Yalda es la noche de bienvenida, de buen arribo. Yalda es la noche de saludo a la luz y al sol.

Yalda es la noche de los amantes que esperan el brillante amanecer en el hermoso cielo de la mañana. Yalda es la noche de fiesta y celebración. La noche de Yalda es la noche de más antigua tradición de la cultura persa.

 
Los iraníes y todas las personas que viven en los territorios persas y bajo su cultura celebran desde hace siglos el inicio del solsticio de invierno, que es la noche más larga del año, con diversas festividades y actos rituales y simbólicos. La noche de Yalda es el resultado de la visión de la cultura iraní sobre este evento natural y se considera la celebración iraní más importante después de Nowruz (fiesta del inicio del Nuevo Año persa).
 
La celebración de la fiesta de invierno tiene una larga historia y puede coincidir con la historia de la celebración del natalicio del sol en el primer día del comienzo del invierno o "Jorram Roz". Esta celebración de invierno era de gran importancia para quienes cuyo modo de vida estaba basado en la agricultura y la ganadería y, por tanto, ha sido la festividad iraní más popular entre las masas rurales.
 
El misterio de la permanencia de noche de Yalda hasta nuestros días depende de varios factores, principalmente, de los siguientes: La conexión de Yalda con la naturaleza y el comienzo de la nueva temporada que se repite con el orden eterno cada año; la dependencia de esta celebración natural con el estilo de vida y el tipo de trabajo y sustento de la comunidad campesina iraní y, el tercero, la continuación y el reflejo de la antigua identidad cultural iraní en esta celebración.
 
El término Yalda en el idioma siríaco significa “nacimiento” y, en esa cultura, esta fiesta conmemoraba el nacimiento del dios Mitra, el fin de la estación fría y el triunfo del sol sobre la oscuridad, con el fin de que permanezca más tiempo su luz sobre el cielo. El científico y antropólogo iraní del siglo X y XI Abu Reihan Al- Biruni, llamó a la celebración de Yalda “Milad Akbar”, que significa “Nacimiento del sol”. La hora exacta de este Milad Akbar se puede ver en el libro titulado “Al-Tanbih y Al-Ashraf” escrito por Masoudi. Masoudi, un historiador y erudito musulmán del siglo X. En el libro citado se aborda el tema de las divisiones de las cuatro estaciones y sobre la tercera estación llamada Paeez (otoño ) se lee: “La última noche del otoño o el solsticio de invierno es el día 22 del mes diciembre o el primer día de Dey”. Al-Biruni llama el primer día del mes Dey “Jor”, sin embargo en otras fuentes lo denominan “Jorram Roz”. El poeta persa Ferdowsi aseguró que la fiesta de Yalda se celebraba desde la época de Hushang, el rey de la dinastía Pishdadian. Otro nombre para este día señalado es Shabe Chele (la noche de Cuaresma), puesto que los antiguos iraníes dividían los dos meses más fríos del invierno, Dey y Bahman, en dos partes: Cheleye Bozorg, la gran Cuaresma (que abarcan los primeros cruentos días del mes blanco), y Cheleye Kuchik, la pequeña Cuaresma (los siguientes veinte días). En esta fiesta, se reunían los familiares y amigos en torno al fuego en un intento por desterrar al demonio, comían fruta, pasaban felices la noche, en espera de un nuevo amanecer. En tiempos más modernos, se leen poemas de Hafez y relatos de Shahname (Libro de Reyes).
 
Otro elemento crucial en esta noche es adivinar el futuro por Hafez. Entre los iraníes, existe la costumbre de formular preguntas a este gran poeta acerca de su vida y sus problemas. La persona que quiera obtener respuestas de Hafez a estas dudas existenciales puede hacerlo a través de sus versos. Para ello, deberá abrir su libro de poemas al azar, leer el poema que aparezca y, de este modo, podrá interpretar la respuesta. La lectura de Shahnameh y la narración de cuentos épicos compuestos por Ferdowsi es otra práctica común de la noche de Yalda. Además, otros rituales y creencias son comunes entre los diferentes grupos locales iraníes que son particulares y difieren de una región a otra.
 
Pero lo que es común entre todos los iraníes es la reunión de familiares, amigos y conocidos en la noche de Yalda para pasar la última noche de otoño. En esta noche, la gente extiende su mantel a la tradición de sus antepasados y se sienta al lado del mantel para celebrar el paso del tiempo antiguo al nuevo.
El contenido de este mantel, que en algunas zonas se llama “Jan Shab Chereh”, es diferente en cada región de Irán y depende de las cualidades climáticas, sociales y culturales de las comunidades indígenas, los diferentes hábitats y tradiciones. Pero en general es costumbre comer granadas y sandía, nueces y frutos secos ya que cada uno de estos es símbolo de salud, vitalidad y felicidad. Comer sandía y granada en esta noche tiene un significado misterioso. La sandía y granada son el símbolo del sol y se cree que si se come un poco de estas frutas en la noche de Yalda  en todas las horas del invierno se superarán  el frío y la enfermedad. Uno de los alimentos de la noche de Yalda son las semillas de girasol, que debido a la semejanza de esta flor  con el sol, comer sus semillas trae la suerte. De hecho, en Irán, debido a la similitud de las flores de Helianthus annuus con el sol y su circulación con el sol, las llaman "Aftab Gardan"(girasol en español).
 
La noche de Yalda tiene un gran reflejo en el arte y literatura persa y los artistas ha abordado diversas costumbres y aspectos de esta costumbre en distintas épocas. Por ejemplo, el término Yalda ha sido usado por poetas y escritores desde la antigüedad, entre ellos Onsori, Rumi, Hafez, Saadi, Attar, Naser Josro Ghobadiani, Saeb Tabrizi y Masoud Saad Salman.  Estos poetas han usado el término Yalda en sus poemas  en el sentido figurado de “largo y oscuro”. Además, algunos poetas han comparado el cabello largo y negro de bellas mujeres con la noche de Yalda.
 
Con todas las descripciones realizadas sobre esta tradición iraní, quizás esta pregunta pasa por su mente: En el siglo 21 en el que vivimos, ¿Qué mensaje tienen para el hombre de hoy celebraciones como la fiesta de la noche de Yalda o la celebración de Nowruz? ¿Cuál puede ser el papel y la función de estas celebraciones en la vida de las personas?
 
La realidad es que en el mundo dónde vivimos estamos tan ocupados y encadenados por diferentes grilletes de la vida mundana que casi a veces es muy difícil desatarse.  Incluso las afirmaciones que reclaman que las redes sociales acercan a las personas entre sí, ya no tienen mucha validez y el paso del tiempo ha demostrado que estas redes exacerban la soledad humana. Según las últimas investigaciones, las personas en estas redes solo pretenden sentirse bien. El resultado de este estudio revela que las personas que chequean todas las redes sociales más de 58 veces por semana tienen tres veces más probabilidades de sentirse solos que aquellos que chequean estas redes menos de nueve veces por semana.
 

En tal situación, si uno quiere una vida calmada y espiritual en el mundo lógico de hoy, debe comprender el contexto de la cultura antigua de las sociedades que han construir el hombre tradicional de ayer con lo moderno de hoy. La celebración de la noche de Yalda y otras celebraciones iraníes, todas estas, procedentes de la antigua cultura iraní y simbolizan la continuidad de la vida en el lugar y el momento. El papel y la función más pequeña de estas celebraciones es tal vez reunir a las familias, parientes y amigos para consolidar los lazos entre sí y fomentar las relaciones sociales y, de esta forma, evitar la soledad. Pero el papel y la función más fundamental e importante de estas festividades es crear unidad y cohesión cultural entre todos los grupos étnicos, lingüísticos y religiosos que viven en el territorio bajo la cultura persa, así como consolidar la identidad cultural-nacional iraní en toda la región de persa hablantes. De esta manera, la celebración de la noche de Yalda es necesaria en las condiciones de vida del hombre de hoy.

 

Dec 21, 2017 00:54 UTC
Comentarios