Pars Today-En el programa de hoy hablamos del melocotonero, un árbol que tiene una variedad de especies y se cultiva en diferentes regiones, especialmente en Irán.

El estudio de los nombres griego y latino del melocotón, cuyo  nombre científico es Prunus pérsica, indica que el nombre de este árbol deriva de la palabra PERSE (Irán), pero la evidencia histórica sugiere que el origen del melocotonero fue China.

Según documentos históricos, el melocotonero silvestre crecía desde hace 2200 años en las zonas del centro y el norte de China. Esta planta fue llevada a Asia Menor en el año 128 a. C. y en el siglo I se trasladó de Irán a Italia a una región llamada Provence.

 

Desde el aspecto de la apariencia, el melocotonero tiene hojas angostas, largas y dentadas. Sus flores son gruesas, de color rosa o rojo claro.

 

El melocotón, una fruta deliciosa que tiene un hueso grueso y duro, tiene dos variedades por lo que se divide en dos categorías: un tipo que está cubierto de pelusa y generalmente es carnoso, con el mesocarpo pegado al hueso y el otro con la piel lisa y  mesocarpo que divide el hueso. El melocotón es una de las frutas más suaves y más útiles en el verano.

 

Desde el aspecto de su composición química, todas las partes del melocotonero contienen amígdala (hasta 3%). La hoja de melocotón, además de glucosa, contiene lorosarazina y varios azúcares (sacarosa y dextrosa). La piel de este árbol contiene tanino.

 

100 gramos de melocotón contiene 83 gramos de agua, de 9 a 10 gramos de diferentes azúcares, vitamina A, B1, B2 y C, 93 g de nitrógeno, 48 g de pectina, 0. 5 mg de hierro y diversos minerales.

 

La flor, la hoja y el hueso del melocotón tienen beneficios terapéuticos. En la Edad Media el melocotón fue utilizado como una planta medicinal útil. La hoja del árbol era utilizado en el tratamiento de varias enfermedades, como la epilepsia, diversos parásitos; mientras que la piel de esta planta se utilizaba para quitar el mal aliento de la boca. La semilla del hueso era utilizado para aliviar los dolores de cabeza, trastornos digestivos, la gota, la incontinencia urinaria y diversas enfermedades, sin embargo, hoy en día se ha descubierto que la hoja del melocotón contiene amígdala y es probable que produzca una sustancia tóxica llamada ácido cianídico, por lo que no se recomienda comerla, pero su uso externo no es peligroso, nos referimos a sus efectos curativos. El polvo del núcleo de melocotón se usa para aliviar el dolor. En algunos casos, se masajea el área del dolor con el aceite de la semilla del hueso.

La aplicación de una máscara de melocotón fresco sobre la cara otorga efectos refrescantes a la piel del rostro. Para preparar esta masacra, se pela y se aplasta la fruta cuidadosamente, se aplica en la superficie de la piel por 20 minutos y luego se lava la cara con agua mineral.

Hoy en día, además del consumo de melocotón como una fruta nutritiva y sabrosa, rica en vitaminas, se consideran sus propiedades terapéuticas. El melocotón sirve para aumentar el apetito, es laxante y sedante. Además, el consumo de melocotón es útil para las personas alérgicas y calmar la comezón. El consumo de melocotón, aunque es dulce, no es peligro para las personas con diabetes. Sin embargo, no se debe consumir esta fruta de manera excesiva, debido a que provoca complicaciones digestivas, como flatulencias.

 

En las estaciones que no hay melocotones frescos, se puede usar en forma de computa o deshidratados. Una taza de pedazos de melocotón seco o deshidratado contiene 420 kilos de calorías y es muy rica, especialmente, en vitamina A, hierro y calcio. Cabe mencionar que el melocotón deshidratado es uno de los productos que exporta la República Islámica de Irán.

 

Tags

Jul 26, 2018 07:50 UTC
Comentarios