Feb 05, 2019 07:49 UTC

ParsToday-Han transcurrido 40 años desde la victoria gloriosa de la Revolución Islámica. Durante este periodo, a pesar de las numerosas conspiraciones de enemigos nacionales y extranjeros en diversas dimensiones, la República Islámica de Irán ha avanzado con fuerza hacia los picos de la excelencia y el progreso material y espiritual.

Uno de los principales componentes de la autoridad de la República Islámica de Irán es el poderoso liderazgo del Imam Jomeini (Que descanse en paz) y después de él, del ayatolá Seyed Ali Jamenei. Estas dos personalidades lograron superar todos los altibajos en el camino de la Revolución Islámica a lo largo de los cuarenta años gracias a su fe, piedad, coraje, firmeza, pasión y perspicacia, logrando presentar un Irán orgulloso  en el sistema internacional.


El Imam Jomeini fue un singular místico y jurisprudente y se puede afirmar que pocas personas gozan de tal personalidad integral. Disfrutaba de una firme voluntad,  de entendimiento  político y comprensión del tiempo. Tenía un odio infinito respecto a la injusticia y la crueldad, un infinito conocimiento sobre el engaño y una intención divina y verdadera.
El Imam Jomeini se opuso a la tiranía del régimen Pahlavi gracias al coraje que provenía de su fe. El pueblo musulmán de Irán, al ver la piedad, el coraje y el juicio político del Imam, encontró una fuerte voluntad para oponerse al shah y su cruel sistema imperial. El Imam Jomeini creó un sistema islámico para el resurgimiento de los mandamientos celestiales del Islam y la salvación de la gente de la opresión, y el establecimiento de la independencia, la libertad y la justicia, en un momento que el sistema bipolar dominaba al mundo. En un momento en que el Este con el sistema comunista y el Oeste con el sistema capitalista, cada uno arrastraba a una mitad del mundo hacia sí mismo, el Imam gritó el lema de la justicia y la humanidad y atrajo a muchos corazones hacia sus ideales.
Los bloques del Este y el Oeste con dos economías y políticas diferentes dividieron el mundo en dos polos principales. Estados Unidos y la Unión Soviética estaban en el centro de estos dos polos como dos superpotencias. Los países del Este de Europa, la antigua Unión Soviética y China se encontraban en el polo oriental, y Estados Unidos y los países de Europa Occidental formaban el bloque occidental.
El Imam Jomeini, basado en un punto de vista religioso y apoyándose en los preceptos políticos del Islam, dio forma a su comportamiento político y planteó  el lema “ni Oriente ni Occidente”. El Imam se opuso a la arrogancia global y al sistema capitalista, liderado por Estados Unidos y apoyado por el  criminal Israel. Sobre la naturaleza arrogante de EEUU,  el Imam Jomeini comentó: "Estados Unidos es el enemigo número uno de los pobres y privados del mundo. Estados Unidos no se abstiene de ningún crimen por su dominio político, económico, cultural y militar en el mundo... Estados Unidos es el enemigo de todas las religiones, incluso del cristianismo, El Gobierno de Estados Unidos no cree en ninguna religión en absoluto, considera únicamente sus propios intereses, ni siquiera los intereses de los estadounidenses y solo busca sus propios intereses".
Por otro lado, el Imam Jomeini pronosticó el colapso del régimen comunista. Y finalmente, en 1991,  ocurrió tal vaticinio. El primer día de 1989, el Imam Jomeini habló en una famosa e histórica carta dirigida a Mijail Gorbachev, el último presidente soviético, sobre la muerte del comunismo y lo invitó a conocer el Islam.
El Imam Jomeini habló sobre la caída del marxismo, en un momento que la Unión Soviética todavía se consideraba uno de los poderes supremos del mundo. En ese momento, la Guerra Fría no había terminado y aun no se había derrumbado el Muro de Berlín como un símbolo de separación entre el Este y el Oeste. Además, el comunismo seguía gobernando sobre la Constitución soviética y los pueblos en las repúblicas de este país. Los políticos y los teóricos en ese momento estaban sorprendidos por las palabras del Imam y pensaban cómo un hombre religioso podía comentar correctamente un tema tan importante como el colapso de un poder superior. Pero, en 1991, ocurrió la predicción de Imam Jomeini sobre el colapso del comunismo, y el mundo observó la inteligencia y la visión de este poderoso líder.
Después de la muerte de Imam Jomeini en 1989, el ayatolá Jamenei asumió el liderazgo de la Revolución Islámica. La tormenta de la guerra impuesta por el dictador iraquí Saddam a Irán había sido eliminada, pero aún continuaban la guerra económica y cultural y los interminables intentos para derrocar a la República Islámica. El ayatolá Jamenei, al igual que el Imam Jomeini, preservó bien los ideales de la Revolución. Continuó el camino del Imam Jomeini con coraje, voluntad, pureza, y sobre todo fe y confianza en Dios, previsión política, desconfianza en el Occidente y brindando apoyo a los oprimidos del mundo.
Desde el principio, el ayatolá Jamenei anunció a todos que iba a continuar el camino del Imam Jomeini,  que sus lemas eran los del Imam Jomeini y de la Revolución Islámica y los objetivos y aspiraciones eran los mismos del Imam y de la Revolución. Durante su liderazgo, aumentó la autoridad interna y externa de Irán y, actualmente, Irán es el primer poder de la región y, según admiten los enemigos, es el país más influyente, especialmente en la región de Asia Central.
Una de las características de la República Islámica de Irán es la persistencia de sus líderes contra Estados Unidos y su naturaleza  colonial e imperial. El ayatolá Jamenei, como el Imam Jomeini, desconfía mucho del Gobierno estadounidense. Cuando el equipo negociador nuclear iraní planeaba explicar los problemas nucleares de Irán a través del diálogo con Estados Unidos y varios países europeos y atraer la confianza global, el Líder de la Revolución Islámica de Irán expresó desde el principio su desconfianza en Estados Unidos y afirmó que los diálogos con el Grupo 5 + 1 eran inútiles y no darían resultados fructíferos. Sus palabras fueron correctas, ya que el presidente de EEUU, Donald Trump, rompió el  acuerdo nuclear, demostrando que Estados Unidos no tiene  lógica y solo persigue sus propios intereses.
Después de ese lamentable hecho, el ayatolá Jamenei denunció que los funcionarios estadounidenses nunca han observado la diplomacia política en sus discursos, pero la actual Administración de Estados Unidos habla con el mundo con descaro. A este respecto, el ayatolá Jamenei afirmó: "Dada la fórmula estadounidense para negociar, cualquier gobierno en el mundo que negocie con ellos se enfrentará con problemas a menos que sus orientaciones sean como las de Washington; de hecho, el actual gobierno estadounidense presiona incluso a los europeos. Solo podemos entrar en el peligroso juego de negociar con Estados Unidos cuando hayamos llegado a un poder económico, político y cultural que tenemos en mente, y sus presiones y agresividades no puedan afectarnos, pero en este momento las negociaciones no nos favorecen y están estrictamente prohibidas. Ciertamente no negociaremos con el actual gobierno de los Estados Unidos”.
El ayatolá Jamenei es un líder que monitorea los desarrollos políticos con vigilancia y perspicacia  y proporciona firmes soluciones a la hostilidad de la arrogancia global. Él considera que el crecimiento científico causa la potencia nacional, y ha dado muchos consejos a los jóvenes en este sentido. Los jóvenes iraníes también han tenido una muchas considerables creatividad e inventos en varios campos de la industria médica, farmacéutica, genética, nuclear, misilística y naval y han promovido el rango de Irán en el avance científico. El programa nuclear de Irán ha crecido considerablemente  gracias al apoyo indiscutible del Líder de la Revolución Islámica a los científicos nucleares y la nueva tecnología.
El Líder apoya también las capacidades defensivas de Irán, entre otros temas. No acepta ninguna negociación acerca de las capacidades de misiles de Irán. Actualmente, el país persa es considerado uno de los países más poderosos de la región en el ámbito de la capacidad d de defensiva misilística, naval y aérea.
Irán, que iba a ser eliminado por una guerra de ocho años por la arrogancia, que se suponía iba a arrodillarse  ante las sanciones paralizantes, que iba a experimentar el mismo destino de algunos países de la región, los cuales sucumbieron al caos y la inseguridad, y que iba a quedar aislado en la región y el mundo, ahora está en el camino del progreso científico.
A pesar de las sanciones cobardes, Irán ha derrotado los complots estadounidenses, gracias a la unidad de la nación bajo el liderazgo y la guía efectiva de sus líderes nacionales.
Para finalizar, abordamos la predicción del ayatolá Jamenei sobre el usurpador régimen de Israel. En septiembre de 2015, el Líder afirmó: “Tras la conclusión de loa diálogos nucleares, (algunos funcionarios) del régimen sionista (israelí) dijeron que ya no sentían preocupación alguna por parte de Irán por los próximos 25 años, les digo a vosotros, primero: No vivirán de acá a 25 años, y (…) no existirá nada del nombre del régimen sionista” para ese entonces.
Sí, como el Imam Jomeini vaticinó la caída del marxismo y eso ocurrió, esta predicción política del Líder de Irán, ojalá, también se haga realidad. Esperemos la eliminación de Israel.

 

Tags

Comentarios