• Seúl propone iniciar diálogos con Pyongyang el día 9 de enero

Corea del Sur ha propuesto el día 9 de enero para conversaciones de alto nivel con ‎Pyongyang, después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, se mostrara dispuesto ‎a dialogar con Seúl incluso sobre los Juegos Olímpicos de Invierno.‎

Esperamos que el Sur y el Norte puedan sentarse frente a frente para abordar la participación de Corea del Norte en los Juegos de [la ciudad surcoreana de] Pyeongchang, así como otros temas de interés mutuo, para mejorar las relaciones intercoreanas”, ha declarado este martes el ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-Gyon, en una rueda de prensa.

El funcionario surcoreano ha precisado que su país “espera recibir una respuesta positiva de Pyongyang a esta propuesta” y reafirmado la voluntad de Seúl de hablar sin precondiciones con el Gobierno de Kim: sería la primera reunión formal entre las dos Coreas desde 2015.

El líder norcoreano sorprendió el lunes al mundo cuando en su discurso del Año Nuevo manifestó la disposición de Pyongyang a sentarse a la mesa del diálogo con su vecino del sur e incluso enviar una delegación a los Juegos Olímpicos (JJ.OO) que se celebrarán el próximo mes en Pyeongchang, ciudad surcoreana no muy lejos de la frontera entre las dos Coreas.

Kim, en su discurso, también recordó a EE.UU., principal aliado de Corea del Sur, su gran poder nuclear y amenazó con apretar “el botón nuclear que tiene en su despacho” si Washington vuelve a amenazar a su país.

Este martes, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha ordenado a su Gobierno actuar rápidamente sobre la oferta de Kim de enviar una delegación a los JJ.OO y de mejorar las relaciones bilaterales.

Mejorar las relaciones intercoreanas y resolver el problema nuclear de Corea del Norte no es una contradicción”, ha dicho el mandatario surcoreano, mientras coordina con sus aliados y la comunidad internacional las futuras conversaciones con Corea del Norte.

Kim Jong-un aduce que el programa nuclear y de misiles de su país es necesario para proteger su integridad territorial ante la amenaza de Washington y sus aliados regionales, es decir, Seúl y Tokio.

 

Jan 02, 2018 10:19 UTC
Comentarios