• Sánchez acusa a PP y Cs de “una política pendenciera” que ataca la paz social y la convivencia

El presidente del Gobierno critica en un mitin del PSOE que la derecha “confunde la discrepancia con la crispación”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado durísimas acusaciones contra el PP y Ciudadanos, este sábado en el mitin del PSOE que ha protagonizado en la localidad madrileña de Fuenlabrada, ante unos 1.500 simpatizantes, como pistoletazo de salida para seis largos e intensos meses de campaña electoral hasta la cita con las urnas municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo. “A algunos se les ha atragantado y se les ha parado el reloj con la moción de censura”, ha ironizado Sánchez en alusión a los partidos que dirigen Pablo Casado y Albert Rivera.

“¡Confunden la discrepancia con la crispación!”, ha denunciado el presidente del Gobierno. Y el PP y Cs mantienen esta actitud, a su juicio, “a costa de socavar los pilares de la convivencia y la paz social”. “¡Pero a nosotros no nos van a encontrar en esa política pendenciera!”, ha clamado Sánchez.

El líder del PSOE ha esbozado en su intervención el discurso electoral para las municipales y autonómicas, que se basará precisamente en los logros que en su opinión ha conseguido desde que hace apenas cinco meses ganó la moción de censura que derribó a Mariano Rajoy y logró llegar al palacio de la Moncloa. Unos logros que ahora tratarán de exprimir todos los candidatos socialistas a las elecciones. “¡Hace cinco meses salió de la Moncloa la resignación y entró la esperanza que nosotros representamos!”, ha asegurado el presidente del Gobierno.

En el acto ha estado arropado por casi todos sus ministros y toda la cúpula del PSOE que previamente ha celebrado una reunión del Comité Federal. Pero sólo han asistido tres presidentes autonómicos: el valenciano Ximo Puig, el castellanomanchego Emiliano García Page y la balear Francina Armegol. No han acudido, en cambio, ni la andaluza Susana Díaz, ni el extremeño Guillermo Fernández Vara, ni el aragonés Javier Lambán, ni el asturiano Javier Fernández. Y eso que el acto pretendía proclamar las candidaturas de la mayoría de ellos para las elecciones autonómicas. Sí ha acudido, en cambio, el líder del PSC, Miquel Iceta, que ha recibido grandes aplausos durante su breve intervención.

Sánchez ha confiado, en todo caso, en que el PSOE ganará las elecciones del 2 de diciembre en Andalucía, y también las del 26 de mayo en muchas comunidades. En ese mismo 2019, ha asegurado, “tras muchos años de espera, ya no habrá un mausoleo en homenaje al dictador Franco”. Ha sido su manera de empezar a calentar las gradas de los simpatizantes, que han aplaudido a rabiar. Y ha justificado la presentación de la moción de censura contra Rajoy por “higiene democrática”.

Después, ha enumerado los logros que a su juicio lleva conseguidos en estos casi cinco meses de mandato. “¡Este Gobierno aplica antes el sentido común que la ideología!”, ha dicho. Y ha repetido en varias ocasiones que se rige por los mismos principios e ideales que la Revolución Francesa: libertad, igualdad y fraternidad. Además, ha destacado su última decisión para que, a partir de ahora, sean los bancos los que paguen el impuesto de las hipotecas. “¡La sociedad española fue solidaria con la banca, y la solidaridad es recíproca!”, ha dicho.

El presidente del Gobierno ha anunciado que antes de que acabe este mes de noviembre, el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de reforma de la Constitución al que se comprometió hace ya mes y medio, para limitar los aforamientos a los políticos.

Tags

Nov 11, 2018 04:57 UTC
Comentarios