ParsToday-Este programa es dedicado al Día de Soldado en la República Islámica de Irán y el papel decisivo de los jóvenes iraníes en la defensa de su país durante los ocho años de la guerra impuesta de Irak a Irán.

El segundo día de la Semana de la Defensa Sagrada lleva el nombre de “La ciencia, el conocimiento, la élite en el Día del Soldado”. Este día coincide con el primer día del otoño y el día de la reapertura de las escuelas, las universidades y los centros educativos en Irán. El Día del Soldado en Irán recuerda la epopeya y el sacrificio de decenas de miles de alumnos y estudiantes soldados durante los ocho años de la guerra impuesta por el régimen de Saddam contra la República Islámica de Irán en la década 1980. El ejército goza de gran importancia en todos los países. Cualquier persona que haya escapado del servicio militar, especialmente en tiempo de guerra, no es visto con buenos ojos en la sociedad.

 

Durante los ocho años de resistencia del pueblo iraní ante la violación masiva del régimen de Saddam, con el apoyo de las dos superpotencias del Occidente y el Oriente, muchos jóvenes iraníes antes de llegar a la edad de la juventud y la edad para los servicios militares se unieron  voluntariamente a las unidades militares compuestas por las fuerzas populares y voluntarias para luchar en defensa de su patria y la revolución. Muchos adolescentes que no habían llegado a la edad legal para ir a los campos de batalla manipularon sus documentos de identidad para luchar contra los invasores baasistas. Uno de los eventos más singulares durante la defensa sagrada, fue la presencia y la lucha de los adolescentes que, a pesar de las limitaciones administrativas y legales, se acercaron a las líneas de guerra para luchar junto a los otros soldados y defender el agua y la  tierra ante la agresión del enemigo. Muchas jóvenes y adolescentes crearon eternas e inolvidables epopeyas de su resistencia ante el régimen baasista. Una de las más brillantes y al mismo tiempo más tristes epopeyas es la resistencia de los  jóvenes y adolescentes de Joramshahr, un puerto en el sur de Irán y fronterizo con Irak.

 

Los defensores de Joramshahr detuvieron a varios batallones y brigadas blindadas y de infantería de Irak durante 34 días detrás de las puertas de la ciudad. Ellos lucharon contra el enemigo hasta los últimos momentos y, con su resistencia y sacrificio, escribieron una bella página revolucionaria y, al mismo tiempo, trágica. En una nota sobre los días épicos de Joramshahr, el reportero de la agencia noticiera Assoccieted Press escribió: “En Joramshahr, es casi imposible encontrar una casa que no tenga un daño de mortero o de bala en sus paredes. La evidencia sugiere cómo los valientes iraníes han defendido su ciudad. Un alto comandante iraquí, en ese momento, reconoció que los iraníes, a menudo jóvenes inexpertos, resistieron hasta dar la última gota de su sangre en defensa de Joramshahr.

 

Una de estas creaciones de Joramshahr la protagonizó un estudiante de 13 años llamado Behnam Mohammadi. Behnam nació en 1967 en la casa de su abuelo en Jorramshahr. En septiembre de 1980, cuando aumentaban los rumores sobre la invasión iraquí contra Joramshahr, Behnam no creía que su ciudad fuera a caer en manos de los iraquíes, pero la guerra realmente comenzó. Behnam decidió quedarse y, en el momento de bombardeos, este chico de 13 años corría a ayudar a los heridos. Los defensores de la ciudad luchaban contra los iraquíes con cócteles Molotov y unas pocas armas.

 

Uno de los otros héroes de la resistencia de Joramshahr ante el ejército baasista es Muhammad Husein Fahmideh, que tenía 13 años como Behnam Mohammadi. A diferencia de Behnam, él no era de la provincia sureña de Juzestán. Mohammad Husein nació en la ciudad de Qom, en el centro de Irán. Tras la victoria de la revolución, Mohammad Husein se unió a la Fuerza de Resistencia Popular de Irán (Basich), fundado en noviembre de 1979 por el mandato de Imán Jomeini (Que descanse en paz). Este pequeño héroe, tras el inicio de la guerra impuesta por Irak contra Irán, se fue a las fronteras del sur de Irán. Era un seguidor fiel del Imam Jomeini, Líder de la Revolución Islámica de Irán. Después de que le devolvieran a Mohammad Husein del campo de batalla por su baja edad, el adolescente dijo: “No se molesten. Si el Imam lo dice, estoy listo para ir donde sea. Tengo que servir a mi país. No me comprometo”. A pesar de todas las oposiciones, volvió de nuevo a los campos de batalla en el sur de Irán.

 

El mártir Hussein Fahmideh fue uno de los soldados iraníes más jóvenes que fue martirizado en la guerra impuesta por los iraquíes.

 

En una de las escenas de batalla, cuando  Mohammad Husein Fahmideh se dio cuenta de la invasión de los tanques iraquíes, se acercó a estos mientras llevaba varias granadas en su mano y otros atados a su cintura. En ese momento, recibió un tiro en la pierna, pero esta herida no logró cambiar la firme voluntad de Mohammad Husein. Y, sin ninguna duda, se acercaba a los tanques en medio de los tiros lanzados en su contra e hizo explotar un tanque por las granadas, cayendo el mismo mártir.  Los invasores iraquíes sospecharon que se había producido un ataque después de que el tanque había explotado.

 

Como consecuencia, los enemigos perdieron el ánimo y abandonaron todos los tanques mientras escapaban rápidamente. Durante los ocho años de guerra, más de 36 000 adolescentes que aún no habían alcanzado la edad de servicio militar fueron martirizados en el camino de defensa del país y su revolución. La juventud iraní jugó un papel decisivo en la gestión de la guerra. El promedio de edad de los comandantes de la guerra era menor de 25 años. Estos no habían estudiado en ninguna academia militar, pero diseñaron operaciones que asombraban a los expertos castrenses. La mayoría de estos comandantes eran estudiantes que habían abandonado sus estudios para trasladarse a los campos de guerra. En muy poco tiempo, fueron entrenados en el campo de batalla de tal modo que podían asumir la comandancia de las unidades militares compuestas por las fuerzas populares. Muchas de las principales operaciones y la liberación de las zonas de la ocupación del régimen baasista  fueron llevadas a cabo por estos mismos jóvenes comandantes.

 

Los jóvenes estudiantes tuvieron una presencia única desde el aspecto de apoyo y la presentación de planes para la gestión de la defensa sagrada de Irán. En ese momento, la República Islámica de Irán, como hoy y aun peor que hoy, se encontraba en una crítica situación económica por las sanciones y los asedios militares, y nadie proporcionaba a Irán ninguna asistencia en términos de equipamiento e instalaciones. La República Islámica de Irán tuvo que ponerse de pie y avanzar sus planes y fabricar el equipo necesario para hacer frente al enemigo a lo largo de la frontera de 1200 kilómetros con Irak, pese a que muchos artículos logísticos y militares necesarios en la guerra requerían de un alto grado de conocimiento científico.

 

La juventud estudiantil creativa y progresiva jugó un papel decisivo en el suministro de los aparatos necesarios para la guerra.

 

La base de la industria misilística de Irán se estableció en ese mismo tiempo, cuando el régimen de Saddam atacó con misiles de largo alcance las ciudades. Con la importación de varios misiles, la República Islámica de Irán, con ingeniería inversa, dio el primer paso en la búsqueda de la tecnología de misiles de largo alcance para defender al país ante la agresión de los enemigos de la Revolución Islámica. El mártir Tehrani Moqadam fue uno de los jóvenes más influyentes de esa época, quien asumió la responsabilidad del diseño y la gestión de la construcción de misiles, pero fue martirizado en el camino de la investigación y el desarrollo de la industria de misiles.

 

Hoy en día y en medio de las sanciones económicas, la juventud iraní tiene la responsabilidad del diseño y la promoción de las tecnologías avanzadas. La edad promedio de los científicos nucleares iraníes es menor de 30 años. En muchas otras áreas, como la industria avanzada de la nanotecnología o las células madre son estos jóvenes iraníes que colocan a Irán en la cima de estas industrias en el mundo.

 

Durante los 40 años que han transcurrido de la vida de la República Islámica de Irán, las crueles sanciones de Estados Unidos han impuesto restricciones al pueblo y al gobierno del país persa, mientras que al mismo tiempo, han creado creatividad y neutralizado las desvergonzadas políticas estadounidenses contra la República Islámica de Irán. Esta vez, también el pueblo iraní superará las sanciones impuestas por Estados Unidos y, como durante los ocho años de la defensa sagrada, vencerá las presiones políticas y económicas y las amenazas militares de Estados Unidos.

 

Tags

Sep 25, 2018 07:49 UTC
Comentarios