Pars Today-El juicio goza de un importante lugar en el Islam, entonces, un juez justo y equitativo puede allanar el terreno para divulgar la justicia en la sociedad, que es uno de los principios básicos del Islam. La aleya 58 de la sura Las mujeres (An nísa) dice:

Alá os ordena que restituyáis los depósitos a sus propietarios y que cuando decidáis entre los hombres lo hagáis con justicia. ¡Qué bueno es aquello a que Alá os exhorta! Alá todo lo oye, todo lo ve.
 
Además, la Constitución de la República Islámica de Irán, que está basada en los valores trascendentales del Islam, otorga gran importancia a la justicia y al poder judicial. Al comienzo del principio 156 de la Constitución leemos: "el poder judicial es un poder independiente y partidario de los derechos individuales y sociales y es responsable de la materialización  de la justicia". Además, de acuerdo con la Constitución, el Líder elige al presidente del poder judicial para garantizar la independencia de este poder.
 
La semana pasada, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatola Seyed Ali Jamenei, se reunió con los funcionarios del sistema de justicia del país con motivo de la Semana del Poder Judicial. Al inicio del encuentro, el ayatolá Jamenei afirmó que el nombramiento de la Semana del Poder Judicial, que coincide con el aniversario del martirio del ayatolá Beheshti, como muchas ocasiones del calendario del sistema islámico, se basa en el martirio y el sacrificio en el camino de Dios.
 
El 28 de junio de 1981 ocurrió uno de los más grandes ataques terroristas en la República Islámica de Irán. En este día explotó una potente bomba en el salón del Partido de la República Islámica, en Teherán y, como consecuencia, cayó mártir el ayatolá Seyed Mohamad Hoseini Beheshti, jefe de la Corte Suprema, junto con 72 funcionarios del país, entre ellos cuatro ministros, 12 viceministros y 30 parlamentarios.
 
Después de la victoria de la Revolución Islámica, Irán se enfrentó a una enorme ola de complots del grupúsculo terrorista de los hipócritas, que dejó un saldo de más de 17.000 mártires.
El ayatolá Jamenei, al indicar las pesadas responsabilidades del poder judicial, subrayó que "el poder judicial debe ser la manifestación de la justicia y el refugio de la nación, y el pueblo debe estar seguro que cuando se enfrenta a agresiones o a una violación de la ley, puede reclamar sus derechos con tranquilidad al recurrir al poder judicial".
 
Según el Líder de la Revolución Islámica, el cumplimiento de la ley, es la base de la vida social, y una de las tareas del poder judicial es luchar contra la violación de la ley y acabar con los violadores de la misma.
 
El ayatolá Jamenei describió la responsabilidad del poder judicial como gubernamental y crucial. En este sentido agregó: "Si el poder judicial funciona bien en el cumplimiento de sus responsabilidades, a saber, establecer la justicia, resolver las disputas y el castigo de los violadores de la ley, la gente estará satisfecha y feliz con el gobierno, de lo contrario, la gente estará insatisfecha".
 
El ayatolá Jamenei también resaltó: "Hoy, el poder judicial es blanco de la más intensa propaganda y presión mediática, tanto por parte de los enemigos en el extranjero  como por los ignorantes dentro del país", por esta razón, la correcta publicidad y la lucha contra las propagandas venenosas son inquietudes de los responsables del poder judicial.
El ayatolá Jamenei reiteró: "Hoy, a través de la propaganda y los complejos instrumentos mediáticos, el negro se presenta como blanco y el mal absoluto se describe como lo bueno; sin embargo, la mayoría de nuestros aparatos lamentablemente han subestimado las actividades artísticas y subestiman los medios de comunicación y el tema de ganar la confianza pública".
Por eso, el ayatolá Jamenei considera necesario hacer  propagandas correctas para informar a la gente sobre las acciones del poder judicial. Agregó que  la confianza de la opinión pública debe ganarse con la publicidad correcta, es decir, el reflejo artístico y efectivo de las realidades, de igual forma,  hizo hincapié en la necesidad de la continuidad de la reforma interna del aparato judicial, pues a su juicio, el poder judicial debe caminar hacia la corrección interna sin pausa.
 
En otra parte de su discurso, el Líder de la Revolución Islámica calificó de importante el papel del órgano judicial en la lucha contra la corrupción económica y reiteró: "En la solución del problema fundamental del país, a saber, la economía, el poder ejecutivo desempeña un papel principal; sin embargo, los poderes legislativo y judicial también son efectivos e influyentes".
Describió la creación de la seguridad en el ámbito económico como uno de los deberes del poder judicial y agregó que "el poder judicial debe actuar de tal modo y enfrentarse con los perturbadores de la seguridad que el ambiente laboral y de la vida de la gente sea seguro".´
 
El ayatolá Jamenei dijo que otra responsabilidad del poder judicial es combatir la corrupción económica  y agregó que este organismo debe "involucrarse y ser activo en este tema de manera abierta y efectiva". Enfatizó, asimismo, que la corrupción económica en Irán no es tan extensa como alegan algunos medios de comunicación. Al respecto, agregó: "La corrupción no es generalizada, la corrupción pertenece a un pequeño grupo de corruptos, hay pocas personas en los aparatos gubernamentales, en los dispositivos populares, en el entorno empresarial, no obstante, se debe enfrentar a estas pocas personas corruptas de manera firme y explicar el proceso a la gente".
 
El ayatolá Jamenei también expresó su satisfacción con las medidas del poder judicial para restaurar los derechos de la nación iraní frente a la intimidación de los enemigos y en contra de los llamados defensores de los derechos humanos.
 
El Líder también expresó su satisfacción por las medidas del poder judicial para restaurar los derechos de la nación iraní frente a la intimidación de los enemigos y en contra de los llamados defensores de los derechos humanos. "Respecto  al tema de los derechos humanos somos acreedores al mundo, no somos deudores", acentuó.
 
El ayatolá Jamenei se refirió a varios crímenes cometidos por los que alegan defender los derechos humanos, entre ellos los crímenes de los franceses para enfrentar al movimiento liberal del pueblo de Argelia que se cobró la vida de un  millón de loas 7  millones de personas en Argelia a mediados del siglo XX.
Para explicar este crimen, el Líder dijo que las catástrofes que provocaron los franceses en África, en Argelia y en otras partes, hacen temblar al hombre. Imaginen manchar un lago con petróleo y ese tipo de cosas, después trasladan a una gran multitud -mujeres, hombrees y niños- de una aldea hacia ese lugar (el lago) y luego empiezan a dispararles. Ellos, por temer, escapan al lago, luego se queman en ese lago. Esto hicieron los franceses", recordó.
 
Luego, el Guía iraní se refirió a la matanza del pueblo indio por los militares británicos en el jardín de Jallianwala en 1919 y agregó: En la India, 6 mil personas se congregaron en un jardín para protestar, los británicos los asesinaron a todos con ametralladoras, ¡6 mil personas en un día, o en medio día o en unas horas!, lamentó.
 
Los crímenes de EE.UU. contra los derechos humanos son abundantes y a lo largo de la historia, desde el asesinato de indios y negros hasta todo tipo de crímenes contra otras naciones. Por esta razón, el ayatolá Jamenei se refirió a las catástrofes en Siria, Yemen y Myanmar en la época actual. En este punto, ahondó: "Ellos alegan defender los DD.HH. Nosotros reclamamos  contra los mentirosos reclamadores de los derechos humanos".
 

El ayatolá Jamenei, al final de sus declaraciones, deseó éxito a todos los funcionarios del poder judicial del país, les pidió convertir este órgano en un poder judicial perfecto que pueda atraer tanto la satisfacción de Dios como del pueblo.

 

Tags

Jul 03, 2018 07:49 UTC
Comentarios