Jan 08, 2019 07:49 UTC

ParsToday-Queridos amigos, en el programa de hoy, queremos presentarles uno de los eventos políticos más importantes y efectivos en la caída del régimen autoritario de Shah y la victoria de la Revolución Islámica bajo el liderazgo del Imam Jomeini.

Este levantamiento, que ocurrió aproximadamente un año antes de la caída del régimen de Shah en Qom, fue una reacción al artículo insultante titulado "Irán y colonialismo rojo y negro" por parte del régimen que insultó al Imam Jomeini, importante autoridad religiosa y el líder de la Revolución Islámica. Este levantamiento es importante porque fue el comienzo de los próximos levantamientos en diferentes partes de Irán y creó una enorme ola contra la autocracia del rey. Muchos analistas han calificado a este levantamiento como el inicio de la revolución islámica o un hito en la victoria de la revolución. Para conocer este levantamiento y sus consecuencias, acompáñennos en el programa de hoy.

 

El artículo "Irán y el colonialismo rojo y negro" fue publicado por orden del SAVAK (el servicio de inteligencia de la dinastía Pahlavi), destinado a destruir la personalidad política y religiosa de Imam Jomeini, quien en esa época estaba activo desde su exilio en Nayaf Ashraf, contra el régimen. En este artículo se referían al Imam con palabras muy despreciables y bajo títulos como "el símbolo de la reacción negra", "colonial" y "no iraní".

 

Se dice que el autor real de este artículo fue Dariush Homayun, Ministro de Información y Turismo de aquel entonces, y fue publicada después de la aprobación del SAVAK. Para comprender el propósito del régimen en publicar este artículo, tenemos que revisar los cambios políticos sociales de ocurrían en ese momento en Irán.

 

Desde principios de 1977 y bajo la presión de la opinión pública en el mundo, y afectado por las políticas de derechos humanos del presidente demócrata estadounidense, Jimmy Carter, que acababa de llegar al poder, el rey de Irán redujo la intensidad de la represión en el país, y de alguna manera creó casi un ambiente político en Irán.

 

En esta situación, muchos opositores del régimen, incluidas las fuerzas religiosas, izquierdistas y nacionalistas, se volvieron más activos, y las mezquitas y los centros religiosos se convirtieron en lugares principales para las actividades políticas de los opositores al régimen.

 

Durante el año 1977, varios incidentes contribuyeron a la expansión de las luchas y su profundización. La sospechosa muerte del Dr. Ali Shariati, uno de los intelectuales opositores al régimen, la publicación de cartas abiertas de algunos líderes de la oposición al Shah, la publicación de las declaraciones de eruditos religiosos en oposición a las acciones del régimen, las manifestaciones de estudiantes iraníes residentes en los Estados Unidos en momento del viaje de Shah a este país y lo más importante, la muerte sospechosa del hijo de Imam Jomeini, el Ayatolá Seyyed Mostafa Jomeini fueron entre las cosas que convirtió al Imam Jomeini en una figura popular entre la gente.

 

Entre estos eventos, la muerte sospechosa del hijo de Imam Jomeini desempeñó un papel efectivo en la expansión del conocimiento de la gente respecto al Imam Jomeini, quien en ese momento estaba exiliado en Irak. Las ceremonias de su luto celebradas en varias ciudades de Irán, especialmente en Teherán y Qom, se convirtieron en un foro para elogiar al Imam Jomeini y el centro de la clara oposición al régimen. Curiosamente, estas ceremonias de luto fueron realizadas no solo por parte de los clérigos, sino también, por las fuerzas intelectuales de la oposición.

 

De hecho, estas congregaciones se convirtieron en un factor de unidad entre las fuerzas de la oposición en todo el país, y quedó claro para los opositores políticos esta importante cuestión que, cuando el régimen cerró el camino de cualquier lucha legal y pacífica y el sistema se vio obstaculizado políticamente y por otra parte, la guerrilla y las luchas armadas habían llegado a un callejón sin salida, hay que apoyarse en centros religiosos y tradicionales y aplicar los métodos modernos de lucha, es decir la lucha de masas, para organizar el levantamiento popular de la gente.

 

En una de estas congregaciones, por primera vez, Hasan Rohani (actual presidente de la República Islámica de Irán) se refirió al Ayatolá Jomeini como "Imam", y poco después, este título, se convirtió en uno de las propiedades de su liderazgo político y, desde entonces, Imam Jomeini reemplazo a la denominación de Ayatolá Jomeini en la literatura política de los manifestantes.

 

El insultante artículo "Irán y el colonialismo rojo y negro" fue publicado con motivo del Día de la eliminación del Hiyab y la Proximidad del Aniversario de la Revolución Blanca en 7 de enero de 1978. Se dice que, tras la distribución de este periódico en la ciudad de Qom, los círculos científicos y religiosos se informaron rápidamente de los insultos al Ayatolá Jomeini y a los clérigos. A la mañana siguiente, las aulas se cerraron de manera coordinada y unos 200 manifestantes marcharon hacia las casas de los grandes clérigos. Estas protestas y marchas continuaron hasta el día 9, y en la tarde de este día, las fuerzas de seguridad se enfrentaron con los manifestantes y siete manifestantes fueron martirizados y unos 15 resultaron heridos. Después de este incidente, las noticias de las protestas y los conflictos llegaron hasta el sagrado Nayaf y el Ayatolá Jomeini criticó al régimen en su más duro mensaje desde su exilio, y obviamente llamó al pueblo a luchar. Esto fue el inicio de una serie de eventos y manifestaciones que se llevaron a cabo con motivo de los 40 días del martirio de los manifestantes en diferentes ciudades de Irán. Estas ceremonias de luto y manifestaciones tuvieron un gran impacto en la propagación de protestas en varias ciudades y en la movilización pública de la gente contra el régimen, y comenzó la cuenta atrás para la caída del régimen y la victoria de la Revolución islámica.

 

En la ceremonia de los 40 días después del asesinato de la gente de Qom, es decir el 18 de febrero de 1978, se cerraron los principales mercados y universidades y se celebraron ceremonias de luto en varias ciudades del país para conmemorar a los mártires de Qom. En trece ciudades, la ceremonia se convirtió en una manifestación política, pero en Tabriz, las manifestaciones se volvieron violentas.

 

En la ciudad de Tabriz, las manifestaciones terminaron en violencia después de que un policía disparó contra un adolescente y causó su muerte. Posteriormente, miles de personas salieron a las calles y al gritar lemas contra el régimen, destrozaron los cines y las licorerías y expresaron su apoyo al Ayatolá Jomeini. En estos enfrentamientos, muchas personas fueron asesinadas o heridas. En 30 de marzo de 1978, se celebró la ceremonia de los 40 días del martirio de los ciudadanos de Tabriz en 15 ciudades, y en algunas ciudades como Yazd, un ataque policial provocó la muerte de varios manifestantes. Las ceremonias por el martirio de los ciudadanos de Yazd se llevaron a cabo en 24 ciudades, muchas de las cuales volvieron violentas. Las protestas anularon la visita del rey a Europa del Este. El lema de todas estas protestas fue "Muerte al rey", "Viva Jomeini" y "Viva los mártires de Qom y Tabriz".

 

Estas protestas se iniciaron en el país, mientras que ningún analista nacional ni extranjero se hubiera imaginado, que esto llevaría al colapso del régimen para fines del año, puesto que hacía poco tiempo que Carter había visitado a Irán, y había anunciado su apoyo al Shah. Incluso los informes enviados por diplomáticos estadounidenses al Departamento de Estado no fueron tan alarmantes. Más tarde, el entonces embajador estadounidense en Irán, Sullivan, escribió en el libro ´´la misión en Irán´´ lo siguiente: "La ceremonia de luto por los mártires y las manifestaciones celebradas cada 40 días en esta ocasión al principio fue completamente religiosa, y los grupos políticos de oposición, incluidos los liberales, socialistas y demócratas o comunistas no tenían un rol en estas. Algunos de estos grupos estaban bajo el control completo del SAVAK, de tal modo, que su actividad pública no era posible. Por esta razón y debido a la naturaleza religiosa de las protestas contra el régimen, muchos observadores políticos no lo consideraron un riesgo grave para el régimen, y en general, casi nadie se imaginaba que fuese un peligro para el régimen de Shah ni en el interior ni en el exterior".

 

Pero, a diferencia de lo que analizaban los observadores, se formaron manifestaciones populares en 1979 y gradualmente se formó una coalición informal entre los clérigos, intelectuales y los comerciantes contra el régimen, y se llevaron a cabo actividades revolucionarias de masas en varias ciudades. Tras la extensión de las manifestaciones a diferentes ciudades, se triplicaron las actividades contra el régimen mientras que el número de los opositores activos aumentaron al menos cuatro veces. La serie de las ceremonias de luto por los mártires marcó una nueva fase de lucha de masas contra el régimen de Shah en el año 1979.

 

Con la reapertura de las escuelas y universidades, un gran número de alumnos y estudiantes se unieron a las filas de los opositores y organizaron protestas masivas contra el régimen de Shah, lo que, en algunos casos, como el 4 de noviembre de 1979, terminaron en el martirio de un gran grupo de estudiantes. Desde principios del otoño hasta los finales de febrero de 1979, cuando ocurrió la victoria de la Revolución Islámica, tuvieron lugar tantos eventos que el Shah salió el país el 16 de enero bajo el pretexto de un tratamiento médico.

 

El Shah, bajo la presión de la oposición y para calmar las protestas revolucionarias, hizo todo lo posible, desde el anuncio de un gobierno militar hasta nombrar al líder de uno de los partidos opositores como primer ministro.

 

Sin embargo, ninguna de estas medidas pudo impedir las tendencias revolucionarias de la gente. Tras el regreso del Imam Jomeini al país, se acabó el régimen autoritario del Shah, y la Revolución Islámica ganó la victoria, en un periodo de un año, desde el levantamiento del 9 de enero de 1978 en Qom hasta 11 de febrero de 1979.

 

Tags

Comentarios