Rusia ha hecho un llamado a las autoridades de Japón para que participen en la reconstrucción de Siria.

"Es hora de empezar a debatir la reconstrucción de Siria en el período posterior a la eliminación del conflicto en el país y confiamos en que Japón se incorpore al proceso", ha expresado este lunes el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu.

Durante su visita oficial al país asiático, el titular ruso además ha informado a sus socios nipones sobre la situación que se vive actualmente en Siria y ha urgido la necesidad de emprender tareas de desminado en el país árabe y aportar ayuda humanitaria y médica.

"Propusimos a la parte japonesa tomar parte en el programa de desminado de monumentos históricos y culturales que se encuentran bajo el patronato de la Unesco (la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura)", ha destacado Shoigu durante una conferencia de prensa en Tokio, capital japonesa.

El Ministerio ruso de Defensa envió la semana pasada a la ciudad siria de Palmira más de 150 zapadores y 17 unidades de equipos especiales, con el objetivo de desminar las carreteras y reconstruir las infraestructuras clave de la urbe, como los hospitales y sistemas de agua y electricidad, así como también la parte histórica de la ciudad.

En reiteradas ocasiones, el Gobierno sirio ha agradecido a Rusia por su apoyo económico al país árabe en medio de las sanciones del Occidente. Por su parte, el presidente sirio, Bashar al-Asad, considera que el bloqueo económico impuesto contra su país es más peligroso que las actividades de los grupos terroristas.

Cabe destacar que la mayor parte de la destrucción de las infraestructuras en Siria se debe a los ataques de la coalición anti-EIIL, liderada por Estados Unidos, que se llevan a cabo sin un mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y que han cobrado hasta el momento la vida de muchos civiles.

Mar 20, 2017 19:57 UTC
Comentarios