Teherán acaba de celebrar una conferencia internacional sobre el combate a las tormentas de polvo del 3 al 5 de julio con la participación de 43 países, varias agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), científicos y expertos.

La conferencia se celebró a raíz de una propuesta de resolución presentada por Irán el 21 de diciembre de 2016 bajo el título "Confronting Dust Storm", que fue aprobado después de dos meses y medio de explicaciones de la República Islámica de Irán en Nueva York con el consenso de todos los países en el segundo comité de la Asamblea General de la ONU. Durante la Conferencia Internacional sobre el Combate a las Tormentas de Polvo, los ministros y representantes de los países participantes intercambiaron experiencias, transfirieron soluciones y estudiaron los desafíos relacionados con el fenómeno de las tormentas de polvo.
 
Uno de los problemas que se ha apoderado de algunas de las ciudades iraníes y de varias ciudades del mundo durante la última década es la propagación de las tormentas de polvo que se ha intensificado como resultado del calentamiento global y el cambio climático. El presidente de la República Islámica de Irán, Hasan Rohani, en la ceremonia inaugural de la Conferencia de Lucha contra las Tormentas de Polvo, Desafíos y Soluciones, dijo que hoy el tema de las tormentas de polvo, como muchos temas ambientales, ha ido más allá de las fronteras nacionales y se ha convertido en un asunto regional e incluso una cuestión global. Esto ha puesto en peligro la vida de personas en Asia Occidental y Oriental, así como en África del Norte y en muchas otras regiones del mundo.
 
En su discurso en la ceremonia inaugural, el secretario general adjunto de la ONU, Hu Lian Shoo, al señalar que las tormentas de polvo no observa límites políticos, indicó que la desertificación ha llevado a la migración en muchos lugares durante los últimos 10 años y esta tendencia podría continuar en los próximos años y acabar con el 17% del producto bruto interno (PIB) en algunos países del mundo. La desertificación y la tormenta de polvo también han afectado la salud, el bienestar económico y social en Asia Occidental y en otras partes del mundo. El fenómeno de la tormenta de polvo ha desafiado el desarrollo sostenible de varios países y se ha convertido en un obstáculo para alcanzar los objetivos de 2030. Por esta razón, la participación de varios gobiernos en la solución del problema es el objetivo clave de la Conferencia Internacional sobre el Combate a las Tormentas de Polvo.
 
Abdul Rahman Al-Awdi, secretario ejecutivo de la Organización Regional Rápida, también señaló la importancia de esta  conferencia y señaló: "En la situación actual, tenemos que considerar seriamente la cuestión del polvo. Sólo en partes del mundo que tienen vegetación adecuada no hay tormentas de polvo, por lo que la gestión de los recursos hídricos es importante en el control de este fenómeno". Al-Awdi agregó que Asia Occidental es el único lugar en el mundo que tiene muchos desiertos y es necesario prestar mucha atención a este asunto.
 
El mandatario iraní también recordó que "Aunque la fuente de algunas de las tormentas de polvo en Irán es interna, la fuente del polvo externo no es comparable a la interna, que constituye el  20 % de las tormentas de polvo en nuestro país.  Rohani agregó que Irak, Jordania, Kuwait, Siria, Arabia Saudí, Paquistán, Afganistán y Turkmenistán están entre los países que son la fuente de tormentas de polvo en Asia Occidental que incluso llega a veces a Irán. De acuerdo con análisis, en 24 horas 8 millones de metros cúbicos de suelo se sustituye por una tormenta de polvo y esto significa que pone en peligro la vida y la salud de las personas, así como la agricultura, los jardines de la gente y el medio ambiente de Irán.
 
El presidente Rohani destacó que no se puede ser indiferente a lo que está dañando el medio ambiente y enfatizó: "En nuestra región, un país que tiene planes de construir 22 presas, puede crear efectos muy devastadores en los ríos Tigris y Éufrates. La construcción de una gran cantidad de presas en el norte y el sur de Afganistán puede afectar con sequías las provincias de Khorasan y Sistan-Baluchistán y el lago Hamun puede secarse. Además no solo sufrirán las provincias orientales de Irán sino  también el pueblo de Afganistán y si no se piensa en una solución para controlar las tormentas de arena, los habitantes de la región se verán obligados a emigrar de los centros de la civilización humana en la región, por lo que tanto los países regionales como las organizaciones internacionales son responsables ".
 
El gobierno de la República Islámica del Irán considera necesaria la acción nacional y continuará este camino restaurando lagos, humedales, prevención de la desertificación mediante la plantación de plántulas y el acolchado y mejorando las condiciones de vida de los lagos y humedales. Pero cualquier éxito en esta área necesita de la cooperación regional e internacional. La Conferencia Internacional sobre el Combate a las Tormentas de Polvo Conferencia de Teherán se llevó a cabo con ese propósito. A este respecto, se celebraron cuatro reuniones técnicas y especializadas con la cooperación de todos los países participantes, de las agencias de las Naciones Unidas, así como de científicos y expertos de la tormenta de polvo a nivel mundial.
 
Al final de estas reuniones, se plantearon sugerencias para ser utilizadas en el futuro por la ONU. En la reunión los participantes también hicieron hincapié en la necesidad de prestar atención internacional al problema de la tormentas de polvo y la necesidad de promover el manejo sostenible de la tierra, el agua y el suelo, especialmente en las regiones áridas y semiáridas como Irán. Enfatizar la importancia de proteger la salud de la gente contra los efectos adversos de la tormenta de polvo y la necesidad de informar a la gente de la magnitud y los efectos de la tormenta de polvo figuran entre otros temas discutidos en las reuniones. Los países proporcionaron información precisa y actualizada sobre sus tormentas de polvo para tomar las decisiones correctas. El uso de la innovación tecnológica, la transferencia de recursos y la inclusión de actividades intergranulares fueron otras propuestas de la reunión que pueden ayudar a reducir los efectos de la tormenta de polvo. Otro punto importante fue aumentar la participación y cooperación de las personas para enfrentar los impactos de la tormenta de polvo mediante la sensibilización del público sobre este tema y finalmente se enfatizó la necesidad de la formación de actividades que hagan el tema de la tormenta de polvo el centro de atención mundial. Los participantes de la conferencia de Teherán, además de participar en las reuniones, en el segundo día de la reunión hicieron una visita a la provincia de Khuzestan que ha sufrido el mayor daño de la tormenta de polvo en los últimos años.
 
El subsecretario del secretario general del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Erik Solheim, acogieron con satisfacción las medidas adoptadas por la República Islámica y la revitalización del humedal de Hor al-Azim y la plantación de plántulas en el sureste de Irán. Solheim dijo: si no hubiera visto las zona de cerca, no habría tenido claras las dimensiones de la cuestión , pero la situación actual muestran los esfuerzos de Irán para hacer frente a las fuentes de tormenta de polvo. La Conferencia Internacional sobre el Combate a las Tormentas de Polvo, terminó el 5 de julio de 2017 con la aprobación de una declaración.
 
Así la Conferencia Internacional sobre el Combate a las Tormentas de Polvo terminó con la presentación de los  textos  de dos declaraciones y un informe completo sobre la lucha contra la tormenta de polvo por parte del gobierno iraní ante la Asamblea General de la ONU y los ministros mundiales de medio ambiente. En vista del énfasis puesto en la declaración ministerial sobre la necesidad de una determinación global para hacer frente a la tormenta de polvo, esta acción podría utilizarse para preparar mecanismos y marcos de las Naciones Unidas y sus organismos afiliados para resolver el problema en dimensiones regionales e internacionales y también se incrementará la cooperación entre los países.
 

En general, se puede decir que la primera la Conferencia Internacional sobre el Combate a las Tormentas de Polvo proporcionó la oportunidad de convertir este tema de un debate regional, nacional, local e incluso urbano a un tema regional de interés. La presencia de 43 países auspiciados por Irán, así como varias agencias de la ONU y científicos y expertos en este campo es un hito en el control y confrontación de la tormenta de polvo en Irán, la región y el mundo.

 

Jul 15, 2017 10:21 UTC
Comentarios