Pars Today-En este programa estudiamos el esfuerzo de uno de los senadores norteamericanos en contra del derecho de la educación de los estudiantes iraníes en algunas carreras universitarias.

La educación es uno de los derechos básicos de todas las personas. Múltiples documentos internacionales, especialmente, la Carta Magna de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), han anunciado como uno de sus más importantes objetivos el establecimiento de la paz y la amistad a través de la educación. Esta educación tiene que ponerse a disposición de todos los miembros de una sociedad sin ninguna discriminación. En el preámbulo de la Carta Magna de la ONU se ha insistido en el abastecimiento del derecho de la educación, el crecimiento y florecimiento de todos los estratos de la sociedad sin ninguna discriminación. El derecho de contar con educación se ha anunciado también en el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el artículo 28 de la Convención de los Derechos de los Niños y en el artículo 13 de la Convención Internacional de los Derechos Culturales, Sociales y Económicos.
El artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU anuncia que “toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos. Asimismo, la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”.
El derecho de la educación es una parte de los derechos humanos que se ha reconocido oficialmente de forma internacional y en los múltiples documentos de los derechos humanos. Respetar el derecho de la educación de los ciudadanos, lejos de sus creencias religiosas, políticas, sexuales y raciales, es uno de los signos claros del compromiso de los gobiernos con uno de los aspectos importantes de los derechos humanos en el mundo. Este derecho tiene que otorgarse sin ninguna discriminación y en base a la grandeza humana a todas las personas, y los gobiernos deben usar las fuentes existentes para propiciar el terreno del acceso y uso de los ciudadanos de la educación.
Aunque en los documentos internacionales se ha insistido en el derecho de la educación lejos de los asuntos políticos y discriminatorios, las medidas unilaterales de algunos países poderosos aún contradicen los más claros reglamentos de los derechos humanos. Uno de los más importantes problemas vinculados a la expulsión y privación de la educación de  estudiantes capaces y talentos iraníes en el Occidente es su tendencia política y el establecimiento de los embargos. En este contexto, los estudiantes élites iraníes en EEUU se enfrentan con múltiples problemas debido a las medidas discriminatorias y las discrepancias políticas del gobierno norteamericano.
Según los informes oficiales, en el año estudiantil 2015- 2016, más de un millón de extranjeros estudiaban en las universidades de EEUU. Los extranjeros forman casi un 5 % del total de los estudiantes de EEUU. Esta cifra ha tenido un crecimiento de 1,7 % en comparación con el año estudiantil 2014- 2015. De modo que el número de los estudiantes iraníes en EEUU ronda las 12 mil personas. Esta cifra ha tenido un crecimiento de 8 % en comparación con el pasado año estudiantil y, después de La India, Vietnam y Nigeria, Irán tiene el mayor porcentaje de crecimiento. Irán es el décimo país desde el punto de vista del número de estudiantes que siguen una carrera en EEUU.
 
Según el informe del Instituto de Investigación de Washington, casi el 20 % de los estudiantes iraníes en el extranjero, vive en EEUU. Más de un 50 % de los estudiantes iraníes en EEUU sigue carreras de ingeniería. Una tercera parte de ellos son mujeres y un 75 % estudia las carreras vinculadas a STEM, es decir, ciencia básica, tecnología, ingeniería y matemáticas, un porcentaje que es el más alto entre 20 países. Los estudiantes iraníes también ocupan los primeros puestos en las evaluaciones.
De acuerdo con informes y noticias, recientemente, John Cornyn, uno de los senadores republicanos de alto rango, en una petición sobre el presupuesto defensivo del año 2019 busca evitar que se niegue la educación a los ciudadanos iraníes de las carreras vinculadas a la energía nuclear en las universidades e institutos educativos de EEUU. Esta petición, al lado de la Ley de Reducción de Amenaza de Irán y de los Derechos Humanos en Siria (ITRSHRA, por sus siglas en inglés) aprobada en el año 2012, prohíbe al gobierno norteamericano de expedir visado a un grupo determinado de iraníes. En el año 2012, Washington estableció la ley del establecimiento de embargos contra Irán y Siria. El pretexto de esta ley es considerar a Irán una amenaza para EEUU y la situación de los derechos humanos en Siria. Esta ley prohíbe a las universidades norteamericanas recibir a estudiantes iraníes en las carreras vinculadas a la energía nuclear, la ingeniería mecánica y la energía y se ha elaborado de una forma que las universidades rechazan a los estudiantes iraníes. La Universidad de Massachusetts ha sido la primera universidad que ejecutó esta vergonzosa ley contra los estudiantes iraníes. Algunas universidades en Nueva York y Virginia también simultáneamente se afiliaron a este embargo estudiantil. 
En el caso de la aprobación de esta petición a la Ley de Reducción de Amenaza de Irán y de los Derechos Humanos en Siria, el secretario del Estado norteamericano tendrá que abstenerse de expedir visado a cualquier persona extranjera que sea ciudadana de Irán o quiera viajar a EEUU para participar en un periodo educativo en un instituto de educación superior o prepararse para el empleo en el sector de la energía, ciencia nuclear o  ingeniería nuclear, o seguir sus estudios hechos en Irán de carreras vinculadas al respecto. Además, el secretario de la seguridad interna de EEUU también tiene que evitar la entrada de estas personas al suelo norteamericano.
El derecho a la educación y gozar de forma igual de los ambientes educativos y universidades de cualquier país, es uno de los más claros derechos de cualquier persona, e imponer discriminación entre los estudiantes en base a su nacionalidad es una violación obvia de los derechos humanos.
No expedir visado a estudiantes de algunas carreras significa establecer limitaciones a su desarrollo profesional, junto a la expulsión de algunos estudiantes iraníes bajo diferentes pretextos, constituye una violación clara de los derechos y compromisos internacionales de los gobiernos en el terreno del principio de la no discriminación que se ha anunciado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, y otros convenios y pactos globales. 
De igual forma, cualquier presión y limitación para privar a los iraníes de sus derechos legales en los terrenos científicos y tecnológicos es una violación de la Convención relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza, que en su primer artículo, condena muy claramente cualquier discriminación y privación en base al color de la piel, el sexo, la religión, la creencia política y la nacionalidad que provoca la destrucción de la igualdad o es al contrario de la grandeza humana.

El embargo es uno de los instrumentos de los países imperialistas para imponer presiones a los países que se oponen a sus políticas expansionistas. Después de la Segunda Guerra Mundial, EEUU utilizó mucho el instrumento del embargo para presionar a su rival, es decir: la antigua Unión Soviética. En realidad, el embargo, al lado de las políticas militaristas, ha sido un arma blanda para destruir al rival. No obstante, no ha sido solamente la antigua Unión Soviética que se convirtió en blanco de los embargos de EEUU. La victoria de la Revolución Islámica en Irán se encuentra muy lejos de los pensamientos racistas de las dos superpotencias, del este y oeste. Tanto EEUU como la desmembrada Unión Soviética consideraban a la Revolución Islámica como una amenaza contra sí mismos y el límite de su penetración. La victoria de la Revolución Islámica dio un gran golpe a las políticas de EEUU para Oriente Medio. La Revolución Islámica no solo sacó a Irán del ámbito de la penetración e influencia de EEUU sino que dejó una influencia considerable en toda la región del Oriente Medio. EEUU utilizó todos los instrumentos económicos, políticos y militares para presionar a la República Islámica de Irán. El arma del embargo ha sido uno de los más importantes instrumentos de EEUU contra Irán desde la victoria de la Revolución Islámica en el año 1979. En los pasados 40 años, EEUU ha establecido todo tipo de embargos contra los iraníes y se ha esforzado por obligarles a retirarse de sus políticas independentistas. Crear limitación a los iraníes que estudian en EEUU o a aquellos iraníes que pretenden viajar a dicho país por estudios supone uno de los embargos más hostiles contra Irán. Sin embargo, estas restricciones no han podido evitar el progreso y  crecimiento de la República Islámica de Irán. Sino, al contrario, los jóvenes iraníes, con una voluntad más poderosa que antes, han podido alcanzar nuevas tecnologías, especialmente, en el terreno del uso pacífico de la energía nuclear. Actualmente, Irán es uno de los países del mundo que ha logrado dominar el ciclo completo de la producción de combustible nuclear y lo utiliza en las centrales nucleares para casos médicos.

 

Jul 12, 2018 07:49 UTC
Comentarios