Testigos de la tragedia capturaron varios instantes en los que las calles se convierten repentinamente en enormes ríos mientras se ve a personas corriendo para escapar de la corriente, que arrastra todo a su paso.

El saldo de muertos por el terremoto que precedió la llegada de las enormes olas a las costas supera los 2.000, y más de 5.000 personas se encuentran desaparecidas. 

Tags

Oct 10, 2018 07:28 UTC
Comentarios