Dec 15, 2018 10:53 UTC
  • Preocupan aportes del Occidente a los terroristas en Siria

ParsToday – Desde 2011 y con el estallido de los disturbios en Siria y luego la guerra civil en ese país, los Estados occidentales, particularmente EE.UU., el Reino Unidos y Francia, acompañados por sus aliados árabes, han venido ofreciendo pleno apoyo a los grupos terroristas a fin de derrocar al gobierno legal de la nación árabe.

Ahora, considerando las victorias sucesivas del Ejército sirio y sus aliados así como las derrotas  frecuentes de las agrupaciones terroristas, ellos han perdido sus esperanzas, por lo que están buscando tomar medidas bajo cualquier pretexto con el fin de socavar al gobierno de Damasco.

 

Prueba de ello son los esfuerzos de los occidentales en el  Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) para aprobar un proyecto de resolución por el cuarto año consecutivo, destinado a ofrecer ayuda en las fronteras de Siria. Esto ha chocado con la reacción de los aliados de Siria; en este sentido en la reunión del jueves del CSNU, Rusia y China se abstuvieron de votar al plan de suministro de ayuda a los terroristas bajo pretexto de ayudar al pueblo sirio a través de fronteras terrestres.

 

Desde 2014 y pese a la advertencia del Gobierno sirio sobre las repercusiones del respaldo a los terroristas, el CSNU ha venido entregando aportes a las zonas bajo control de los terroristas a los que llama “opositores”, mediante las fronteras de Turquía, Irak y Jordania. Tras la presentación del plan de Suecia y Kuwait al respecto, el representante de Rusia ante la ONU Vassily Nebenzia lo calificó como inadecuado y ajeno a las realidades actuales y dijo: “En la actualidad, uno de los pasos ya está bajo control del gobierno sirio, y la situación en otras partes del país también ha cambiado”.  De acuerdo con Nebenzia, pese a otros problemas, la creciente estabilidad en Siria no es irrefutable y ya se han adoptado y se adoptarán  muchas gestiones positivas para mejorar la situación humanitaria. A ojos de Moscú, la comunidad internacional debe ayudar al  gobierno y a la población de Siria para  vencer las ruinas  y garantizar la seguridad de los refugiados que quieren regresar a Siria.

 

Este punto de vista también es compartido por China como miembro permanente del CSNU. El enviado de China en este órgano, indicó que las operaciones de auxilio en Siria deben llevarse a cabo con cuidado, en  base a la imparcialidad, la justicia y libre de politiquería (bajo supervisión del gobierno sirio). China junto con Rusia se vale de su  poder en el CSNU para apoyar al gobierno constitucional de Siria. Con el aumento del apoyo de Pekín al  gobierno de Damasco sería menos probable que los países occidentales puedan adoptar una resolución contra  este gobierno, lo que contribuirá a mayor estabilidad del gobierno del presidente Bashar al-Assad.  

 

A juzgar por estos dos miembros permanentes del CSNU, el verdadero objetivo de los occidentales en presentar un proyecto de ayuda a las gentes en las fronteras de Siria es proporcionar aporte logístico a los terroristas para que sigan combatiendo al gobierno sirio. Esto los occidentales lo hacen bajo pretexto de ayudar a la población azotada por la guerra de Siria. La embajadora británica ante la ONU ha afirmado al respecto que el suministro de asistencia a millones de sirios es imprescindible. Aun así, la pregunta que surge es si los occidentales han ayudado verdaderamente al pueblo sirio en los últimos ocho años o bien sus aportes han sido destinados solo a los grupos terroristas con la intensión de derribar al gobierno sirio.

De acuerdo con el experto político sueco Aaron Lund, desde el punto de vista estratégico, el presidente Bashar al-Asad ha podido derrotar a los enemigos que querían  su destitución. Actualmente, la posición de las formaciones terroristas se ha debilitado por completo, y el Gobierno sirio está tratando de completar sus victorias en otros puntos del país con ayuda de sus aliados es decir  Rusia, Irán y el movimiento de Hezbolá, lo que supone una pesadilla para los occidentales y  sus aliados árabes que ven cómo el fruto de años de su inversión en Siria se está perdiendo.

 

 

Tags

Comentarios