Las familias de cientos de víctimas del atentado del 11 de septiembre han demandado a Arabia Saudí por su implicación en dicho acto terrorista.

Según informa la cadena estadounidense NBC, familiares de 800 víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 han presentado este lunes una demanda formal en contra de Arabia Saudí por sus nexos sospechosos con los perpetradores de los ataques.

El reclamo se basa en investigaciones del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés), según las cuales, oficiales del Gobierno saudí estuvieron involucrados en los ataques, mediante financiamiento y apoyo financiero a los atacantes, la mayoría de nacionalidad saudí.

En concreto las pesquisas descubrieron que oficiales de la embajada saudí en Alemania prestaron apoyo al jefe de los atacantes, Mohamad Atta, además se llegó a saber que un oficial saudí estuvo en el mismo hotel que estaban los atacantes la noche antes de llevar a cabo los atentados.

“Esta demanda judicial demuestra el compromiso inquebrantable de las familias de las víctimas del 11-S para hacer pagar a Arabia Saudí por su grave papel en los ataques del 11 de septiembre”, dice el abogado Jim Kreindler, responsable de llevar adelante el caso.

Del mismo modo critica al Gobierno estadounidense por considerar a Arabia Saudí uno de sus aliados principales en Oriente Medio mientras este apoya abiertamente a los terroristas, por lo que llama a Washington a cesar sus cooperaciones con Riad.

La presentación de esta demanda fue posible luego de que en septiembre pasado el Congreso de Estados Unidos derogara el veto del entonces presidente Barack Obama para frenar la polémica Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo (JASTA, por sus siglas en inglés) que permite a las familias de las víctimas de los atentados del 11-S acusar en los tribunales a Arabia Saudí.

Mar 20, 2017 23:51 UTC
Comentarios