• El arte, a la luz de la Revolución Islámica 4

Pars Today-El arte de la Revolución Islámica, por un lado, incluye el espacio (paranormal) y, por otro, la tierra (problemas objetivos y cotidianos), creando una forma estética para plasmar estos dos reinos. En este programa, nos enfocaremos en los elementos que son de particular interés para el arte de la Revolución Islámica.

Los elementos principales del arte de la Revolución Islámica se pueden examinar en dos partes, elementos temáticos y cognoscitivos. Los elementos temáticos forman el contenido de la obra, distinto del método de presentación y de la expresión artística, que son los elementos políticos, sociales y psicológicos de la revolución y luego de la guerra impuesta, los elementos históricos, los mitos religiosos y los elementos ideológicos e islámicos.
 
Los temas específicos de la revolución y los eventos que surgieron durante su formación y victoria, las escenas de la revolución y las imágenes de la guerra, se ven ampliamente en las obras de los artistas posrevolucionarios. Personas como el Imán Jomeini (que Dios lo bendiga) y su papel como líder en la victoria de la Revolución Islámica se encuentran entre los otros elementos que deben considerarse al examinar el arte de la revolución. El papel incomparable del liderazgo en la Revolución Islámica y su estrecha relación con el pueblo se encuentran entre los temas que interesan a los artistas y que los han abordado de diversas maneras.
Después de eso, la guerra y sus héroes y temas relacionados han ocupado un espacio importante en el arte de la Revolución Islámica. En los próximos rangos, podemos mencionar asuntos económicos, eventos sociales y asuntos humanos.
 
Debido a una característica única, el arte de la Revolución Islámica es una escuela que no se aplica a ninguna otra. En el arte islámico, el mundo real y material es producto de las relaciones de causa y efecto y un signo de orientación para el mundo invisible. Esta visión, basada en los principios de la religión del Islam, ha existido en el arte islámico desde siglos pasados, pero surgió de una nueva forma en el arte de la Revolución Islámica. Esta creencia en las artes visuales y dramáticas se formó mediante el uso de elementos materiales y la creación de un espacio sobrenatural, utilizando luz, sombra, color, e imágenes posteriores, entre otros y, gradualmente, se volvió más maduro y diversificado. Por otro lado, en artes como el cine que no tiene la larga data de la arquitectura o la pintura, los cineastas crearon valiosas experiencias. Las experiencias de los artistas iraníes en el séptimo arte no son menos que cualquier otro arte para los amantes del arte e incluso introdujo las creencias iraníes e islámicas en otras partes del mundo.
 
La historia de Ashura, los héroes y las aventuras del Islam, ya sea, simbólica o realista, han sido otras fuentes de inspiración para los artistas iraníes. Por ejemplo, muestran la imagen del Imam Husein (la paz sea con él) montada sobre un caballo, en forma de un guerrero simbólico o a la Hazrat Zainab (saludos sean para ella) o Abu al-Fazl (la paz sea con él), como los héroes del suceso de Karbala, han sido algunas de las imágenes que destacan en las obras de los años posteriores a la Revolución Islámica. Además, Hazrat Mahdi (que Dios acelere su llegada), como el salvador del mundo y la humanidad, está presente en muchas de las obras de arte visual, poesía y literatura de esa época, lo cual es un signo de la proximidad de las creencias de los artistas y las creencias del pueblo musulmán de Irán. Esta presencia es sentida por la audiencia a través de la promoción de las súperdimensiones del salvador, el espacio y la composición artística, y la presentación de símbolos religiosos en las obras de arte. Además, el dibujo de órganos, fuente invisible de luz u otros símbolos religiosos como colocar múltiples marcos en una imagen para inducir el ambiente celestial son todos elementos del arte de la Revolución Islámica que pueden transmitir experiencias espirituales a la audiencia. Expresar las ideologías de las personas, especialmente, en el arte relacionado con las revoluciones, es una de las preocupaciones de los artistas. Sin embargo, el Islam no es la órbita de los valores, sino todo el mundo ha sido creado para él, para alcanzar la excelencia material y humana, pero la filosofía de la presencia y existencia del hombre en el mundo es el logro de la perfección, que, en última instancia, hace posible su conexión con Dios.
 
La prosperidad y la salvación en el arte de la Revolución Islámica comienzan con un curso de materia social, política y moral. Luego entra en su etapa de pubertad, que está relacionada con el mundo superior. Por lo tanto, en las historias coránicas y los temas inspiradores, el artista de la Revolución Islámica puede estar presente en la forma de vida más material y tangible. Por ejemplo, la explotación en el arte de la Revolución Islámica es de igual interés para el artista, que tiene en cuenta el amor, la pasión, el odio y otras dimensiones emocionales.
 

Y, por último, la ética en el arte de la Revolución Islámica es un fundamento. Esto no significa que el artista no pueda seleccionar los temas, pero la ética requiere que el artista trate temas inmorales como el crimen, la prostitución, el robo y el libertinaje, con precisión y elegancia, e incluso utilizando expresiones simbólicas y con el objetivo de mejorar la moral y acercarse a la moralidad. En muchas ocasiones, en el arte de la Revolución Islámica, el artista elige los mismos temas que un artista laico, pero los pule con su propia mirada. De esta manera no hay ninguna inmoralidad en este arte, y se preserva la dignidad humana de la audiencia y sus ojos, oídos y alma están protegidos de la maldad.

 

Feb 08, 2018 10:12 UTC
Comentarios