• Boda real costará $45 millones al Reino Unido pese a la austeridad

Se estima que la boda del príncipe Harry, nieto de la reina del Reino Unido, y su novia, la actriz Meghan Markle, costará unos 45 millones de dólares estadounidenses, un gasto que tendrá lugar pese a la grave situación económica de los ciudadanos británicos por la política de austeridad de su Gobierno.

Esta suma ha sido revelada este jueves por la cadena de televisión estadounidense CBS, citando al sitio web británico, BrideBook como su fuente para las estimaciones. Este gasto para el evento previsto para el próximo sábado, se debe a costos de seguridad, música, comida y flores entre otros, según detalla por su parte Business Insider.

Esto mientras buena parte de los ingresos de la familia real, es contribuido mediante el pago de los impuestos de los británicos, los cuales dependiendo del salario de cada ciudadano puede variar desde el 20 % al 45 % del sueldo que gana. Pero la familia real es exenta de pagar impuesto alguno.

Dicha cifra es estimada en momentos en que el Reino Unido se encuentra en un crecimiento económico muy lento por lo que durante los últimos años el Gobierno británico ha adoptado una política económica basada en la austeridad, por tanto, ha generado serios problemas para los ciudadanos.

El documento encontró que en los primeros cuatro años dirigidos por los Tory hubo 45 000 muertes más de lo que se hubiera esperado si los fondos se hubieran mantenido en niveles preelectorales”, publica el diario Independent, sobre la pobreza bajo el Gobierno del Partido Conservador británico.

De ahí que el diario británico Independent en base a un estudio publicó en noviembre que el Gobierno británico fue acusado de practicar políticas que causaron 120 000 muertes. “El documento encontró que en los primeros cuatro años dirigidos por los Tory hubo 45 000 muertes más de lo que se hubiera esperado si los fondos se hubieran mantenido en niveles preelectorales”, publicó el rotativo.

El mismo medio en septiembre de 2017 dijo que la economía del Reino Unido “está en bancarrota y no aborda la desigualdad (…) y no genera una prosperidad creciente para la mayoría de la población del Reino Unido”, citando a un “informe importante”, del Instituto de Investigación de Políticas Públicas (IPPR, por siglas inglesas).

Además, otro estudio ha demostrado que la población de los sin techos en el Reino Unido ha aumentado un tercio desde 2011, año en el que el Partido Conservador tomó el poder.

Mayo 18, 2018 07:25 UTC
Comentarios