El famoso director iraní Asqar Farhadi recibió el premio a la mejor película extranjera por su filme "El vendedor" en la 89ª gala de los Óscar. Esta importante designación produjo reacciones positivas, principalmente en el mundo.

El diario español "El País", en una de sus ediciones anteriores a la 2017 edición de los Óscar, había señalado que si la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas daban un premio a "El Vendedor" sería como dar una bofetada en la cara al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y agregado que esta opción no sería rara puesto que esta película ha ganado una serie de premios internacionales.

Días antes de la ceremonia de premiación, Farhadi dijo que si ganaba este galardón, se lo dedicaría a la gente que hace campaña por reforzar la unidad y el entendimiento mutuo. Sin embargo, esto no fue todo. Antes de esta ceremonia, la diplomacia cultural de Irán salió victoriosa en la lucha contra la discriminación racial y la conducta irrespetuosa de la Administración de Estados Unidos.

Asqar Farhadi, en protesta a la orden de Donald Trump que prohíbe la entrada a Estados Unidos de los ciudadanos de siete países de mayoría islámica, entre ellos Irán, en un boicot a la ceremonia de los Óscar 2017, anunció que no asistiría. Este director iraní solicitó a uno de los directores iraníes de la NASA, Firouz Naderi, y a la primera mujer astronauta iraní, Anousheh Ansari, que lo representaran en la recepción del premio a su película "El Vendedor". La Sra. Ansari, al recibir el premio de Farhadi en la ceremonia de los Óscar, leyó un mensaje en nombre de este director iraní, en el que critica con dureza las políticas antimigratorias y radicales de Donald Trump. En este mensaje, Farhadi señala que su ausencia en la ceremonia de los Óscar es por respeto a la gente de su país y de todos los que han sido prohibidos sin respeto de la entrada al territorio estadounidense.

Farhadi consideró la recepción de su segundo Óscar como un honor, pero también señaló que los planes de división y de provocación del miedo de los políticos radicales proporcionan una pobre excusa para librar guerras y episodios de violencia. Subrayó también que los directores de fotografía pueden hacer uso de su arte para hacer añicos los tópicos que han sido formados sobre diferentes nacionalidades y religiones y allanar el camino para la simpatía de la comunidad internacional unos a otros.
De este modo, el producto de este cineasta iraní, además de la inscripción de un éxito en la industria del cine, expresó la protesta del Irán islámico a las políticas hostiles del gobierno estadounidense. Este director iraní evidenció que, la maestría de las artes, además de entender las condiciones sensibles de la comunidad internacional, siente la necesidad de solidaridad con los pueblos del mundo.

"El Vendedor" compitió con nueve películas procedentes de otros países que habían sido nominadas en último momento a los Óscar de entre 85 películas extranjeras. Las películas extranjeras incluidas en esta lista eran de Australia, Canadá, Dinamarca, Alemania, Noruega, Rusia, Suecia, y Suiza. En mayo de 2016, "El Vendedor" ganó al mejor guion, los premios al mejor actor en el Festival Internacional de Cannes y el premio al mejor film del Festival de Múnich. Además, en el Festival de Ámsterdam, esta película se hizo con el galardón a la mejor película, mientras que también en febrero ganó el Hugo de plata, un premio del Festival de Cine de Chicago.

En el año 2012, Asqar Farhadi ganó un Óscar por la película “Nader y Simin, una separación”. Este director iraní también recibió el Oso de Plata del Festival de Berlín por su filme "A propósito de Elly" y el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berlín por “Nader y Simin, una separación”. En la película "El vendedor", que es un extracto de la obra "Muerte de un viajante", escrita por el dramaturgo estadounidense Arthur Miller, la vida de una pareja se enfrenta a una crisis después de un incidente.

"El vendedor" se proyectó al público en la sala  Trafalgar Square en Londres, la noche antes de la ceremonia del Óscar a 10.000 espectadores que se habían reunido en ese recinto cinematográfico británico el 26 de febrero para ver esta película. Previamente, el alcalde de Londres había instado a la gente a ir a ver esta película.

Ahora, vamos a dar una mirada a la ceremonia de premios de la Academia desde un punto de vista diferente. El primer hombre negro que ganó un Óscar fue Sidney Poitier, en el año 1964. Las 88 anteriores ceremonias de los Óscar se convocaron en medio de las protestas de los negros contra la discriminación racial en la industria del cine estadounidense. Por ejemplo, cuando se anunciaron los nominados a los Óscar 2016, ningún director de fotografía negro se incluyó en los nominados alistados, lo cual provocó que los afroamericanos expresen su protesta a la discriminación racial en Hollywood. Esta corriente también dio lugar a las protestas de los afroamericanos, bajo la dirección del activista de derechos civiles, el sacerdote Al Sharpton, contra la discriminación racial en Hollywood. A raíz de estas protestas, la Academia se vio obligado a aliviar de alguna manera esta tensión.

Este año, la Academia de las Artes y las Ciencias  incrementó el número de nominados negros y, en este camino, fueron nominados para el premio a la  mejor película tres filmes con relación a negros, "Fences", "Moonlight", y "Figuras ocultas". Además, cinco actores afroamericanos fueron incluidos entre los veinte nominados para los premios a mejor actor y actriz. Barry Jenkins también fue nominado para el premio al mejor director de la Academia. Estas evidencias demuestran que la campaña del año pasado contra la discriminación racial en Hollywood fue un importante movimiento. Sin embargo, la revista Entertainment Weekly en su edición especial de la gala de la 89 edición de los Óscar realizó un estudio a gran escala y presentó una serie de cifras estadísticas interesantes, que manifiestan la intensidad de la catástrofe. Sobre la base de estas cifras, los afroamericanos constituyen el 12,6 % de la población estadounidense. Sin embargo, los candidatos afroamericanos en los Óscar representaron el 3,9% de la totalidad de los nominados a la estatuilla dorada de este año.
Los afroamericanos están en una situación mejor en comparación con otras minorías. Los latinos constituyen el 16,3 % de la comunidad estadounidense, sin embargo, los candidatos latinos para el Óscar solamente representaron el 1,3 % de la totalidad de los nominados de este año. Por otra parte, el 94 % de los jueces del Óscar son blancos.

El actor estadounidense Matt Damon, en una reciente entrevista, ha subrayado que la  discriminación racial es generalizada en EE.UU. y agrega que también es ampliamente evidente en la industria cinematográfica de Hollywood.

De acuerdo con un experto prominente de Estados Unidos, si echamos una mirada a la realidad actual de la comunidad estadounidense, nos daremos cuenta de la discriminación racial rampante en esa sociedad. La discriminación racial está incrustada en la comunidad de Estados Unidos y la mayoría de las películas de Hollywood insultan a otras naciones, religiones y etnias. 

Hollywood también promueve la violencia. En el transcurso de los años, Hollywood ha representado una falsa imagen de los musulmanes, asiáticos y los no americanos en sus películas

 

Mar 07, 2017 08:03 UTC
Comentarios