Feb 14, 2019 09:47 UTC
  • ‘Arrogancia mundial está desesperada por la Revolución Islámica’

Pars Today- El Líder de Irán alaba el desarrollo de la poderosa presencia política de la República Islámica en el oeste de Asia y su gran efecto sobre la arrogancia mundial.

En un comunicado emitido el miércoles con ocasión del 40.º aniversario de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei subrayó algunos hechos que marcan la dignidad de la República Islámica, los cuales, agregó el Líder, no se habrían materializado sin la valentía y sabiduría de las autoridades revolucionarias iraníes.
 
“El reciente movimiento del Despertar Islámico, basado en la resistencia ante el dominio de EE.UU. y el sionismo; el fracaso de las políticas de EE.UU. en el oeste de Asia y la derrota de sus traidores aliados en la región forman parte de la dignidad de la República Islámica”, indicó.
 
En cuanto a la política exterior del país persa, el ayatolá Jamenei destacó la importancia de delinear los límites a fijar con el enemigo, teniendo en cuenta el principio de “dignidad, sabiduría y discernimiento” en las relaciones internacionales.
 
Dirigiéndose a las autoridades iraníes, les instó a no retroceder ni un solo paso en los valores nacionales y de la Revolución, no temer a las “amenazas vacías” de los enemigos, tener siempre presente la dignidad del país y de la nación, y solucionar con los enemigos “los problemas resolubles” de manera sabia y, por supuesto, desde el punto de vista revolucionario.
 
“La arrogancia mundial está desesperada. Sus propuestas, en la mayoría de los casos, incluyen engaños y mentiras. Hoy en día, la nación iraní afirma que, además de un EE.UU. criminal, considera que ciertos Gobiernos europeos tampoco son de fiar”, advirtió el ayatolá Jamenei.
 
Sin embargo, hizo hincapié en la imposibilidad de hallar con Estados Unidos una solución a los problemas, ya que, explicó, negociar con las autoridades del país norteamericano solo resulta en daños materiales y espirituales.
 
El Líder de la Revolcuión Islámcia ha enfatizado en diferentes ocasiones que no se puede confiar en promesas, sonrisas y firmas de las autoridades estadounidenses y, como ejemplo, recuerda que la salida unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear multilateral, alcanzado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 —compuesto entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—.

 

Tags

Comentarios