Mientras miles de personas marchan contra la independencia de Cataluña, el Gobierno regional advierte que ‘todo está listo’ para la consulta soberanista.

En la manifestación celebrada este domingo en el centro de Barcelona, capital de la región de Cataluña, unas 6500 personas, según la Guardia Urbana, y 15.000 según los organizadores, han coreado consignas contra el proceso soberanista. 

Con el lema “Paremos el golpe” y con el apoyo expreso del Partido Popular (PP), Ciudadanos, Partido Socialista de Cataluña (PSC) y Unión, Progreso y Democracia (UPyD), entre otros partidos, la marcha ha concluido frente a la sede del gobierno regional (Generalitat) con discursos contra el proceso de independencia de la región en los que han advertido que no se debe bajar la guardia ya que “los independentistas, si pueden, harán la independencia”.

Durante la marcha –convocada por la asociación política Sociedad Civil Catalana–, los manifestantes han coreado consignas como “No nos engañan: Cataluña es España” o “Soy Español”, y también han portado pancartas con frases y fotografías de las autoridades catalanas como el presidente Carles Puigdemont o el vicepresidente Oriol Junqueras con la palabra “Golpistas”, además de banderas españolas, europeas y alguna catalana.

Paralelamente, Junqueras, en una entrevista con el periódico local Ara, ha asegurado que "está todo preparado para hacer la tramitación que era necesaria e imprescindible" para convocar el referéndum de independencia que prevén celebrar este 2017.

Asegura que apuesta por una pregunta "clara y precisa que se contestará con un 'sí' o un 'no", y es de la opinión que, de ganar la opción independentista, el Estado estará interesado en negociar la separación, y su consecuente división de activos y pasivos.

Por otra parte, al ser preguntado por si Cataluña contaría con reconocimiento del resto de estados en caso de declararse la independencia, ha explicado que el gobierno regional está trabajando "para que este reconocimiento se produzca".

Cada vez es más palpable la tensión entre el Gobierno español y el catalán, sobretodo después de que en octubre de 2016 el Parlamento de esta región aprobó la celebración de un referéndum secesionista, como muy tarde, en septiembre de 2017, con o sin el aval del Estado.

Aunque el Tribunal Constitucional de España anuló esta medida, y pese a los intentos de Madrid por evitarlo, los independentistas siguen firmes en su postura.

 

Mar 20, 2017 06:40 UTC
Comentarios