Jan 11, 2019 09:45 UTC
  • Israel abre la ‘carretera del apartheid’ en la Cisjordania ocupada

Israel abre la “carretera del apartheid” en la Cisjordania ocupada, que separa a los conductores palestinos de los israelíes con un muro de hormigón de 8 metros.

Según informaron los medios israelíes, se trata de una autopista de 3,5 kilómetros con una barrera de ocho metros en el medio, que se inauguró el miércoles.

El lado occidental de la autopsia, situada al noreste de Al-Quds (Jerusalén), estará abierto a los conductores palestinos que se les tienen prohibido entrar a la ciudad, y el lado oriental está destinado exclusivamente para los colonos israelíes.

Hace una década se construyó la carretera, pero permaneció cerrada debido a una disputa entre el ejército y la policía israelíes por un puesto de control.

Al respecto, el ministro de seguridad pública del régimen de Israel, Guilad Erdan, dijo que la autopsia aliviaría el tráfico para los colonos en la zona y contribuiría a los israelíes a superar los “desafíos de seguridad”.

Sin embargo, un miembro del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Ahmad Majdalani, condenó la medida del régimen de Tel Aviv y dijo que “es un ejemplo del apartheid israelí y la separación racista que alguna vez existió en Sudáfrica”.

En declaraciones a medios israelíes, Majdalani señaló que “cualquier israelí que crea en la democracia debería sentirse avergonzado por este nuevo camino”.

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) destacó en un comunicado que la “carretera del apartheid” plantea “un reto a la credibilidad de la comunidad internacional”.

“Es una vergüenza para la comunidad internacional ver cómo se instaura y profundiza un régimen de apartheid sin que se haga nada para detenerlo”, reza la nota.

Según Aviv Tatarsky, que trabaja para la oenegé Ir Amim, la nueva carretera aísla aún más a algunas aldeas palestinas de Al-Quds mientras obliga a los palestinos que viajan entre el norte y el sur de Cisjordania a cambiar de rumbo.

Alrededor de 600 000 colonos israelíes viven en más de 230 asentamientos ilegales construidos en los territorios ocupados de Palestina desde 1967, incluidas la ciudad de Al-Quds y Cisjordania.

Al-Quds está separada de Cisjordania por el llamado “muro de apartheid”.

Israel comenzó a construir el muro de separación con cercas y alambradas dentro de la Cisjordania ocupada en 2002, alegando que era crucial para la seguridad. La Corte Internacional de la Justicia (CIJ) anunció en 2004 que el muro de apartheid viola el derecho internacional y pidió a Israel cesar su construcción.

Tags

Comentarios