• Piden al Gobierno que aplique el 155 e incluya el castellano en la matrícula de los colegios catalanes

Íñigo Méndez de Vigo se encuentra en un apuro. Como conseller de Educación que todavía es en Cataluña, debe publicar en las próximas semanas una resolución con las normas de preinscripción y matrícula de alumnos para el curso que viene en los centros educativos catalanes sostenidos con fondos públicos.

¿Mantendrá esta resolución como estaba otros años, cuando gobernaban los nacionalistas, o hará en ella por primera vez una mención al derecho de las familias a recibir una enseñanza también en castellano? El ministro-portavoz-consejero quedará retratado en su decisión. Porque hasta cinco colectivos cívicos le piden que actúe «en coherencia con su propia ley educativa», la Lomce, y aplique el artículo 155 de la Constitución en la nueva resolución. El colectivo Ames ha enviado una carta al ministro con copia a la Consejería pidiendo que en el modelo de preinscripción se introduzca una casilla de opción lingüística, para que los padres o tutores legales puedan indicar si quieren que su hijo curse sus estudios utilizando también el castellano como lengua vehicular.

En la misiva también le reclaman que, antes que se inicie el periodo de preinscripción del curso 2018/2019, establezcan la oferta pública de centros donde los alumnos podrán cursar sus estudios usando también el castellano. «Si no hace nada, estaría incumpliendo la Lomce», advirtió ayer Antonio Jimeno, presidente de Ames, que hoy iniciará una recogida de firmas en change.org a la que van a unirse la Asociación de Profesores por el Bilingüismo y la Asociación por la Tolerancia.

La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) e Impulso Ciudadano también anunciaron su intención de escribir una carta a Méndez de Vigo para que en la nueva resolución se diga que los colegios catalanes deben adaptar sus proyectos lingüísticos a las decisiones judiciales, de tal forma que el castellano y el catalán tengan «una proporción razonable». «La inmensa mayoría de los centros contempla el catalán como opción obligatoria, pero no recoge la posibilidad de estudiar también en castellano. Vamos a pedir que, si el 155 sigue en activo, se cumpla la ley y se aplique un sistema de conjunción lingüística», explica Ana Losada, de la AEB. «La Generalitat tiene que velar por que todos los centros contemplen una proporción razonable de castellano y catalán. Los tribunales dicen que, en el caso del castellano, debe ser al menos del 25%. Es el momento de contemplarlo», añade Pepe Domingo, de Impulso Ciudadano.En el Ministerio de Educación dicen que están trabajando en el redactado de la resolución, pero no dan pistas sobre su contenido.

Feb 14, 2018 06:06 UTC
Comentarios