Nov 14, 2018 05:01 UTC

E: Estimados oyentes, en esta edición, tenemos el gusto de conversar nuevamente con el analista chileno Pablo Jofre Leal, quien nos atiende desde Santiago de Chile, para abordar la escalada de tensiones en Gaza.

El domingo mientras los líderes mundiales estaban reunidos en Paris para celebrar el fin de la Segunda Guerra Mundial, o sea la paz, Israel atacaba Gaza y mató a varios palestinos. El lunes, ejército israelí atacó una cadena de televisión, por su afiliación al Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).  Pablo ¿qué objetivo busca Israel para iniciar esta ola de ataques?

PJL: Frente a la pregunta respecto a la situación, lo primero es contextualizar el tema y eso requiere sostener que aquí hubo una agresión, hubo una operación de infiltración de un comando del ejército sionista en territorio de la Franja de Gaza con el objetivo de secuestrar a un comandante de las brigadas de la Resistencia del pueblo palestino (Ezzedin Al-Qassam), por tanto, hay una operación militar que se adentra a territorio gazatí, que trata de secuestrar y, finalmente, asesina a este comandante, a Nur Baraka, y se genera un episodio de combate, de enfrentamiento, entre las fuerzas de HAMAS y estos militares sionistas que se adentraron en territorio de Gaza; en esas circunstancias, se produce no solo la muerte de Nur Baraka sino también la muerte de un teniente coronel del ejército invasor, lo que origina entonces que la fuerza aérea, tanques y artillería de Israel comiencen el bombardeo de Gaza con el fin de lograr que este comando escapara del territorio gazatí. Es en ese contexto, entonces, que se da la respuesta de las fuerzas palestinas contra Israel. En un plano, entonces, de agresión directa por parte de Israel a la Franja de Gaza. Respuesta de las fuerzas palestinas. Una operación militar para que se logre escapar ese comando israelí y la contrarrespuesta de las fuerzas palestinas; por tanto, hay aquí una situación muy clara, muy precisa, las fuerzas palestinas, HAMAS o cualquiera de los movimientos u organizaciones de la Resistencia palestina no han iniciado ninguna contienda u agresión contra Israel, como ha sido presentado a los medios internacionales. Aquí lo que ha existido es una agresión directa de Israel destinada, primero, a tratar de secuestrar a ese comandante de las brigadas Ezzedin Al-Qassam y también para torpedear las conversaciones, las negociaciones, que se pretendían llevar a cabo entre Israel y HAMAS mediados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Egipto. Ese es el objetivo principal, torpedear esas negociaciones y, de ese modo, impedir cualquier acercamiento, cualquier posibilidad de terminar con el bloqueo en la Franja de Gaza que ya lleva 12 años.

 

E: ¿Esta escalada de tensiones podría derivar en un enfrentamiento como el de 2014, donde murieron al menos 2310 palestinos y uno 10 600 resultaron heridos, la mayoría civiles?

 

PJL: Lógicamente, puede ser una intensificación, porque ante una agresión hay una respuesta y, frente a esa respuesta, hay una contrarrespuesta, y se desencadena, por tanto, una situación bélica que podría ser muy similar e incluso peor, como han anunciado algunas organizaciones, que la efectuada entre julio y agosto del año 2014.

 

E: Dime, en caso de un enfrentamiento ¿el movimiento palestino tiene capacidad para hacer frente a los ataques israelíes?

 

PJL: Es difícil hacer frente al ejército israelí, porque estamos hablando de fuerzas desiguales que no son equiparables. Estamos hablando de una sociedad palestina que tiene algunos miles de milicianos mal armados si lo comparamos con el ejército sionista que tiene tanques, aviones, barcos, blindados, drones, que tiene inteligencia y uso de satélites y uso también del apoyo de EEUU en la zona. Lo que puede hacer el pueblo palestino y sus organizaciones es hacer lo que ha hecho estos años, resistir las agresiones de un ejército ocupante, de un ejército invasor, de un ejército que, además, cuenta con varios cientos de miles de colonos que ocupan otras zonas de Palestina y que son parte activa también de la colonización y de la ocupación del pueblo palestino. Es muy difícil enfrentar un ejército israelí con la fuerza que tiene, pero indudablemente eso tiene que ver con el desequilibrio, con la desigualdad, con la poca equidad que existe de fuerzas entre uno y otro, pero a pesar de ello, hemos visto cómo el coraje, la dignidad y la valentía del pueblo palestino ha logrado infligir daño al sionismo. Israel no es capaz de enfrentarse a fuerzas equiparables. Israel no es capaz de enfrentarse de un ejército a otro ejército, de ahí que permanente sostenga operaciones de punición, operaciones destinadas a romper las vías de comunicación del pueblo palestino, a destruir su infraestructura sanitaria, militar, industrial y las escuelas, los hospitales; es decir, se ensaña con la población civil, porque en general, cuando hay enfrentamientos directos de fuerzas que pueden ser iguales, indudablemente, las fuerzas sionistas tienen muchos muertos y heridos.

 

E: Mira, desde el 30 de marzo se están viendo manifestaciones llamadas las “marchas del retorno”, dentro de esas manifestaciones, cada semana, hay muertos palestinos. Esta situación se ha acrecentado desde que (Donald) Trump está en la Casa Blanca, ahora con su proyecto llamado “acuerdo del siglo”, ¿habrá posibilidades de que este proyecto se llegue a plasmar de alguna manera?

 

PJL: No hay posibilidad alguna de plasmar un acuerdo del siglo, porque eso implica someterse a los dictados de EEUU e Israel, significa someterse completamente a lo que quiere determinar Washington y Tel Aviv. No puede tener vigencia, no puede tener concreción, porque implicaría netamente olvidarse de Palestina como un Estado autodeterminado e implicaría, más bien, una Palestina que tendría sumisión y sujeción a potencias extranjeras en lugar de buscar su autodeterminación. No hay posibilidad alguna que movimiento u organización palestina pueda aceptar ese acuerdo del siglo y, por eso, las marchas del retorno, marchas permanentes, las reivindicaciones del pueblo palestino se mantienen y, en este caso, las marchas del retorno todos los viernes desde el 30 de marzo hasta ahora tienen como reivindicación no solo el retorno de los refugiados sino lograr la autodeterminación del pueblo palestino y esto es un ejemplo claro de que no se va a aceptar ningún acuerdo por más que se llame del siglo o del milenio, porque en ello no participan los palestinos.

 

E: Agradecemos los interesantes comentarios del experto internacional Pablo Jofre Leal.

 

PJL: Muchas gracias a ustedes y un gran saludo al auditorio de Parstoday y al pueblo de Irán.

 

Tags

Comentarios