Feb 14, 2019 17:08 UTC

Parstoday- E: Estimados oyentes en esta oportunidad tenemos un nuevo invitado para el análisis político, David Romero, experto en derecho internacional, quien nos atiende desde la ciudad Cádiz, España.

El miércoles 13 de febrero el Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, emitió un comunicado en ocasión del 40.º aniversario de la Revolución Islámica, cuya fecha central fue el 11 de febrero y justamente este es el tema que abordaremos con David Romero. Bienvenido a nuestro programa.

 

DR: Hola. Bienvenido a todos los oyentes.

 

E: En el texto, explica los destacados logros en las últimas cuatro décadas y describió "la grandeza de Irán, el poder de la República Islámica y la invencibilidad de la nación iraní" como tres verdades incontrovertibles. David podrías mencionar algunos casos que muestran la realidad de las palabras del Líder.

 

DR: Bien, en cuanto a la grandeza de Irán, se ha demostrado que existe  desde la Revolución Islámica una estabilidad desde 1979 y una estabilidad, pese a las injerencias extranjeras que ha habido en estos 40 años. Por un lado, intentos de desestabilización que se ha realizado por parte de los extranjeros hacia Irán, por otro lado, las fatídicas guerras en la década de 1980 entre Irán e Irak, cuyo objetivo —seamos sensatos— fue desestabilizar y hacer derrocar el gobierno iraní. Las sanciones, las sucesivas sanciones, que ha sufrido Irán a nivel económico por su programa nuclear; entonces, podemos decir que pese a toda esa presión por parte del exterior, se ha mantenido una estabilidad política en Irán en estos 40 años, pese a las injerencias, pese a todo, existe una estabilidad que también ha repercutido en un desarrollo económico y social en ese Irán, en el cual se ha mostrado que frente a modeles económicos, modeles del exterior, Irán ha realizado un propio sistema político que se le ha dado a los iraníes, por el cual, se desarrolla que cada pueblo, según un derecho internacional, cada pueblo tiene que gobernarse a la manera que ellos vean conveniente y, seguramente, la Revolución iraní, podemos decir y creo a mi juicio ha sido la última gran revolución del siglo 20, porque ha dado a una sociedad un gobierno para su propio pueblo y, además, esa revolución se ha plasmado en otra serie de movimientos, sobre todo en este famoso, geopolíticamente hablando, arco chií Irán, Irak, Siria y El Líbano que se contrapone al otro arco formado por las monarquías del Golfo. Si es verdad que es muy interesante, sobre todo, el hecho que en cuarenta años, pese a toda la injerencia exterior, el gobierno de Irán ha demostrado ser estable y eso solo es posible cuando se obtiene la aprobación del pueblo, o sea, la población iraní, pese a lo que se puede oír se puede escuchar por parte de los medios extranjeros, existe en Irán—y se demuestra en los 40 años— una aceptación del gobierno y del sistema político que impera en Irán y además una cohesión nacional, pese a todas esas sanciones e injerencias que sufre Irán.

 

E: Así es, justamente el Líder destacó el papel de los jóvenes en el desarrollo de los últimos cuarenta años y del futuro del país. Ahora, David, considerando que los jóvenes de hoy no habían nacido en los años de la revolución, ¿se puede confiar en ellos el destino del país en el marco de los principios de la Revolución Islámica de Irán?

 

DR: Sí, claro. No tiene porque (no) pongamos un ejemplo, voy a poner la antítesis, la Constitución de Estados Unidos el del siglo XVIII y se mantiene. El sistema político debe perpetuarse en generaciones. Otto von Bismarck hablaba que los políticos tenían como meta ganar unas elecciones mientras que los hombres del estado, los estatistas, hablaban y pensaban en políticas para generaciones. Cuarenta años son, podemos decir, dos generaciones. Es cierto que los jóvenes actuales no vivieron la revolución, pero sí es verdad que incluso el hecho, en que actualmente, en una sociedad más abierta, en una sociedad más influida con los intercambios de información y que eso puede impregnar supuestamente aún más la injerencia externa al pueblo persa, aun así, y a los hechos remito, existe  una cohesión  nacional y una aprobación nacional, si no fuese así, pues habría una estabilidad como en otros países, pero incluso la población joven, —hay que resaltar para los oyentes españoles e hispanoamericanos que Irán tiene una alta tasa de población joven en comparación con un país como España que es un país, podemos decir, casi envejecido.

 

 

Tags

Comentarios