La represalia de Siria por los ataques aéreos israelíes fue ‘adecuada’ y ‘cambió’ las reglas del juego, observa Bashar al-Yafari, embajador sirio ante la ONU.

El Ejército sirio afirmó el viernes haber derribado un avión de guerra israelí y golpeado un segundo caza después de que los aparatos lanzaran ataques nocturnos contra un blanco militar en la ciudad céntrica de Palmira (Tadmor, en árabe).

“La respuesta de Siria fue adecuada y cambió las reglas del juego. La próxima vez, Israel pensará dos veces antes de adoptar semejante medida”, indicó el domingo Al-Yafari a la cadena libanesa Al-Manar.


El alto diplomático sirio, asimismo, se mostró convencido de que el régimen de Tel Aviv decidió intervenir personalmente ante los avances y victorias del Ejército ante los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) en Alepo (noroeste) y Palmira.

Al referirse a la insatisfacción de Moscú por la nueva agresión israelí a Siria, Al-Yafari barajó la posibilidad de que el próximo enfrentamiento se produzca entre Rusia y el régimen de Tel Aviv, si los israelíes repiten sus ataque contra objetivos militares en Siria.

La Cancillería siria demandó el viernes los hechos ante la ONU y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y consideró la reciente agresión del régimen de Israel al país como un "flagrante desafío" a su soberanía y a la "legitimidad internacional".

Se trata de nuevo conflicto entre Siria e Israel. El Ejército sirio y el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) publicaron el domingo fotos de sistemas de defensa aérea de Siria, después de que el ministro israelí para asuntos militares, Avigdor Lieberman, amenazara con destruir los sistemas de escudo antiaéreos de Siria, si “los sirios utilizan nuevamente” misiles tierra-aire contra aviones israelíes.

Mar 20, 2017 06:31 UTC
Comentarios