• Rusia tacha de “aberración” las acusaciones de injerencia en la crisis catalana

El embajador ruso en España niega que hayan intervenido acusa de populismo a los medios que difunden esas informaciones

Aberración. Ése es el término que usan desde la embajada rusa ante las acusaciones de injerencia en Catalunya que han vertido algunos medios españoles.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, afirmaron el viernes que tenían contrastada la injerencia de internautas con sede en Rusia y otros países no europeos en la crisis de Catalunya en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. El Ejecutivo aseguró a preguntas de los periodistas que “muchos” mensajes que circulan a través de las redes sociales sobre la crisis catalana proceden de “territorio ruso” y pidieron a la Unión Europea que se tome “muy en serio” este problema para dar una respuesta comunitaria. El eurodiputado de Ciudadanos Javier Nart, por su parte, ha registrado una pregunta en el Parlamento Europeo en la que pide por escrito a la Comisión y especialmente a Federica Mogherini, alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, si piensan tomar medidas para evitar las maniobras de Moscú.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha alertado este lunes a sus socios de la Unión Europea de que la “manipulación y desinformación” lanzada contra el bloque comunitario desde redes en Rusia afecta también al “desarrollo democrático” en Catalunya. El gobierno se ha referido en todo momento a usuarios de redes sociales.

La respuesta a estas acusaciones y las informaciones periodísticas de algunos medios españoles ha llegado de la mano del embajador ruso en España, que ha censurado que intenten explicar el problema de Catalunya con el Estado acusando a medios y cuentas rusas de injerencia. “Lamentablemente ahora vemos que ciertos periodistas españoles tratan de explicar la génesis de la crisis catalana, un fenómeno complejo con su historia, sus protagonistas, héroes y antihéroes por la injerencia rusa. No cabe pensar que esto es sólo una aberración. El peligro de tal enfoque es evidente porque trata de despistar a la opinión pública y a los políticos, apartarlos de un trabajo complicado, yo diría, afiligranado encaminado al arreglo de un problema muy serio que enfrenta hoy España, país amigo para nosotros”, apunta Yuri Korchagin en un comentario enviado a la prensa este lunes.

Korchagin acusa a los medios que hablan de injerencia rusa de “populistas” porque “la particularidad más característica de cualquier populista es proponer una solución sencilla, a veces primitiva, y por eso no realista de un problema difícil”.

“No nos deja de asombrar que ciertos medios españoles inflan la burbuja de la presunta mano de Rusia en Catalunya y no ayudan al lector de ver los verdaderos orígenes y posibles vías de solución de los problemas en esta comunidad autónoma”, dijeron en otra comunicación de la embajada el viernes. Además, tacharon ese tipo de informaciones como fake news. “En Rusia, igual que en España, los periodistas gozan de libertad para formular sus propias opiniones pero nuestra cultura periodística no permite propagar fake news. Es paradójico que intentan tachar a medios rusos como “progubernamentales” tanto cuando coinciden con la postura oficial como cuando presentan visiones divergentes.

Nov 14, 2017 05:05 UTC
Comentarios