Sep 07, 2016 08:05 UTC

En el nombre de Dios y saludos a todos los estimados oyentes y a los interesados en el programa Ven con nosotros a Irán. Esperamos que lo hayan pasado bien hasta el momento. Como recordarán en las ediciones anteriores les hemos explicado que Teherán alberga numerosas plazas famosas, muchas de estas con un antecedente histórico y testigos de diversos acontecimientos sociales y políticos.

Si bien algunas de las plazas no disponen de un antecedente histórico, son conocidas por su arquitectura particular; la plaza Azadi (Libertad, en español) es ejemplo de ello. La plaza y la torre han sido diseñadas minuciosamente y es una de las obras destacadas de la arquitectura iraní-islámica. Hoy les presentaremos esta plaza. Acompáñennos en esta visita.

La plaza de Azadi con una superficie de 50. 000 m2 se considera, después de la plaza de Naqshe Yahan situada en Isfahan, la mayor plaza de Irán y está en el cruce de mayor circulación del oeste de la ciudad de Teherán. La plaza tiene forma ovalada y en el centro se encuentra la torre de Azadi, con una altura de 45 metros, es una de las más famosas y emblemáticas de Teherán. Además tiene un gran espacio verde, fuentes de agua y árboles, todos diseñados según la estructura tradicional persa.

Cabe mencionar que esta plaza nos hace recordar una heroica gesta del pueblo iraní. El 1 de febrero de 1979 ahí se realizó la ceremonia de recibimiento del gran líder de la Revolución Islámica de Irán, el Imam Jomeini (P), una de las más amplias congregaciones populares del país. Después de la victoria de la revolución, esta misma plaza fue el lugar donde se celebran los aniversarios de dicha victoria con la asistencia de millones de  musulmanes de Irán que renuevan cada año su lealtad a la revolución islámica y sus ideales. Desfiles militares y maniobras de las fuerzas armadas de Irán, así como la marcha masiva de  millones de personas son otros acontecimientos que se realizan cada año en esta plaza.

El gran monumento de la torre de Azadi es heredada de la rica arquitectura iraní y revela la destreza de los artistas persas. Hoy día allí funciona un centro cultural-artístico. El antecedente de la torre de Azadi se remonta al año 1966 cuando se llamó a un concurso a los arquitectos persas y se les pidió proyectar un símbolo para identificar a Irán. Finalmente, el proyecto ganador pertenecía al ingeniero llamado Hossein Amanat de 24 años de edad, licenciado de la Facultad de las Artes Bellas de la Universidad de Teherán. La obra se puso en marcha en 1969 y concluyó tras 28 meses de trabajo en 1971. 

La arquitectura de la torre de Azadi está inspirada en la época de los Aqueméndias, los Sasánidas y es una amalgama de estas dos últimas arquitecturas unidas a las de la época islámica y la actual.

El monumento de la torre tiene un único diseño y peculiaridad, de manera que en su fachada se han aplicado unos 25 mil pedazos de piedra con 15 mil formas complejas y arcos. La altura de algunas de las piedras talladas llega a 6 metros y su espesor a 40 centímetros. La estructura principal del monumento es de hormigón cubierto con piedras gruesas de color blanco de las minas de Isfahan.  Para las puertas principales de la torre se han utilizado diferentes piedras como de granito de las minas de Hamedan algunas de al menos 7 toneladas. Además, el suelo y las fuentes de agua están cubiertos por piedras procedentes de las minas de Kurdistan en el oeste de Irán, lo cual revela la riqueza de las minas del país persa.

Dado que una parte del edificio se encuentra en el subterráneo, la estructura de la torre alcanza 63 metros. Sin embargo, por su cercanía al Aeropuerto de Mehr Abad, su altura desde la superficie de la plaza es de 45 metros.

El monumento cuenta con tres plantas, cuatro ascensores y dos escaleras. Desde la planta baja se tiene que subir 286 escalones para alcanzar las otras plantas y el tejado. Y en diferentes partes de la fachada de la torre se observan las decoraciones de colores turquesa, lo que han duplicado su belleza.

En el sótano se encuentran varias salas de espectáculo, una galería, una biblioteca y  museo, también un laboratorio, salas de conferencias y de conciertos. A continuación les presentaremos en breve algunas partes de este complejo.

El museo se ha diseñado en dos secciones: un pasillo y una sala,  donde se exhiben  objetos que desde el punto de vista arqueológico y etnológico son muy importantes y reflejan la historia, la cultura y el arte del amplio territorio persa en diferentes épocas. 

En el pasillo, que es como un túnel se encuentra cuatro grandes escaparates en la pared, donde se conservan antiguos objetos valiosos que datan del primer milenio a.C. Por otro lado, en la sala, de amplio espacio, se encuentran múltiples escaparates en los que se muestran obras milenarias del país persa. El objeto más antiguo que se guarda en este muso data de finales del mileno VI a.C. y el más nuevo pertenece a la época de Qayar.

En un recorrido por el museo, los visitantes se encuentran con un gran espacio que se denomina Sala de Presentación Animada. Alrededor de esta sala existen 12 pabellones donde con diseños volumétricos e imágenes en color se reflejan los avances de Irán durante los últimos años en diferentes aspectos. Las imágenes tratan de los progresos culturales, peculiaridades en el Golfo Pérsico, el desarrollo industrial, la protección del medio ambiente, la educación, la reconstrucción de ciudades, la Defensa Sagrada, los sacrificios de los mártires, el desarrollo del deporte y de la agricultura entre muchos otros temas.

La sala de iranología es un espacio cuya superficie es rectangular de 29x21 metros y se asemeja a los centros históricos, industriales, económicos junto con sus características climatológicas, agrícolas, artesanales e incluso ropa de diferentes provincias de Irán.           

Por otro lado, en la sala de ceremonias que se expande sobre un espacio rectangular de 17x9 metros, se reciben a invitados oficiales. La sala goza de una arquitectura, diseños y pinturas impresionantes. 

El complejo cultural de Azadi también tiene una biblioteca que fue fundada para promover los conocimientos de iranología y contribuir al desarrollo de los investigadores persas y extranjeros.  En la biblioteca se encuentran libros de diversas lenguas como persa, inglés, francés y el alemán. 

Estimados oyentes, aquí terminamos el programa de hoy. En la próxima edición les presentaremos más con diferentes lugares de Teherán. Ahora nos despedimos de todos Uds. hasta la próxima edición.

 

Comentarios