• La confrontación de EEUU con China; desde la guerra comercial hasta la limitación nuclear

Pars Today - Después de que Donald Trump fuera elegido como el nuevo presidente de Estados Unidos, las relaciones entre EE.UU. y China se han enfrentado a varios problemas y tensiones.

Las diferencias y desacuerdos entre Washington y Pekín incluyen varias dimensiones políticas, comerciales y económicas, militares, de seguridad y estratégicas.
 
Estados Unidos en sus documentos de seguridad y militares como la Estrategia de Seguridad Nacional, ha mencionado a China como su principal rival y ha enfatizado en enfrentar sus políticas y acciones.
 
En este sentido, China junto a Rusia ha sido el principal opositor del enfoque unilateralista de Trump sobre los problemas mundiales, además Pekín ha criticado el enfoque comercial del presidente de Estados Unidos sobre el proteccionismo económico.
 
Las reacciones decisivas de Pekín ante las acciones hostiles de EE.UU., han causado que Washington persiga una política de amenaza creciente y una presión constantemente contra el gigante asiático.  
 
Asimismo, el secretario de Energía de EE.UU., Rick Perry, en un comunicado ordenó aplicar nuevas limitaciones contra Pekín y dijo que dificultará la transferencia de la tecnología nuclear a China.
 
Perry añadió que ״Estados Unidos no puede ignorar las implicaciones a la seguridad nacional de los esfuerzos de China para obtener tecnología nuclear fuera de los procesos establecidos de cooperación nuclear civil entre Estados Unidos y China״.
 
El desarrollo de tecnología nuclear para alimentar pequeños reactores en el mar del Sur de China, así como para submarinos y rompehielos ha causado la preocupación de Estados Unidos.
 
Entonces, esta acción es el nuevo plan de EE.UU. para aumentar la presión y aplicar limitaciones a China.
 
Aunque hasta ahora Washington ha mantenido cooperaciones nucleares con China, pero, ahora Pekín se ha convertido como su principal rival regional e internacional, asimismo, el gobierno de Trump ha puesto en su orden del día los esfuerzos serios para frenar el crecimiento de China en la área de la tecnología nuclear.
 
Las medidas hostiles de Trump contra China
 
China es uno de los mercados emergentes para nuevos reactores nucleares que utiliza para suministrar su creciente demanda a la electricidad.
 
Según las estadísticas oficiales, Estados Unidos el año pasado realizó   exportaciones nucleares a China por valor de 170 millones de dólares. Por supuesto, esta es nueva dimensión de confrontación de la Casa Blanca con Pekín.
 
Otra dimensión importante de esta confrontación es la guerra comercial de Trump contra China a través de la aplicación de aranceles sin precedentes contra las importaciones de los productos y los bienes chinos a Estados Unidos.
 
Cabe mencionar, que  el mes pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso aranceles a más de 250 mil millones de dólares en productos chinos y luego amenazó con más si Pekín tomaba represalias. China luego respondió con aranceles sobre alrededor de  60 mil millones de dólares de las importaciones estadounidenses.
 
Además, el primer ministro chino, Li Keqiang, enfatizó que ״la guerra comercial no es lo mejor para nadie״.
 
Esto es mientras que las medidas hostiles comerciales del gobierno de Trump contra China se han enfrentado a las graves críticas por parte de las instituciones financieras internaciones como la Organización Mundial del Comercio (OMC).
 
Las políticas comerciales de Trump han causado disturbios en el sistema comercial y económico internacional.
 
Por esta razón, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, en una conferencia de prensa durante la reunión anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Indonesia, criticó las políticas económicas de Trump y le pidió que en lugar de destruir el sistema mundial de comercio, que lo restaure.
 
Traducido por Pars Today en español.

 

 

Tags

Oct 13, 2018 15:48 UTC
Comentarios