Feb 14, 2019 09:49 UTC
  • ‘Economía de Resistencia, solución a desafíos internos y externos’

Pars Today- El Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, enfatiza que la solución de los problemas económicos está en las políticas de la Economía de Resistencia.

En un comunicado emitido el miércoles con ocasión del 40.º aniversario de la Revolución Islámica, el ayatolá Jamenei recalcó que la economía del país persa se enfrenta a desafíos internos y externos y, en el segundo caso, señaló a las sanciones de los enemigos.
 
“El desafío externo comprende las sanciones y los embaucamientos del enemigo que, por supuesto, resultarán poco efectivos si se corrige el desafío interno, que consiste en las deficiencias estructurales y las debilidades administrativas (…) Una de las soluciones pasa por la Economía de Resistencia”, reza el texto.
 
El Líder hizo hincapié en que la Revolución Islámica (1979) allanó el terreno para deshacerse de una economía dependiente. No obstante, añadió, algunas veces las “malas gestiones” han supuesto desafíos para la economía del país persa.
 
Conforme al Líder, la economía es un factor clave para que un país pueda enfrentar la dominación y la colonización. De hecho, subrayó, “una economía débil allana el camino para la injerencia, el dominio y la injerencia de los enemigos”.
 
En el escrito, el ayatolá Jamenei también precisó algunos de los problemas que encara el país persa en el plano económico, como dependencia del petróleo, mirada dirigida hacia el exterior, empleo de una pequeña parte de los recursos humanos, así como falta de estabilidad en las políticas de este sector. 
 
Por lo tanto, agregó el Líder, es erróneo considerar las sanciones como las únicas responsables de los problemas y, más bien, advirtió, se trata de un “complot extranjero” que se difunde a través de los medios de comunicación internacionales.
 
Para aplicar las políticas de la Economía de Resistencia, resulta imprescindible “definir programas eficaces e implementarlos con responsabilidad y voluntad, mientras se crea una economía endógena y productiva, basada en la tecnología, implicando a la nación en la economía y reduciendo la intervención del Gobierno en la misma usando las capacidades internas del país, entre otras medidas”, recomendó el ayatolá Jamenei.

 

Tags

Comentarios