Pars Today-Con motivo del Día Nacional de Attar Neyshaburi, poeta y místico iraní, les presentamos este artículo que esperamos que sea de su agrado e interés.

 El 14 de abril está marcado en el calendario iraní para homenajear al famoso poeta y místico iraní  Sheikh Farid al-Din Attar. Todos los años, en este día, se llevan a cabo ceremonias para conmemorar a este gran poeta persa del siglo VI y principios del VII (de la hégira lunar), tanto en Irán como en muchos países del mundo. Con este motivo, se realizará la Conferencia Internacional de Attar Neyshaburi del 24 al 27 de abril en las ciudades iraníes de Neyshabur y Teherán (capital). De tal forma que Neyshabur, la ciudad natal de Attar acogerá a  académicos y estudiosos de diversas ciencias y filosofía de todo el mundo. Attar es uno de los tres personajes más prominentes de la literatura mística persa, y el motivo para nombrar el 25 de abril como el Día Nacional de Attar se debe su alto puesto en la poesía persa y sus místicos pensamientos que gozan de un lugar especial en la formación del misticismo islámico iraní.

 

Attar pasó su juventud realizando viajes místicos y dedicó su valiosa vida a buscar la verdad. El resultado de sus esfuerzos son valiosas obras como cartas misteriosas, cartas divinas y libro de poemas, entre ellos los titulados Tazkara al-Awlia y Mnatiq-al-Tayr. Lo que atrae la atención de los eruditos y académicos de todo el mundo hacia Attar son sus nuevos pensamientos  en su misticismo y poesía. Según el profesor Abdul Hussein Zarrinkub, "el rudo espíritu de Attar habla fuera del cuerpo y más allá de las ideas del tiempo y lleva al hombre hacia una vida real y una completa consciencia".   Attar es el poeta de la belleza, el amor y el dolor. Él hablas de la belleza del amor y la pasión, gracias a su dominio sobre el dulce idioma persa, de manera tan hermosa y deliciosa, expone sus ideas que causa el interés de cualquier persona que desconoce el misticismo. De tal modo que las palabras de Attar transforman el interior del hombre y lo salva de muchas molestias, y le brinda un gran y glorioso amor. Attar, en todas sus obras, ha prestado atención a los lectores ordinarios, como se observa en el uso de un lenguaje simple e impersonal, por lo que todos los investigadores de sus obras han llegado a la conclusión de que Attar ha dedicado sus poemas a la enseñanza, la guía y orientación del pueblo.

 

Este poeta iraní dedicó todos sus esfuerzos a dirigir a las personas hacia el monoteísmo y conocer el Dios y ha conseguido expresar los principios del misticismo a través de un lenguaje claro, utilizando bellos cuentos y míticos.Attar ha ofrecido muchas innovaciones tanto en la apariencia como en el concepto de la literatura mística y se puede entender estas innovaciones al revisar sus obras. Mantiq Al Tayyr de Attar es una de las obras más bellas de la literatura persa, y se puede decir que después de Masnavi de Mulavi, ninguna obra en la literatura poética del mundo islámico es comparable con este libro. Mantiq Al Tayyr es la primera obra codificada en verso en la literatura persa. Este libro se considera una de las mejores obras literarias del mundo y se ha traducido y publicado en muchos idiomas como inglés, francés, sueco, urdu, turco y árabe. Grandes escritores y poetas como Dante, Víctor Hugo, Louis Aragon, Borges, Onamunu y Goethe han creado sus obras inspirándose en Mantiq Al Tayyr de Attar. Attar, en Mantiq Al-Tayyr, se esfuerza por mostrar su viaje místico con un lenguaje simple y fluido sobre el destino final, es decir conocer la verdad. La trama principal de este relato se funda en una reunión de pájaros y la formación de un grupo para elegir al rey. Después de muchas discusiones, los pájaros finalmente viajan para buscar al fénix y encontrar la verdad.Abubilla, un ave inteligente quien había viajado mucho con el profeta Salomón, dirige a los pájaros en este viaje y se esfuerza por guiar a esos pájaros —cada uno con sus propios problemas en el mundo material— para conseguir el fénix y la verdad. El viaje comienza y muchas aves, lideradas por abubilla, inician el camino. Abubilla va al cielo y el resto de pájaros lo siguen. El camino es muy difícil y peligroso, y aparecen muchos obstáculos, peligros y dificultades en su camino. En cada etapa, un grupo pierde la capacidad para volar, muere, o se separa del grupo.En este viaje, las aves dejan atrás con muchas dificultades las siete etapas de la petición —el amor, el conocimiento, el desdén, el monoteísmo, el asombro, la pobreza y la mortalidad— y, en cada etapa, quedan atrás muchos pájaros hasta que solamente queda treinta pájaros. (En persa, treinta es "si" y ave "morq", por lo que al fénix se le dice "simorq", es decir treinta aves). Entonces, los pájaros se dan cuenta de que lo que buscaban era a ellos mismos, es decir el fénix que existía  dentro de ellos. De hecho, encontraron la verdad en su interior. 

 

En este viaje, la misión de abubilla es alentar a las aves que recurren a excusas para no viajar a adherir al grupo, explicándoles las dificultades del camino, y al mismo tiempo el placer de conseguir la verdad, es decir el fénix.

 

Según el profesor Zarrin Kub, "Mantiq al-Tayyr es, de hecho, una epopeya mística que incluye los problemas y peligros que aparecen en la ruta del caminante... Este libro es una epopeya de los pájaros del espíritu y las almas que buscan al Dios y el conocimiento". El fénix de Attar es un ave legendaria que goza de un alto puesto y se conoce como el ser humano más completo en las obras de los místicos iraníes. Pero Attar también mantiene una diferente mirada respecto al fénix. Desde el punto de vista de Attar, el fénix es el símbolo y la fuente de la existencia de Dios y todo ser humano debe dedicar sus esfuerzos a identificarlo y conocer a Dios sin importar las dificultades. Attar intenta recordar a los buscadores de la verdad y los lectores de sus obras que el hombre puede conocer a Dios, cuando se ha conocido a sí mismo, lo que requiere de muchos esfuerzos.

 

Han pasado muchos años, el mundo es el mismo y el hombre también. No ha cambiado nada. Mira, nosotros todos somos aves que perseguimos al abubilla, en busca del fénix.

 

Apr 17, 2018 07:52 UTC
Comentarios