• ‘Venta de armas de EEUU a Ucrania pone a Rusia en pie de guerra’

En contraste con lo deseado, Estados Unidos lleva a Rusia a estar en pie de guerra, al seguir con el negocio de armas a Ucrania, el cual, ha generado crítica de Moscú que señala a Washington como un ‘cómplice en alentar la guerra’ en Ucrania con la venta de armas a este país.

Un informe elaborado por la agencia de inteligencia geoestratégica estadounidense Stratfor y publicado el miércoles, ha advertido de la respuesta cierta de Rusia a la venta de armas a Ucrania por parte de la Administración de EE.UU., pese a que este último tratara de encuadrar el referido negocio como una “medida puramente defensiva” y no como un “medio militar” contra el país euroasiático.

Rusia responderá de manera que considera oportuna, si tilda de agresivas las medidas adoptadas por EE.UU. y la Unión Europea (UE) en el ámbito de la seguridad”, alerta el reporte.

La nota, de este modo, hace referencia al acto del Departamento de Estado de EE.UU. de aprobar en diciembre la tramitación de una licencia comercial para que Estados Unidos suministrara armas letales a Ucrania como misiles antitanques FGM-148 Javelin, por un valor superior a los 41 millones de dólares.

Rusia no está convencida, precisa el informe, con las afirmaciones de Washington de enviar armas a Ucrania, “persiguiendo fines de capacitación”, como trata de demostrar el país norteamericano.

Por este mismo motivo, y en momentos en que las tensiones entre ambos países han entrado en una fase aguda por las medidas punitivas de Washington, entre ellas, la imposición de más sanciones contra Moscú, corre la posibilidad de que Rusia reaccione, “apoyando a los independentistas en Donbás (este de Ucrania).

Stratfor adelanta otra hipótesis, asegurando que Rusia de verse amenazada, podría imponer más presión a EE.UU. y sus aliados, recurriendo a “restricciones económicas y manipulaciones políticas”.

Habrá una tercera opción para Moscú, indica el reporte. Es posible que Moscú responda “a favor de la diplomacia”, pues el país euroasiático trata de evitar entrar en conflicto en Ucrania, a dos meses de sus elecciones presidenciales.

Ucrania y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) acusan a Rusia de haber enviado fuerzas a las zonas orientales para ayudar a los secesionistas. Haciendo caso omiso a las negativas de Moscú al respecto, EE.UU. y la OTAN han reforzado su presencia en Europa del Este, además de brindar apoyo armamentístico a Kiev.

Rusia, en reiteradas ocasiones, ha advertido de las consecuencias que llevaría la exportación de armas letales por parte de Estados Unidos al Gobierno de Ucrania. Es más, el Kremlin alertó en diciembre de que Washington “desataría un nuevo baño de sangre”, si alimenta el conflicto en el este de Ucrania, donde Kiev ha lanzado una operación militar para hacer frente a los independentistas desde 2014, cuando la península de Crimea optó por su adhesión a Rusia mediante un referendo.

 

Tags

Jan 12, 2018 07:47 UTC
Comentarios