Hemos dedicado el programa de hoy a la presentación del kiwi (Actinidia chinensis).

El kiwi es una de las frutas descubiertas e introducidas por los botánicos en el siglo actual y tiene muchas propiedades. El kiwi tiene 20 especies diferentes, de las cuales 10 son comercialmente importantes en todo el mundo. Además, siete de estas se utilizan como ornamentales y otras tres especies como frutas.

 El kiwi tiene forma cilíndrica y, a veces, de huevo. La longitud de esta fruta es de 5 a 7 cm y su diámetro de 5 a 5,5 cm. El kiwi es de color verde parduzco. Su piel es muy delgada y casi irrelevante, está cubierta de pelusas cortas y gruesas, y se desprende fácilmente con la mano como si fueran patatas cocidas.

 

Esta fruta es dura, pero jugosa y carnosa. La parte carnosa es verde y contiene semillas finas y negras que son comestibles. El color verde de la fruta se debe a la presencia de clorofila, que no desaparece ni siquiera en las condiciones de almacenamiento o durante el proceso de maduración.

 El kiwi tiene un sabor agrio delicioso en una mezcla de los sabores de la grosella, la fresa y la piña. Por lo general, esta fruta es un poco agria en el momento de la cosecha y no es compatible con el gusto de todo el mundo. Por lo que se debe almacenar al menos durante una semana en un ambiente de 15 ° C hasta que se vuelva relativamente suave y esté lista para el consumo. En este sentido, las frutas como los caquis y los aguacates son similares al kiwi.

 Cabe mencionar que kiwi es el nombre de un ave en Nueva Zelanda que tiene afiladas y largas plumas marrones, pero que no puede volar. El kiwi se parece a esta ave, los maoríes (nativos de Nueva Zelanda) llamaron kiwi a esta fruta y hoy se conoce como kiwi en todo el mundo.

 

El kiwi es una fruta originaria del sur de China y, generalmente del este de Asia, desde Java hasta el Himalaya, que crece de forma natural en los bosques de esa zona. El principal origen del kiwi es el valle del Yangtze en el sur de China, donde se conoce como Yankatou.

 

No hay pruebas exactas de cómo y cuándo se trasladó desde China al resto del mundo, pero por primera vez, sus semillas fueron llevadas en 1906 por Alexander Allison de China a Nueva Zelanda. Después de descubrir y producir plántulas y preservarlas,  en 1910, por fin logró obtener las primeras muestras de esta fruta que tenían un alto grado de diversidad de segregación, luego, con el desarrollo de sus cultivos, proporcionó las primeras muestras de kiwi de alta calidad al mundo, de tal modo que, después, una gran parte de las regiones centro-oriental en la norteña  Nueva Zelanda se dedicó al cultivo del kiwi.

 El cultivo económico del kiwi comenzó desde la década 1930 en Nueva Zelanda, y ahora este país es el mayor productor mundial de kiwi en el mundo. El kiwi fue clasificado entre las mayores exportaciones mundiales de mercancías en la década de 1950.

 

En los últimos años, los países europeos, especialmente Italia, Francia, Japón, Australia y Estados Unidos (en el estado de California), también están expandiendo rápidamente el área de cultivo del kiwi.

 El kiwi se cultivó en Irán por primera vez en el año 1347 (2009) y debido a la adaptación de esta planta con las regiones del norte de Irán, se desarrolló su cultivo rápidamente y desde 1367 ya estaba disponible en el mercado interno de Irán.

Desde el aspecto de las propiedades medicinales, el kiwi contiene todo tipo de vitaminas del grupo (PP, E, C, B, A). Además, es rico en sustancias como tanino, zinc, fósforo, sodio, potasio, cloro, magnesio, calcio, cobre, azufre, hierro, manganeso, ácido fólico, cromo y composiciones de fibra.

 

Cada 100 gramos de kiwi contiene 300 mg de vitamina (D) y una cantidad considerable de azúcar. Según los estudios, la cantidad de vitamina (D) en el kiwi es de 5 a 6 veces mayor que la del limón y de 30 a 60 veces mayor que la de las manzanas. El kiwi regula varios sistemas corporales y reduce la grasa de la sangre, el ácido úrico y la glucosa. Esta fruta también tiene un efecto contra la fiebre y generalmente es muy útil para la salud.

Además de las propiedades terapéuticas que mencionamos, las otras partes del árbol del kiwi, como los tallos, se utilizan para la preparación del papel y pegamento de alta calidad, y sus hojas se utilizan como forraje, de sus flores y hierbas se extraen aceites aromáticos. Además de consumir el kiwi en forma cruda, se puede utilizar también en ensaladas, confitería, helados, mermeladas, compotas, etc.

 

El kiwi también es un buen suavizante para las carnes, gracias a la enzima actínida (Actinidin) que contiene, y también le da un sabor delicioso. Es recomendable el consumo del kiwi en el desayuno, el almuerzo o la cena, además se utiliza para decorar las comidas e incluso en la preparación del jabón.

 

Aug 09, 2018 07:07 UTC
Comentarios