Pars Today-Estamos con Uds. con una nueva edición de esta serie deseando que sea de su agrado e interés. Como recordarán en el programa anterior les hemos dado a conocer las aguas del Golfo Pérsico, y les presentamos brevemente esta importante y estratégica área del mundo que forma además parte de la historia.

 También, nos hemos referido a que el Golfo Pérsico y el mar de Omán se encuentran entre los mares más ricos del mundo para todo tipo de peces y vida marina. En el programa de hoy, exploraremos brevemente las atracciones naturales de esta área. Ahora, les invitamos a que por favor nos acompañen como siempre.
La región del Golfo Pérsico y el mar de Omán, desde el punto de vista ecológico, tienen una enorme diversidad. La existencia de hábitats valiosos como los manglares, los arrecifes de coral y varias playas de barra y acantiladas, a la vez que crean hermosos paisajes naturales a lo largo de costas y áreas costeras poco profundas, han contribuido al crecimiento y la absorción de diversas especies de organismos marinos. Por tanto, en este programa les presentaremos brevemente el hábitat de estos animales.
Los manglares en la costa de Irán con una superficie de 20.000 hectáreas se han expandido en muchas áreas. Los bosques se extienden a lo largo del norte del Golfo Pérsico y mar de Omán, y en las costas sureñas de Irán cuentan con una longitud de 1.830 km. Entre las áreas en crecimiento de los manglares está la bahía de Gwatar que se encuentra en las provincias de Sistan y Baluchistán, entre las ciudades de Jask, Sirik y Jor Jamir. La mayoría de los manglares del sur de Irán son de Hara, pero en los bosques de Sirik también hay una variedad limitada de estos ejemplares. Aunque en los programas anteriores hemos tratado los manglares de Hara como áreas protegidas en el sur de Irán, pero debido a la importancia de estos bosques, en este programa nos referimos brevemente al papel de estos bosques en la región.
Los manglares o bosques de Hara son una de las características más destacadas de la vegetación de las regiones cálidas. Estos bosques consisten en plantas leñosas que crecen en áreas de mareas, estuarios, deltas, islas, pantanos salinos, y bahías. Los manglares son ecosistemas forestales adaptados al agua y al suelo salino. Estas plantas pueden tolerar bien la salinidad del agua de mar y, por su particular estructura fisiológica, repeler el exceso de sal. Cerca de 60 especies de árboles y muchas plantas, junto con miles de animales, entre ellos los mamíferos y las aves hasta los acuáticos e invertebrados viven en los manglares. La ubicación de los manglares en el límite entre el agua y la tierra hace posible que estos bosques proporcionen un hábitat común para los seres vivos terrestres y marinos. El sistema de raíces especial de estas plantas hace que las partículas se estabilicen en los sedimentos del fondo del pantano y causen la acumulación de materia orgánica. La materia orgánica desempeña un papel en la nutrición y el crecimiento de varias especies de peces y animales marinos. En las regiones de manglares de Irán se han identificado 151 especies de aves de 40 familias, 32 especies de peces, 20 especies de anfibios, 4 especies de mamíferos y varias especies de plancton. Entre las aves, podemos encontrar especies de aves raras en el mundo.
Los ecosistemas coralinos se encuentran entre las atracciones naturales más bellas del Golfo Pérsico. Los ecosistemas coralinos, como los manglares, debido a la abundancia de plancton vegetal y animal, son un lugar natural y de valor para el crecimiento de muchas especies de animales acuáticos. Las buenas condiciones climáticas en el Golfo Pérsico y el Mar de Omán han llevado a la formación de arrecifes de coral en la mayoría de las costas de la isla. Los estudios realizados indican que existen 40 especies de corales en el Golfo Pérsico que a menudo están alrededor de las islas de la provincia de Hormozgan y las áreas costeras de la provincia de Bushehr. Las extensas regiones de coral alrededor de las islas también han dado un auge a la pesca. Los arrecifes de coral surgen de la coexistencia de corales y algas (Zooxanthelae) que crecen a una temperatura promedio anual de entre 23 a 25 grados centígrados. Sin embargo, los corales del Golfo Pérsico pueden soportar temperaturas de 36 a 40 grados centígrados. Todos los corales del Golfo Pérsico se encuentran en áreas que generalmente penetra la luz a una profundidad de 50 a 60 metros. En general, los factores que afectan la presencia de corales son la salinidad, la temperatura, la luz y la turbidez del agua. Estas criaturas no toleran la sequía cuando por las mareas salen del agua. Las numerosas islas de coral en el Golfo Pérsico son ejemplos de numerosas comunidades de coral. Al igual que los animales marinos, las plantas marinas tales como las sestas, la alfalfa y las algas y otros tipos de plantas marinas son consumidas desde hace mucho tiempo por el hombre. Además de los bosques de Hara, las algas del Golfo Pérsico también se usan de diferentes formas. Cabe destacar que en el Golfo Pérsico se encuentran diferentes especies de algas marrones, verdes y rojas que se utilizan en la fabricación de productos químicos y farmacéuticos. Una gelatina llamada agar se extrae de las algas rojas del Golfo Pérsico, y se emplea en las industrias cosméticas, sanitarias, alimentarias y, especialmente en los cultivos celulares y en otros campos industriales y biológicos.
 
 
 
La cantidad total de hábitats y alimentos que se encuentran en el Golfo Pérsico, lo han convertido en el mayor refugio para los mariscos, en particular, para los delicados y pequeños acuáticos, como son los hermosos y coloridos peces decorativos, corales, ostras, moluscos, esponjas y pez novia se pueden mencionar. Por diversos eventos y problemas biológicos, muchos de estos animales acuáticos, que son las criaturas marinas más bellas de su especie, se han resguardados en el Golfo Pérsico donde viven desde hace miles años. Además, el Golfo Pérsico tiene cientos de especies de peces decorativos, algunos de los cuales como el emperador, son raros y únicos en el mundo. El camarón es también uno de los productos más valiosos del Golfo Pérsico y del mar de Omán. Según los expertos en pesca de Irán se han capturado más de 10 especies de camarones en las aguas del Golfo Pérsico, las más famosas son langostas y langostinos, que pesan hasta un kilogramo y a veces más. Anualmente se capturan alrededor de 32.000 camarones que viven en costas rocosas. En general, el camarón del Golfo Pérsico tiene mucho valor debido a su alto valor nutricional de proteínas, calcio  fósforo.
 

 

Jul 18, 2018 08:03 UTC
Comentarios