• Gobierno español avisa a PP y Cs de amenaza de Vox para democracia

El Gobierno de España pide al Partido Popular y a Ciudadanos que no pacten con Vox para gobernar Andalucía y la conviertan así en “cuna de la ultraderecha”.

“A nadie se le escapa que la irrupción de Vox ha sido una sorpresa. Pero la sorpresa sería mayor si PP y Ciudadanos recurrieran a su apoyo. En Andalucía se debe promover un gobierno constitucionalista y europeísta”, ha considerado este viernes la portavoz del Gobierno español, Isabel Celaá, a cuyo juicio las propuestas de Vox son una clara amenaza a la estabilidad de España.

El partido político de extrema derecha Vox logró 12 escaños del parlamento autonómico de Andalucía, al obtener el 10,97 % de votos en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, lo que le supuso un éxito histórico. De hecho, el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) volvió a ganar las elecciones, pero con su peor resultado histórico: el 28 % de los votos (33 escaños).

A la portavoz del Gobierno español le resulta “difícil de entender” y “sorprendente” que los conservadores del Partido Popular (PP) y los liberales de Ciudadanos (C's) “abandonen sus principios” y pacten en Andalucía con Vox, pues la ultraderecha es, a su juicio, una clara amenaza para la “calidad democrática” española.

A juicio de la también ministra de Educación del Gobierno de Pedro Sánchez, Vox reproduce en España la ultraderecha que ya ha avanzado en algunos países europeos. Al respecto, ha recordado los casos de Francia, Alemania, los Países Bajos o Bélgica.

La funcionaria ha añadido que aunque España es “el último país de Europa en sufrir el impacto de la extrema derecha”, es lamentable que sea “el primero en ver cómo los partidos de la derecha son capaces de apoyarse en la ultraderecha”.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aunque es crítico con el Gobierno de Sánchez, coincide con Madrid respecto a Vox. En su opinión, la irrupción de este partido pone la democracia española y sus avances “en riesgo”. Además, Iglesias ha catalogado a Vox de “franquista sin complejos y enemigo de los derechos y libertades”.

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, defendió en octubre a su partido como “de extrema necesidad”. Del programa de la formación destaca la eliminación de las autonomías en favor de un Estado unitario centralizado, “con un solo Gobierno, un solo Parlamento y un solo Tribunal Supremo” y una regulación más estricta de las fronteras.

Tags

Dec 08, 2018 10:24 UTC
Comentarios