• Nuevas “ideas israelíes”: Ejército ruso al sur del río Litani

ParsToday-La gama de alternativas israelíes para enfrentarse al Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) se ha vuelto muy limitada hasta el punto de cuestionar el origen de las opciones, tanto original como directo, como la elección del enfrentamiento militar, alternativo o indirecto, así como las opciones alternativas no militares que se han activado en los últimos años.

Sin embargo, continúa la cascada de las ideas y la cristalización de los planes, con o sin eficiencia o iniciativa para la implementación.

En el siguiente artículo escrito por el culminista árabe Yahya Daboq, publicado el lunes en el diario libanés Al-Akhbar, se aborda diferentes opciones que busca el régimen de Israel para enfrentarse con Hezbolá en El Líbano.

Los objetivos difieren en las opciones alternativas que están cristalizadas o en el proceso de cristalización. Entre los objetivos que logran el mismo resultado, a través de la guerra militar directa, es decir, la erradicación de Hezbolá, o los objetivos menos modestos como resultado de la imposibilidad. Es un gran fanatismo de las ideas, incluido los que merecen reflexión o no. La más reciente de ellas es lo que los medios de comunicación israelíes circulan a través de los medios de comunicación estadounidenses sobre una alternativa del despliegue del ejército ruso al sur del río Litani, en el sur de El Líbano para evitar que Hezbolá amenace a Israel.

Según la página Online American Herald Tribune, citando a fuentes bien informadas (israelíes), Israel podría comenzar una nueva guerra contra Hezbolá en El Líbano. La cuestión es que la guerra que Israel ha abandonado en los últimos 12 años se ha basado en una combinación de factores que incluyen el costo, el costo de las pérdidas humanas y materiales, la esperada situación militar y política con Hezbolá al día después de la guerra.

Según las fuentes, uno de los desafíos más importantes a los que se enfrenta Israel es la indicación de que Estados Unidos “no permanecerá mucho tiempo en Siria y buscará una salida”. En este contexto, Israel solo tiene a Rusia y su presencia militar, que se estima sea larga y durará mucho. Pero, ¿cómo puede Israel acercar  Rusia a El Líbano? Es posible aproximar Rusia a la arena libanesa después de una guerra iniciada por Israel con la expectativa y el aprecio de la intervención de Moscú para limitarla y terminarla para no dañar sus intereses en la región y lo que lidera el despliegue ruso en el sur de El Líbano, similar al despliegue de sus fuerzas en el sur de Siria, así como al esperado despliegue ruso en la frontera con Turquía, como parte de una solución percibida y más razonable para el problema kurdo en Siria y la preocupación de los turcos por ello.

“Por supuesto Rusia no forme parte de este plan,  Moscú no estará de acuerdo con Israel y Estados Unidos para atacar a Hezbolá”. Pero Israel puede encontrar algún pretexto para comenzar la guerra para atraer a Rusia a la mesa de negociaciones y entregarla el sur del El Líbano y expulsar a Hezbolá al sur de Litani. Este es un sueño para Israel desde hace mucho tiempo.

Rusia puede ser arrastrada a la arena libanesa después de una guerra iniciada por Israel

Estas ideas, ambiciosas y extremas, lejos de la realidad de sus potenciales y circunstancias, muestran que las opciones reales de Israel para encarar a Hezbolá, se han reducido. Sabiendo que se trata de ideas de saltar por encima de los factores que impiden el inicio de la guerra. Sin duda en la práctica en los últimos años desde el final de la guerra de 2006 son ideas que se relacionan con las estimaciones y el potencial de posguerra en el caso de una guerra que no es probable que estalle. Pero ¿qué pasa con sus prohibiciones y costos, y cuánto cuesta y el riesgo de invertir en la propagación de un amigo que es el aliado del enemigo?

Las nuevas ideas no encuentran soluciones a estos problemas. Una lectura cuidadosa de estas ideas pondría de relieve los dilemas que percibe Israel, aclarando el grado de amenaza y la necesidad de prevenir su desarrollo, así como aclarando la restricción y la reducción de las opciones realistas para prevenirla.

Al mismo tiempo, el ex jefe del servicio de inteligencia de Israel (MossadTamir Bardot, en una entrevista con el sitio web saudí Elaph, destacó las posibles opciones frente a Hezbolá. Bardot, quien experimentó el dilema de Hezbolá y la arena libanesa y sus complicaciones durante mucho tiempo y también examinó su misión y propósito de su aparato para reducir las opciones israelíes enfrente a Hezbolá, señala que no hay una solución militar a la amenaza de Hezbolá. Bardot inicialmente reconoció la necesidad de mantenerse alejado de las soluciones militares debido a su falta de sentido.

En su entrevista mencionada, Bardot afirma que “el dilema de Hezbolá en Líbano no se resuelve militarmente y no se basa en la visión unilateral de Israel, sino es una visión basada en el potencial de evaluación e información de aparato de inteligencia israelí para ser eficaz e influyente en región. Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) desempeñan un papel importante para presionar a Occidente, especialmente a los Estados Unidos y Francia, para presionar (a su vez) al Gobierno libanés para que resuelva el problema de Hezbolá, sus armas y misiles”.

En las dos propuestas, con sus diferencias, hay signos e indicaciones de la pérdida de opciones directas de Israel frente a Hezbolá. Las ideas y opciones alternativas y posibles, son solo una expresión de la pérdida de estas opciones y su énfasis.

¿El ejército israelí está ahora listo para la guerra?

Israel anunció recientemente que había completado un ejercicio militar a gran escala como unos simulacros de ataques a Hezbolá, que se celebraron con gran éxito, técnicas probadas, procedimientos y planes militares, incluidos nuevos métodos de control de plagas, donde el ejército israelí ahora puede decir que está listo para enfrentar la Tercera Guerra Libanesa y que ganará.

La publicidad se presenta en el contexto de los informes publicados en las últimas semanas que pusieron en duda la capacidad del ejército israelí para proteger a los colonos en los asentamientos cercanos a la frontera. Según los informes los sistemas de defensa antimisiles diseñados para contrarrestar el arsenal de Hezbolá serían desplegados para proteger la infraestructura principal y los activos militares, mientras que la evacuación de los asentamientos debe realizarse como resultado de la incapacidad de protegerlos.

El nuevo informe obviamente cumple el propósito de dirigirse a los colonos después de informes previos que cuestionaban la capacidad proteccionista del ejército israelí, pero al mismo tiempo, el informe genera dudas sobre la preparación militar para librar una guerra contra Hezbolá. El Informe muestra que el ejército está lista para enfrentar a Hezbolá, las mismas palabras utilizadas en los informes anteriores de preparación, como en los últimos meses, así como en los últimos años, pero todos solo desde la primera guerra de 2006. Informe indica que el ejército de Israel ya está listo, a diferencia del pasado para luchar y ganar la guerra. Lo que esto significa es que los informes precedieron y realizaron la preparación, ya sea exagerada o falsa. La pregunta ahora es la misma: ¿el informe actual es excesivo y falso? Una pregunta legítima, independientemente de los preparativos y las capacidades militares israelíes, está vinculada al precedente de los informes israelíes en los últimos 12 años.

La opinión expresada en este artículo es exclusivamente del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista del sitio Web ParsToday en español.

Traducido en español por ParsToday

Tags

Sep 04, 2018 12:12 UTC
Comentarios