Cientos de palestinos participaron en el funeral de un niño de doce años asesinado por las fuerzas del régimen de Israel en las protestas en Gaza.

Llantos y gritos, así la familia de Shadi Abed al-Aal, un menor de doce años, se despide de su ser querido asesinado este viernes en Yabalia, en el norte de la Franja de Gaza, a manos de los soldados israelíes durante las protestas semanales contra la ocupación, conocidas como Gran Marcha del Retorno.

La represión del régimen israelí del pasado viernes, también dejó otras dos víctimas mortales, de 21 y 30 años, y unos 250 heridos, de los cuales varios están en estado crítico. Ahora, el padre de Shadi denuncia el silencio del mundo ante tales matanzas.

Desde el inicio de las protestas de la Gran Marcha del Retorno, el 30 de marzo, más de 170 palestinos han perdido la vida y miles han resultado heridos.

 

Sep 16, 2018 12:00 UTC
Comentarios