas prácticas para fomentar la confianza, reconstruir y normalizar las relaciones con Occidente y Washington, de modo que fue elegido al viceprimer ministro Abas Amir Entezam, como un puente entre el Gobierno provisional y la embajada de Estados Unidos. Aunque el gobierno provisional encabezado por Mehdi Bazargan intentó poner fin a la influencia dominante de Estados Unidos en Irán, William Sullivan escribe en el libro titulado "La misión en Teherán", citado por Mehdi Bazargan: "El gobierno revolucionario iraní está interesado en reanudar las relaciones con Estados Unidos ".

En el libro titulado "Marco analítico para la revisión de la política exterior de la República Islámica de Irán", Rouhallah Ramezani afirma: "El primer ministro del Gobierno provisional, Mehdi Bazargan, intentó acabar con la influencia dominante de Estados Unidos al romper la unidad práctica del Shah con el país norteño. Pero, al mismo tiempo, Ramezani recordó:" La prioridad principal del gobierno provisional era terminar la unidad práctica del Shah con la Casa Blanca y su relación amo-servidumbre y buscaba establecer una relación entre dos estados basada en la igualdad". En otras palabras, el gobierno provisional no está tratando terminar la relación de Irán con Estados Unidos, sino que buscaba reavivar la relación con los nuevos criterios.

 

Mehdi Bazargan dijo explícitamente: "Irán puede tener una relación amistosa con Estados Unidos basada en el respeto mutuo. ¿Por qué Irán no debería comprar armas a Estados Unidos? Vemos eso como uno de nuestros derechos". Ibrahim Yazdi también dice:" El pasado ha pasado y los iraníes son el hombre de acción y hay muchas áreas para la cooperación. Irán necesitará la tecnología de Estados Unidos con el paso del tiempo".

 Ignorar las demandas de la revolución, la causa de la caída del Gobierno provisional

 

Una de las críticas importantes de la política exterior del gobierno provisional  de Mehdi Bazargan es que este no creía en el apoyo firme y práctico a la lucha contra la arrogancia y los movimientos de liberación y buscaba explícitamente el desarrollo de las relaciones exteriores con todos los países, excepto Israel y África de Sur. Mientras tanto, el pueblo iraní y los grupos revolucionarios no deseaban restablecer las relaciones con Estados Unidos, consideraban al gobierno de Washington como el principal patrocinador del régimen imperial del Shah y no confiaban en este gobierno, además los eventos de los años siguientes revelaron que el gobierno estadounidenses estaba en desacuerdo con Irán y no aceptaba la identidad islámica de Irán.

 

Finalmente, el premier Mehdi Bazargan y el canciller Ibrahim Yazdi se reunieron con el asesor de Seguridad Nacional del Presidente de  Estados Unidos, Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinski, en octubre de 1979 en Argel, capital de Argelia, lo que causó la toma de la embajada de  Estados Unidos en Teherán y la retirada de Mehdi Bazargan del escenario oficial de la política iraní, así como el comienzo de una nueva era en la política exterior y las relaciones exteriores de Irán.

Tags

Comentarios