Dec 15, 2016 07:54 UTC

La victoria de Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos ha provocado que una gran cantidad de personas salgan a las calles para mostrar su insatisfacción por ello. ¿a qué se debe la ira y la tristeza de la gran mayoría de los votantes?


Una de las causas, es el problema estructural de Estados Unidos en el sistema electoral democrático del país para impugnar las elecciones. El hecho es que el presidente de los Estados Unidos no es elegido por  voto popular. Los ciudadanos americanos con sus votos, eligen a los miembros del Consejo de Selectividad (colegio electoral) en 50 estados y el Distrito de Columbia. Los miembros de la 51 Asamblea por lo general se comprometen a votar por un candidato en particular y sus votos determinarán quien será  el presidente.

Las altas cantidades de votos en los grandes estados como Nueva York y California, hace que los resultados de las elecciones parezcan exageradas, pero la selectividad de la Asamblea – que la  manera de la distribución de votos es inadecuado en los estados de Estados Unidos - reduzca el efecto, por ejemplo, California donde vive el 12 por ciento de población, sólo tiene el 10 por ciento de la votación de la Asamblea  de selectividad (de 55 votos) pero un estado con  pocos pobladores como Dakota del Norte, que es menos de una cuarta parte de la población estadounidense  tiene el doble del número (3 votos) de los votos de selectividad en la Asamblea. Esto ha llevado  a que la votación directa del pueblo sea ignorada y ha provocado mucha ira y protesta.

La ira de los norteamericanos ha provocado protestas y  manifestaciones generalizadas en todo Estados Unidos. Según informes de prensa, miles de personas en ciudades como Seattle, Chicago, Nueva York, Washington,  Austin, Filadelfia, Boston, Portland, y así sucesivamente, salieron a las calles para hacer manifiesto su rechazo contra Trump. Otras ciudades como Denver, Minneapolis, Milwaukee, Oakland y Vancouver en Canadá también fueron escenario de actos similares. Aunque en muchas ciudades, las manifestaciones se llevaron a cabo de manera tranquila, en algunos casos las protestas se tornaron violentas, obligando la intervención de la Policía. Pero las más escandalosas protestas ocurrieron hace poco  en Portland, en el estado  de Oregón, donde cerca de 4 mil manifestantes marcharon hacia el centro de la ciudad. Al menos  29 personas fueron detenidas por lanzar objetos hacia los agentes policiales, romper ventanas de coches y daños en una tienda. Tanto así que la policía de Portland describió los hechos como "rebelión",  viéndose obligados a dispersar a la gente con gases lacrimógenos y  balas de goma.

La victoria de Trump no sólo ha desembocado en violencia callejera entre los manifestantes. Después las elecciones presidenciales de Estados Unidos, han aumentado los delitos relacionados con el odio religioso contra los musulmanes.

Informes relacionados con el seguimiento y la recogida de ofertas de crímenes atroces, informó que el 65% de los 701 casos recientes de crímenes de odio en Estados Unidos, ocurrieron tres días después de la victoria de Trump, mientras tanto, casi el 40 por ciento de todos estos delitos han sido reportados en centros educativos como escuelas. Los informes indican 206 casos de delitos contra migrantes, 151 contra negros, 51 casos contra musulmanes y 36 contra mujeres. Recientemente, Trump publicó  un video en YouTube, en el que una vez más ha repetido su postura basada en expulsar a los musulmanes de Estados Unidos, y estas posturas naturalmente causan el aumento de los ataques raciales contra los musulmanes y la violación de sus derechos.

Las mujeres musulmanas por su parte,  se han enfrentado con la discriminación y el miedo. Un día después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, una estudiante musulmana en Luisiana fue atacada por usar el velo islámico. Ahora, las mujeres musulmanas estadounidenses en las redes sociales hablan sobre cómo hacer frente a este asunto y algunas de ellas dicen que por recomendación de sus familiares y por seguridad , no usarán el velo cuando salgan a la calle. En uno de estos Twitt se lee: "Mi madre me dio un mensaje en este momento recomendándome no usar el velo. Mi madre es  la persona más religiosa en nuestra familia”.  Un musulmán-estadounidense también escribió: “Por seguridad, mi madre y mi hermana deben dejar el  velo en casa”. Otros escribieron: "Por temor, tres amigas musulmanas que nunca habían salido sin velo a la calle, han comenzado a ir a la escuela sin el ”. Si bien se dieron a conocer en los medios occidentales los ataques y el acoso contra los musulmanes en Estados Unidos tras el anuncio de los resultados de las elecciones presidenciales, las mujeres con velo en este país en  ciudades como Chicago San Diego, Memphis, entre otras, se  han visto obligadas a ir a clases de defensa personal para hacer frente al acoso.


Los afroamericanos son otros grupos de personas que están en desacuerdo con la presencia de Trump en la Casa Blanca. El racismo y la discriminación contra los afroamericanos,  la violencia de la policía blanca y la matanza sistemática, son algunos de los motivos de protesta de los negros sobre el nuevo presidente de Estados Unidos. Gran parte de los negros del país viven en la pobreza  y sus niños están privados de una educación de calidad. En casos judiciales de muchos negros no se ejecuta un sistema de justicia justo para ellos. Todas estas discriminaciones e injusticias se han dado durante el periodo presidencial de  Obama, quien había prometido mejorar las condiciones y los derechos de los negros de  Estados Unidos. Así que hoy, naturalmente, la comunidad negra se siente más insegura con un presidente blanco racista. Según Gardian,  otro grupo oponente a Trump, es el movimiento “La vida de los negros tiene  importancia”. Todavía están en choque y siguen teniendo una programación para sus próximas medidas. Uno de los organizadores  de este grupo dijo a  Gardian que su movimiento,  después del anuncio de los resultados de las elecciones  sigue en "tristeza y luto". Nos hemos reunido con los miembros y partidarios  para ver qué podemos hacer ante la presidencia de Trump.


Ha aumentado la ira de  los partidarios de Hilary Clinton ante  la victoria de  Donald Trump, de tal forma que los grupos oponentes al presidente electo de Estados Unidos están trabajando en diferentes planes para impedir su investidura que se celebrará a principios del próximo año.
La corrupción y escándalo moral de Trump ha provocado la ira de muchos partidarios de los derechos de la mujer. En la programación realizada para la investidura del nuevo presidente, Gardian ha informado que sus oponentes tienen una decisión definitiva para poner en marcha un gran movimiento como la manifestación de un millón de mujeres en la capital de Estados Unidos a fin de expresar su rechazo respecto a los abusos sexuales contra varias féminas por parte del nuevo presidente estadounidense.


Otro grupo oponente de  Trump son los partidarios de la paz y activistas anti –guerra. Wall Street Journal informó que un grupo llamado “Answer”, cuyas siglas significa “Ahora trata de parar la guerra y acabar con el  racismo” ha convocado a sus miembros en la plaza Freedom de Washington en el día de  investidura de Trump para “protestar contra la guerra, el  racismo y la desigualdad”. Esta convocatoria en Facebook hasta ahora ha atraído a más de 21 mil de personas para participar en este movimiento de protesta.

 

Tags

Comentarios