Apr 26, 2019 05:26 UTC
  • Sánchez e Iglesias acercan posiciones en plena batalla entre PP y Cs

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE en las elecciones generales del 28A, Pedro Sánchez, ha situado a Unidas Podemos como la primera fuerza con la que tratará de entenderse tras los comicios del domingo, aunque ha avanzado que hablará con "todos", sin descartar a Ciudadanos, y ha recordado que su clara apuesta sigue siendo un gobierno en minoría.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, el líder socialista ha afirmado que ve a la derecha "desconcertada, desorientada y fragmentada, sin un proyecto político para el país" y que "España necesita estabilidad en su gobierno porque gobernar es algo muy serio". Después, en un multitudinario mitin en Barcelona, ha pedido el voto a los dubitativos entre Podemos y PSOE y entre Cs y PSOE.

"Con Unidas Podemos he hablado mucho en estos diez meses de gobierno de política social y políticas de regeneración democrática", ha destacado, aunque su clara apuesta sigue siendo un gobierno en minoría. 

Un modelo de Ejecutivo que pasa por "gobernar con integrantes del PSOE y con independientes de reconocido prestigio", ha aseverado, para insistir en que si tras este domingo tiene capacidad de iniciar negociaciones, hablará "con todos dentro de la Constitución" apelando a un "horizonte de concordia nacional" alejado de la crispación.

"Es evidente que yo tengo más afinidades desde el punto de vista de la izquierda en las políticas sociales con Unidas Podemos que con el PP, pero hay desafíos, que van más allá del modelo territorial, que van a exigir grandes consensos y que necesitan trascender los bloques ideológicos", ha defendido. 

Por su parte, el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que "preferiría gobernar con el PSOE y tener mayoría absoluta entre los dos", pero que, incluso así, “hay que tender la mano para dialogar con otras fuerzas políticas”. Asimismo, en una entrevista electoral en RNE, ha criticado la indefinición de Sánchez ante un posible pacto con Ciudadanos y no ha descartado poner su cargo a disposición del partido si los resultados de las elecciones generales no son los esperados.

Mientras, prosigue la batalla entre PP y Ciudadanos por liderar el centro-derecha detrás de los movimientos en los últimos días de Ángel Garrido y otros dirigentes populares que han marchado a la formacón naranja.

N/FSH/C

Tags

Comentarios