• Buch urge a Marlaska a que se autorice el derecho a escolta de Puigdemont en Bélgica

El conseller de Interior recuerda que el expresidente de la Generalitat “no se encuentra fugado” y le corresponde un servicio de seguridad

El Govern insiste en la urgencia de proporcionar un servicio de escolta al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Tres días después de que el Executiu catalán avalara en un informe jurídico la viabilidad de que Puigdemont –quien reside en Bélgica– disponga de un servicio de seguridad personal en el extranjero, la Conselleria de Interior se ha puesto en contacto con el Ministerio del mismo ramo para agilizar los trámites sin poner obstáculos.

En una misiva firmada por el conseller Miquel Buch y dirigida al ministro Fernando Grande-Marlaska, el titular de Interior de la Generalitat detalla que espera “que se podrá resolver con garantías y rapidez un derecho que la ley reconoce al Molt Honorable señor Puigdemont y que afecta a un derecho tan fundamental como su propia seguridad”. En concreto, Buch insta a Marlaska a que facilite los trámites para el traslado de las armas reglamentarias de los agentes que prestarían el servicio de seguridad del expresident en Bélgica.

Buch, tras recibir una primera respuesta de la Moncloa, explica que coincide en que “el Ministerio del Interior carece de competencias para otorgar la autorización solicitada” dado que el servicio se debe prestar fuera de las fronteras españolas, en Bélgica, con lo que “correspondería al Ministerio de Asuntos Exteriores tramitar la comunicación correspondiente de desplazamiento de agentes de Mossos d’Esquadra”. Con todo, el conseller de Interior subraya que el director general de la policía catalana ya se ha puesto en contacto con el ministerio capitaneado por Josep Borrell, “sin haber obtenido todavía respuesta, a pesar del tiempo transcurrido”.

Además, y tras el informe jurídico, Buch recuerda que el derecho a servicio de escolta está recogido en la ley 6/2003 del estatuto de los expresidentes de la Generalitat. Un derecho que no puede ser revocado “a menos que explícitamente renuncien o bien que se apruebe por mayoría parlamentaria de dos tercios”.

Además, el titular de Interior del Goverm señala que “los expresidentes pueden disfrutar de los derechos que tienen reconocidos por ley en territorio catalán o fuera de él dado que no existe limitación territorial alguna en la normativa”.
Otro de los argumentos expuestos por el Ministerio de Interior es la condición de “fugado” de Puigdemont, un adjetivo que Miquel Buch matiza al detallar que si bien se han emitido dos órdenes europeas de detención del expresidente de la Generalitat, ambas han sido retiradas por el mismo tribunal: “El señor Puigdemont no se encuentra fugado atendiendo a la falta de una requisitoria internacional”, reivindica.

Al mismo tiempo, el conseller de Interior recuerda que Puigdemont se ha personado en la causa de la Sala Segunda del Supremo a través de su abogado y procurador. “Recordamos que es fugado aquel que se sustrae completamente a la justicia y la misma desconoce donde se encuentra, no siendo este el caso que nos acontece, ya que el tribunal conoce el lugar donde se encuentra el Molt Honorable señor Puigdemont”, zanja.
 

Tags

Aug 11, 2018 03:44 UTC
Comentarios