Dec 15, 2018 07:51 UTC
  • Ansarolá denuncia nueva agresión saudí a Al-Hudayda, pese a alto el fuego

El movimiento popular yemení Ansarolá ha denunciado este viernes la nueva agresión saudí a Al-Hudayda, pese a la tregua alcanzada entre las partes en conflicto.

Según ha informado la agencia oficial yemení de noticias, SABA, aviones de combate, liderados por Arabia Saudí, han bombardeado en varias ocasiones la provincia de Al-Hudayda, ubicada en el oeste Yemen, además de realizar 21 ataques de artillería.

Por su parte, el general yemení Yahya Saria ha detallado que la llamada coalición saudí ha efectuado esta misma jornada diez bombardeos contra la provincia en cuestión, de los cuales cuatro han apuntado contra la zona de Al-Buqa, cuatro contra Niran, dos contra Nahem y uno contra Al-Haymah Al-Jariyiah.

Asimismo, ha indicado que los mercenarios apoyados por el régimen de Riad han lanzado ataques de artillería de forma indiscriminada contra varios barrios residenciales en la ciudad homónima de Al-Hudayda.

Estos ataques tienen lugar tan solo un día después de que las partes en conflicto, tras una semana de negociaciones de paz en Suecia, acordaran un alto el fuego en toda la provincia de Al-Hudayda, así como la retirada de las tropas extranjeras de la disputada ciudad portuaria del mismo nombre.

La tregua se alcanzó pese a que el pasado 7 de diciembre Ansarolá rechazó la exigencia de la delegación del equipo del expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, de abandonar el estratégico puerto de Al-Hudayda.

Al respecto, el enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, ha pedido esta jornada al Consejo de Seguridad del ente internacional la puesta en marcha de un mecanismo “fuerte” para supervisar el alto el fuego en Al-Hudayda.

Arabia Saudí cuenta con el amplio apoyo de EE.UU. en la agresión que lidera desde hace más de tres años y medio en Yemen. Por esta misma razón, muchos organismos pro derechos humanos responsabilizan directamente a Washington de esta guerra “genocida” y estúpida.

La tregua alcanzada sobre Al-Hudayda, no obstante, se considera una gran victoria para las fuerzas de Ansarolá, especialmente después de que Arabia Saudí y su aliado estadounidense hicieran todo lo que estuvo en sus manos para bloquear y atacar la citada urbe con el fin de poner de rodillas al pueblo y a los combatientes yemeníes.

 

Tags

Comentarios