Jan 14, 2019 15:15 UTC
  • Enfoque contradictorio de EEUU en Siria: pone condiciones para su participación en la reconstrucción de ese país

ParsToday – Con el estallido del conflicto sirio en 2011, EE.UU. junto con el Reino Unido, Francia y algunos países árabes, para romper el eje de la Resistencia y derrocar al gobierno legal de Siria, centró su esfuerzo en aportes totales a los grupos armados terroristas, el resultado de cuya actuación en últimos 8 años ha sido la muerte de cientos de miles de sirios, el desplazamiento de millones de ciudadanos sirios y la destrucción de las infraestructuras de ese país.

Pese a este objetivo, en la actualidad la influencia de EE.UU. en el proceso de la situación de Siria es mínima. De hecho, EE.UU. ve cómo se ha dado al traste a sus planes sobre el país árabe, especialmente el de colocar en el poder a un gobierno prooccidental en Damasco.

Por otra parte, el anuncio de la decisión del presidente de EE.UU. de sacar a las tropas norteamericanas de Siria equivale a admitir la derrota en Siria. Sin embargo, autoridades estadounidenses, como el secretario de Estado, Mike Pompeo, han tratado de sugerir que este asunto no repercutirá en la política de EE.UU. en Oriente Medio, incluyendo la confrontación con la influencia regional y las actividades de Irán.

Los estadounidenses se están esforzando por reducir o acabar de cualquier forma posible con la presencia de Irán y los grupos apoyados por Teherán en Siria. En este sentido, el presidente del Grupo para la Acción de Irán en el Departamento de Estado de EE.UU. , Brian Hook, afirmó que su país no contribuirá a la reconstrucción de Siria hasta el retiro completo de Irán y sus aliados de ese país.

Añadió: no les permitiremos (a Irán) hacer lo que hicieron en El Líbano. Vamos a suspender la ayuda financiera para la reconstrucción de Siria; poseemos muchos instrumentos para alcanzar este objetivo. 

Estos pronunciamientos se producen en un momento en el que Trump ha decidido retirar a los uniformados norteamericanos de Siria. Los críticos de esta decisión de Trump han subrayado que esto relegará a un segundo plano los esfuerzos de la Casa Blanca destinados a contrarrestar la influencia iraní en Siria.

Desde 2011 y a petición del gobierno legal de Siria, Irán ha desplegado asesores en ese país con el fin de combatir a los grupos terroristas, con lo cual ha desempeñado un papel calve en las victorias del Ejército sirio en la lucha contra los terroristas en distintos puntos del país árabe.

El experto militar Jim W. Dean considera significativo el papel de Irán y de Hezbolá de El Líbano en la derrota de las agrupaciones terroristas señalando que esta coordinación con el Ejército sirio evidenció cómo se puede hacer frente al terrorismo dirigido por parte del Occidente.

Los estadounidenses siempre han dirigido sus fuertes ataques propagandísticos contra Irán y al mismo tiempo han hecho hincapié reiteradas veces en la necesidad de la retirada de los asesores iraníes y de sus aliados, incluido Hezbolá, de Siria.

Aun así, esta demanda ha chocado con el fuerte rechazo del gobierno sirio y del presidente Bashar al-Assad. El vicecanciller sirio Faisal Mekdad declaró que la presencia de las tropas iraníes y Hezbolá responde a la solicitud de nuestro gobierno para combatir el terrorismo.

Los estadounidenses saben bien que la presencia persa en Siria impedirá la materialización de sus objetivos en ese país y en la región, al mismo tiempo que ha incrementado las preocupaciones del régimen israelí. Empero, Teherán ha puesto énfasis en mantener su presencia militar y de sus aliados en Siria.

Al respecto, el vocero de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, indicó: nadie puede obligar a Irán a hacer algo y hasta que haya terrorismo y el gobierno sirio lo quiera, Irán estará presente en Siria.

Tags

Comentarios