El mundo musulmán ha denunciado la reciente decisión de Israel de cerrar la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Jerusalén) después de un enfrentamiento armado registrado en este lugar, en el que murieron tres palestinos y dos soldados del régimen de Israel.

Al menos tres palestinos han perdido la vida hoy viernes en un enfrentamiento armado en la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds, en el que han muerto también dos soldados del régimen de Israel.

Después del incidente, la policía israelí cerró el complejo de la Mezquita Al-Aqsa, detuvo brevemente al jeque Muhammad Hussein, el gran muftí de Jerusalén Al Quds, y canceló las oraciones musulmanas del viernes en el lugar.

"Insistimos en llegar a la mezquita A-Aqsa y realizar las oraciones allí. La ocupación que nos impide orar marca un asalto contra nuestro derecho a adorar en esta mezquita islámica pura ", dijo el jeque Muhammad.

Las medidas tomadas por el régimen de Tel Aviv atrajeron condenas del mundo musulmán.

Liga Árabe y Jordania demandan reabertura de Al-Aqsa

La Liga Árabe advirtió contra las consecuencias del "peligroso" cierre israelí de la mezquita Al-Aqsa y la prohibición de las oraciones del viernes.

En un comunicado difundido el viernes, la organización árabe de 22 miembros dijo que la medida afectaría negativamente al llamado proceso de paz en la región y alimentaría el conflicto, el terrorismo y el extremismo.


Además, pidió a régimen de Israel que reabriera inmediatamente Al-Aqsa y evite cualquier intento de cambiar el estatus histórico de la mezquita, exigiendo a la comunidad internacional que proteja los sitios sagrados islámicos y cristianos.

Además, Jordania, que actúa como custodio de la mezquita Al-Aqsa, instó a la reapertura del sitio y aconsejó a Israel que "se abstenga de tomar cualquier medida encaminada a cambiar" el status quo de Al-Quds o el complejo de la mezquita.

"Jordania rechaza cualquier ataque a los derechos de los musulmanes", dijo el portavoz del gobierno jordano, Mohammad Momani, en un comunicado difundido el viernes por la agencia de noticias Petra.

Catar pide acción global

En esta misma línea, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Catar censuró el cierre israelí de la Mezquita Al-Aqsa, la prevención de las plegarias allí y la declaración de la zona como una zona militar cerrada y calificó su cierre como una grave violación de la santidad de los sitios islámicos y una provocación contra los millones de musulmanes alrededor del mundo.
En una declaración, el ministerio exhortó a la comunidad internacional a asumir su responsabilidad en detener estas violaciones.

'El estado histórico de Aqsa debe ser respetado', dijo el comunicado.

Turquía

Mientras tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía expresó su pesar por el incidente del viernes, subrayando "Es una obligación humanitaria y legal respetar la santidad y el estado histórico de los sitios religiosos en Jerusalén oriental ocupada por régimen de Israel, especialmente el
Haram al-Sharif

"El Haram al-Sharif debe ser abierto a los fieles a través del levantamiento inmediato de la prohibición de entrada impuesta por Israel y la calma debe ser alcanzada lo más pronto posible", agregó.

 

Jul 15, 2017 17:01 UTC
Comentarios